Page 35

TP Ago/Sep´15

nocimientos que ha recibido por la Sociedad de Ingenieros Plásticos (SPE, por su sigla en inglés). En particular, PolyOne fue premiada en la categoría de Innovaciones de reducción de peso, en conjunto con el proveedor de autopartes Ayfar Otomotiv, al reemplazar piezas metálicas en la iluminación delantera de vehículos todo terreno. Por otro lado, PolyOne también fue reconocida en la categoría de Plásticos y Electrónicos al remplazar piezas metálicas en la arquitectura de un sistema de iluminación tipo LED, producido por el especialista finlandés de iluminación Kruunutekniikka. El éxito de dichos proyectos de remplazo de piezas metálicas se basan en polímeros de alta especialidad con propiedades mejoradas de conductividad térmica, aislamiento o conductividad eléctrica. En respuesta a retos técnicos cada vez más exigentes, poco a poco, los compuestos reforzados con fibra de carbono comienzan a tener más resonancia en la industria automotriz. De hecho, según Lux Research, las fibras de carbono serán el principal refuerzo de los materiales utilizados en la industria automotriz para el año 2025. Para sorpresa de algunos, la implementación de soluciones con base en compuestos de fibra de carbono en la industria automotriz ha sobrepasado las expectativas y, por tal razón, las nuevas predicciones posicionan las fibras de carbono como una de las principales materias primas en la fabricación de autopartes a mediano plazo. Según las estimaciones más recientes, el mercado de fabricación de autopartes con compuestos resina/fibra de carbono alcanzará los 6 billones de dólares en el 2020, casi el doble de la anterior predicción dada por Lux Research. Esta cifra podría, de hecho, ser mayor si el costo de los compuestos reforzados con fibra de carbono llega a ser abordable en la producción de automóviles de serie. Por otra parte, las tendencias actuales en urbanización, conectividad y automatización sugieren un espectro más amplio de implementación para los compuestos de fibra de carbono. Los altos costos son la principal limitación para la integración de los compuestos de fibra de carbono, que por el momento han restringido su implementación en mercados poco sensibles a los precios, tales como el aeroespacial y el de equipamientos deportivos. Una muestra del ímpetu de las fibras de carbono en la industria automotriz es que las colaboraciones directas entre fabricantes de automóviles / proveedores de autopartes y los principales actores del mercado de fibra de carbono se duplicó desde el 2012. Por ejemplo, la colaboración entre Toray, Plasan Carbon Composites y Magna, que se consolidó recientemente, se perfila como uno de los principales referentes del mercado. Según Lux Research, es de esperar que a mediados del 2020 se presente una adopción masiva de los compuestos reforzados con fibra de carbono en la industria automotriz, gracias a la gran cantidad de patentes que se registraron sobre el tema a finales de la última década. TP www.plastico.com Búsqueda global: TP3004-automotriz www.plastico.com/guia-de-proveedores edición 4 - volumen 30 / agosto - septiembre 2015 33


TP Ago/Sep´15
To see the actual publication please follow the link above