Page 60

TP Ago/Sep´15

SUPLEMENTO ESPECIAL M 6 edición 4 - volumen 30 / agosto - septiembre 2015 www.plastico.com MÉXICO Plastimagen México cambia de fecha La edición 21 de Plastimagen México se adelantará unos meses, por lo que se llevará a cabo del 7 al 10 de noviembre de 2017, y no a principios de 2018 como correspondería, informaron los organizadores. “Se adelanta la fecha debido a los cambios en el calendario de los eventos más importantes a nivel internacional. Eventos internacionales líderes como NPE, Plast y Plast- Ex modificaron sus fechas y su frecuencia haciendo que se reconfigure el calendario mundial”, explicó la empresa E.J. Krause, en un comunicado de prensa. La compañía organizadora detalló que debido a que 2018 será un año saturado de eventos para el sector plástico mundial, se tomó la decisión de adelantar Plastimagen México unos meses para beneficiar a los expositores, ya que el 45% de los que se presentan en la edición mexicana son empresas internacionales. Por lo pronto, en 2016, Plastimagen México celebrará su 20 aniversario, y se realizará del 8 al 11 de marzo, en el Centro Banamex de la Ciudad de México, con una asistencia esperada de 30.000 profesionales del sector. A la fecha la expo, que ocupará 40.000 m2, está al 95% de su capacidad, con lo que se consolida como uno de los eventos más dinámicos para la industria del plástico de la región. noticias ©vodolej - Fotolia. Industria automotriz impulsará mercado petroquímico mexicano El mercado de productos petroquímicos en México alcanzará un valor de US $1,6 billones en 2020, impulsado por las inversiones en electrónica, electrodomésticos y automotriz, según revela un nuevo informe de la consultora Frost & Sullivan sobre oportunidades en el mercado petroquímico mexicano. “Una más alta producción de vehículos será el principal driver para el mercado petroquímico, hay una marcada tendencia hacia la fabricación de automóviles más ligeros para mejorar la movilidad y ahorrar combustible. Esto se traduce en una mayor demanda de materiales plásticos para reemplazar las piezas de metal, pero a la vez, disminuye la cantidad de caucho requerido por coche”, detalló la analista Mariana Guercia. Entre 2014 y 2020, el politereftalato de butileno (PBT) y estireno-butadieno-estireno (SBS) son los segmentos que se prevé que tendrán un mayor crecimiento a una tasa compuesta anual (CAGR) de 11,3% y 8,7%, respectivamente. El año pasado las mayores ventas las registraron el acrilonitrilo-butadienoestireno (ABS) y el caucho estireno butadieno (SBR). La analista señala que a medida que México ha firmado varios acuerdos comerciales con diferentes países se vuelve más atractivo para la mayoría de los fabricantes porque no tienen que pagar impuestos de importación. “Los bajos costos para establecer empresas en territorio mexicano estimulan las inversiones extranjeras, especialmente en nuevas plantas y fábricas de automóviles, electrodomésticos y productos electrónicos, que son los principales usuarios finales de estas resinas”, añadió Guercia. UNA M desarrolla polímero natural Tras una investigación de cinco años, un grupo de científicos de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) obtuvieron una molécula llamada ‘poliácido gálico’ a partir de ácido gálico y catálisis enzimática, cuyas propiedades permitirán su aplicación en empaques comestibles, electrónica y biomedicina. El equipo encabezado por el investigador Miquel Gimeno Seco comenzó el estudio del ácido gálico –que está presente en manzanas, arándanos, hojas de té, nueces y corteza de roble– buscando que fuera semiconductor y no sólo lo lograron, sino que descubrieron otras propiedades más interesantes por las posibilidades de aplicación. Otra ventaja de este polímero natural es que es una alternativa a partir de la química verde, que impulsa procesos biocatalíticos no contaminantes, así como disolventes ecológicos para crear un material que sustituya a los tóxicos derivados del petróleo. Además de sus posibles aplicaciones en electrónica, según explicó Miquel Gimeno Seco, el ‘poliácido gálico’ es soluble en agua y tiene capacidades antioxidantes y antimicrobianas, cualidades útiles en biomedicina y alimentos, por lo que podría servir como aditivo para empaques alimentarios libres de disrupción endocrina y empaques biodegradables que, incluso, podrían comerse y conservar su capacidad antimicrobiana (que impide el desarrollo de bacterias, hongos y levaduras) y antioxidante. De acuerdo con el especialista, este proceso puede lograrse al anclar su molécula de ‘poliácido gálico’ a otros biopolímeros de amplio uso con capacidad formadora de películas.


TP Ago/Sep´15
To see the actual publication please follow the link above