-01-RESLWC-IO-INTERNAS REVISTAEL PLASTICO 33-4 INTERNACIONAL 26

TP-33-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE-2018

El distribuidor líder en la industria del plástico. Visite nuestra página web para encontrar su oficina local en América Latina  Tel: (305) 887-6920  plastec@plastecusa.com  www.plastecusa.com de material de ensayo, añadido al comienzo del compostado. No deben presentarse diferencias significativas en el crecimiento y desarrollo de las plantas en los dos medios. En este aspecto, la norma australiana (AS 4736) es la más exigente al incluir la prueba de lombriz, en la que se usa un compost con presencia de lombrices y éstas deben sobrevivir a lo largo de la prueba. Características químicas: el plástico o producto deberá tener concentraciones de metales pesados (Cu, Zn, Ni, Cd, Pb, Hg, Cr, Mo, Se, As) inferiores al 50% de las prescritas para compost en el país donde se vende el producto. En este aspecto, la norma europea EN 13432 es más exigente que las normas estadounidenses al incluir más materiales en la lista de restricciones. Internacionalmente, existen entidades que certifican mediante logos que un producto cumpla con estándares de compostabilidad o biodegradabilidad. Algunos ejemplos son el instituto de productos biodegradables (BPI por sus iniciales en ingles) en Estados Unidos y DIN-Certco y Vinçotte en Europa (ver la figura 2), que permiten a los consumidores identificar los productos que cumplen con los estándares de compostabilidad y biodegradabilidad de las normas mencionadas anteriormente. Estos logos además dan indicaciones del tipo de tratamiento y ambiente que requieren los productos para su disposición. De esta forma es posible identificar si un material es apto para biodegradación o compostaje en el hogar, a nivel industrial, en tierra, en agua, entre otros. Las aplicaciones de los materiales biodegradables son muy variadas, pues tienen un amplio uso en agricultura, horticultura, textiles, dispositivos médicos y principalmente en el sector de empaques. Estos materiales presentan una alternativa sostenible de cierre de ciclo de vida de productos plásticos mediante la biodegradación y el compostaje, siempre y cuando se haga su disposición en las condiciones adecuadas. Si estos materiales llegan a un relleno sanitario, es muy probable que su comportamiento en este entorno sea igual a los desechos plásticos no biodegradables, ya que no se presentan las condiciones para que la biodegradación ocurra. TP Bibliografía 1 European Bioplastics, “Bioplastics market data 2017,” 2017. 2 B. Geueke, “Dossier – Bioplastics as food contact materials,” Food Packag. Forum, no. April, pp. 1–8, 2014. 3 M. Bent, “The Myth of biodegradation,” Eco Products, 2006. . 4 European Bioplastics, “‘Oxo-biodegradable’ plastics and other plastics with additives for degradation,” European Bioplastics, 2015. 5 B. de Wilde and S. Deconinck, “Benefits and Challenges of Bio- and Oxo-Degradable Plastics - a Comparative Literature Study - Final Report,” Belgium, 2013. 6 New Plastics Economy, “Oxo-degradable plastic packaging is not a solution to plastic pollution, and does not fit in a circular economy,” 2017. 7 B. De Wilde, “Experience on 20 years of biopolymer testing and certification: Challenges and new developments,” in 3rd International PLASTiCE Conference, 2013. www.plastico.com BÚSQUEDA GLOBAL: TP3304BIOPLASTICOS EDICIÓN 4 - VOLUMEN 33 / AGOSTO - SEPTIEMBRE 2018 www.plastico.com 27


TP-33-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE-2018
To see the actual publication please follow the link above