La correcta selección del equipo auxiliar y su empleo para el manejo eficiente de los materiales puede hacer la diferencia entre un proceso marginal de transformación de plástico y una operación exitosa. Incorporar un sistema de esta naturaleza en la planta de producción, ya sea un sistema central, en varias etapas, ó un equipo individual, resultará en ahorros y mejoras en varias áreas. Algunas de ellas son:

Aunque el diseño adecuado de un sistema de manejo de materiales puede generar múltiples beneficios, una selección inadecuada de los elementos del sistema, parámetros incorrectos o una pobre selección pueden resultar en limitaciones operacionales o en problemas de mantenimiento. Los elementos de un sistema comúnmente empleados son: silos, silos de día, contenedores, bolsas, sistemas de transporte por vacío, secadores, dosificadores, mezcladores y separadores de metal, entre otros accesorios.

Algunos de los puntos por considerar en las reducciones de costos por la implementación de un sistema de manejo de materiales son las siguientes:

Aunque el diseño adecuado de un sistema de manejo de materiales puede generar múltiples beneficios, una selección inadecuada de los elementos del sistema, parámetros incorrectos o una pobre selección pueden resultar en limitaciones operacionales o en problemas de mantenimiento. Los elementos de un sistema comúnmente empleados son: silos, silos de día, contenedores, bolsas, sistemas de transporte por vacío, secadores, dosificadores, mezcladores y separadores de metal, entre otros accesorios.

Algunos de los puntos por considerar en las reducciones de costos por la implementación de un sistema de manejo de materiales son las siguientes:

Al evaluar si es más apropiado implementar un equipo individual o un sistema centralizado, se debe enfocar la atención en la naturaleza del material con el que se trabajará. El plástico en su estado virgen se encuentra en forma de pellet, granulo, flake ó polvo. Aunque la mayoría de las resinas se encuentran en forma de pellet, existen una variedad de factores por considerar:

Limitantes del llenado manual

El llenado manual de material en las máquinas de transformación de plásticos está acompañado de varios aspectos que pueden tener un impacto negativo en el proceso productivo. Diversas variables hacen difícil predecir y mantener una constante en los tiempos de ciclo, la calidad del producto final y la administración de recursos.

Cuando el llenado se realiza de forma manual, hay poco espacio en el área de producción, lo que restringe el desplazamiento del montacargas, de personal y de la materia prima. Esta situación puede propiciar mayores riesgos de accidentes y choques. Sin mencionar los errores humanos que puedan presentarse.

Otra de las limitantes de realizar este proceso de forma manual está en la pérdida de material por cuenta de mezclas poco precisas, contaminación de la materia prima e inclusive derrames mientras las bolsas son transportadas. El procesamiento de materiales higroscópicos puede verse afectado si durante su transporte se impregnan con la humedad del ambiente.

También se puede presentar una disminución de la productividad, ocasionada por paros en máquinas sin material.

Oportunidades de mejora con cargadores individuales

Pasar de la alimentación manual la alimentación manual a incorporar un equipo que permita realizar la carga de materia prima trae beneficios como:

Oportunidades de mejora con recibidores individuales con bomba de vacío central

Oportunidades de mejora con líneas dedicadas de material

Oportunidades de mejora con líneas de máquinas dedicadas

Con las líneas dedicadas de material (línea común) se tiene una línea de material compartida para todas las máquinas en lugar de una línea dedicada por máquina para cada material. La línea común de material tiene bajadas en forma de Y para cada punto de descarga a recibidores de material de vacío. Una ventaja de las líneas dedicadas por máquina es que se elimina la posibilidad de contaminación de materiales.

Oportunidades de mejora con un sistema de distribución automatizado