TP V31 E1 2016 P49

TP_FebMar2016

moldes l corazón de todo proceso de inyección es el molde. Sin embargo, muchas veces este valioso activo es tratado de manera inadecuada, con nefastas consecuencias para la productividad y la calidad de los productos moldeados. Si bien todos los ojos están en la negociación a la hora de comprar un molde, poca atención se presta al cuidado que se le da al mismo y a medir el verdadero retorno de la inversión durante su vida útil. Muchas veces por desconocimiento técnico emprendemos labores que van en contra de la integridad del molde y descuidamos aspectos tan básicos como el mantenimiento de los canales de enfriamiento. El método empleado para la limpieza debe garantizar que no afecta las tolerancias del molde (en otras palabras, garantizar que no es abrasivo y que no remueve el acero al limpiar) y también que llega hasta los últimos resquicios para remover corrosión, sarro o polímero degradado. Existen tecnologías que nos permiten tener una limpieza profunda, como la limpieza por ultrasonido, y que están disponibles desde hace varias décadas. Sin embargo, en América Latina aún no están siendo aprovechadas por desconocimiento. En este artículo revisamos el principio de funcionamiento de la limpieza de moldes por ultrasonido y conversamos con PyMPSA, fabricante de piezas moldeadas para la industria farmacéutica con sede en Guadalajara, México, quien desde hace un año es usuario de la tecnología. Principios de la limpieza por ultrasonido La limpieza por ultrasonido tiene la mayoría de las ventajas que uno sueña en un sistema de limpieza mecánico. Al usarla, se puede disminuir el tiempo de mantenimiento, mejorar la consistencia de la operación de limpieza y reducir el daño a las partes del molde. Consiste en someter al molde a la acción de ondas sonoras de alta frecuencia, mientras se le mantiene sumergido en un baño químico a temperaturas entre los 80°C y 90°C, típicamente. El tanque tiene adaptados unos transductores que convierten una señal eléctrica de alta frecuencia (20.000 Hz o más) en una señal acústica de 20 kHz. Lo que hace el ultrasonido es generar cavitación en el líquido, haciendo que se formen pequeñas burbujas de muy alta energía, las cuales, al subir por la masa líquida y encontrar material adherido al molde, lo remueven sin dañar las esquinas, cantos ni desprender los recubrimientos superficiales que pueda tener 1. Para la tecnología de ultrasonido se requiere normalmente de cuatro etapas. La primera fase de limpieza propiamente dicha, se logra mediante la combinación de una vibración mecánica, provocada por el ultrasonido, con la acción de detergentes y un efecto térmico producido por temperatura. Esta fase se diseña específicamente para cada aleación, sin comprometer su integridad. La segunda fase es la de aclarado, que tiene por objeto eliminar contaminantes residuales y los restos de detergente. La tercera fase es de protección y es opcional. Tiene como objetivo proteger la superficie de una posible oxidación. Finalmente, la fase de secado, que puede implementarse con un horno o con aire forzado, a través de una secadora al vacío con infrarrojos. Todo el proceso tiene lugar en tinas de acero inoxidable, donde se sumerge el molde completamente. Mantenga limpio su molde de inyección La tecnología de ultrasonido permite limpiar profundamente moldes de inyección, operando de manera segura y rápida. Conozca una descripción general de su principio de funcionamiento y un caso de estudio. Por Dr.-Ing. Laura Flórez, directora de contenido Equipo de limpieza por ultrasonido de Fisa. E 48 edición 1 - volumen 31 / febrero - marzo 2016 www.plastico.com


TP_FebMar2016
To see the actual publication please follow the link above