Con fibra de estopa de coco y resina de poliéster, un grupo de académicos y estudiantes del Instituto Tecnológico de Colima en México desarrollaron un prototipo de cubierta plegada para la construcción de viviendas.

José Ricardo Moreno Peña, doctor en arquitectura y medio ambiente, explicó que actualmente están trabajando en la factibilidad técnica de la resistencia de la fibra de estopa de coco y posteriormente abordarán el aspecto de confort en las viviendas.

El prototipo al principio tenía una resistencia de 50 kg/cm2, pero se logró incrementarla a casi 90 kg/cm2 en una segunda fase, lo que representó un 180% de eficiencia. Además se trata de un material sustentable, puesto que se utilizaría la estopa de coco que comúnmente se tira a la basura o se quema.

"En una primera etapa se empleó la fibra de coco como sustituto de la fibra de vidrio usada tradicionalmente, mezclada con resina. Pero dicho estudio no resultó como se esperaba y se presentaron otras áreas de oportunidad como el tratamiento de la fibra de coco, buscando un mayor rendimiento estructural a manera de malla que se consideró en este nuevo proyecto", informó la Agencia Informativa Conacyt en un comunicado de prensa.

En este desarrollo se utilizan los principios estructurales de una cubierta plegada, en la cual se utilizó la fibra de coco como materia prima, sin embargo, no es como cualquier lámina de construcción que hay en el mercado, pues su forma es la de dos pirámides que reparten las cargas a toda la estructura de la cubierta, según comentó Joel Vargas, uno de los estudiantes que participan en el proyecto.

Al final lo que los investigadores buscan es convertir este prototipo en una alternativa de autoconstrucción sustentable.