Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2019 Página 1 de 3

10 competencias clave de un gerente de producción

Por Wilmer Saavedra

Un líder en la industria del empaque, que ha ocupado cargos directivos por más de 30 años, reflexiona sobre las fortalezas que debería tener un director.

Existen diversos estudios acerca de cómo deberían ser los valores y comportamientos ideales de un gerente o líder… independientemente de cuál sea la industria a la que pertenece. Existen algunos comportamientos que todo gerente debería tener, ya sea que esté iniciando su carrera gerencial o haya estado en esta posición por años y busque revisar cómo ha sido su desempeño, para tomar medidas correctivas que lo lleven a un mejoramiento continuo.

Los comportamientos clave en un líder son:

  • Ser humilde
  • Ser ejemplo con sus actos
  • Organizar a sus colaboradores en equipo y apoyarlos
  • Ser ejemplo con su actuación
  • Desterrar a la micro-gerencia
  • Orientarse al resultado y establecer objetivos precisos
  • Evaluar según los objetivos propuestos y no por preferencias personales
  • Sea claro y transparente
  • Reconocer en público a quien lo merezca y corregir comportamientos
  • Tener perspectiva de futuro contando con su equipo
  • Planificar sus proyectos
  • Inducir a un clima tan respetuoso en la empresa como el que le gustaría que hubiese en su familia.

Desafortunadamente los comportamientos observados en nuestros países latinoamericanos nos muestran lo contrario. Si desea como empresa extranjera tener éxito en los países donde va a invertir o desea mejorar su desempeño como empresa local, no lo olvide: la clave del éxito radica en el trato dado al personal, y cada país en el mundo aprecia de forma distinta las diferentes competencias que debe tener un líder.

La importancia de la humildad en los líderes

Luego de trabajar en la industria del envase por más de 30 años, dirigiendo equipos productivos e intercambiando conceptos con otras plantas del América Latina y el mundo, tristemente debo comentar que el principal aspecto encontrado es la falta de lo que llamo humildad empresarial, o la capacidad que debe tener un líder para que, teniendo unas muy buenas relaciones personales, pueda exigir a su equipo de trabajo los resultados de los objetivos propuestos para alcanzar un alto desempeño de la compañía.

Lógicamente existe una serie de competencias que todo líder o gerente –en mi opinión estos dos términos son totalmente intercambiables— debe tener y acerca de los que haré mención posteriormente.

Las personas que normalmente tenemos a cargo deben ser dirigidas de la misma forma como lo hacemos con los hijos en nuestra familia: con mucho amor y exigencia. Cuando nuestros hijos cometen errores ¿nuestra decisión inmediata es despedirlos de casa? ¿O debemos dialogar con ellos para conciliar y corregir la desviación en el comportamiento?

Preferiblemente dialogamos y llegamos a un acuerdo… ¿verdad? ¿Por qué debería ser distinto en nuestras empresas?

Despedimos gente como primera opción (menor esfuerzo), específicamente porque no estamos cumpliendo como gerentes nuestra labor de líderes, la cual inicia desde el momento en que contratamos las personas. Generalmente hemos ubicado personas capaces y adecuadas en posiciones inadecuadas, y esa es nuestra responsabilidad.

El punto importante aquí es que los gerentes de nuestras empresas confunden la humildad con el “dejar hacer”, lo cual no es correcto. La diferencia entre una decisión autocrática, o un maltrato para conseguir resultados, y un trato adecuado para obtenerlos, es solo un tema de tiempo, poco duradero en el primero y de largo plazo en el segundo, sin contar con otro tipo de consecuencias secundarias como: pérdida de confianza, desmotivación y falta de entrega en las labores diarias por parte del personal, que finalmente son las bases del buen desempeño de una empresa en cualquier área de la industria mundial.

¿Por qué fracasan nuestros gerentes?

He analizado y revisado documentación de diferentes fuentes respecto al tema del liderazgo y he llegado a la conclusión de que nuestros gerentes fracasan porque:

  1. Tienen malas relaciones personales
  2. No saben formar ni dirigir a un equipo
  3. Se resisten al cambio

Estos tres puntos mencionados conllevan al no cumplimiento de las expectativas y metas de las posiciones, de la siguiente manera:


Palabras relacionadas:
Cualidades de un gerente de la industria del empaque, importancia de la humildad en los líderes, por qué fracasan nuestros gerentes, inteligencia emocional en un líder, competencias de un buen líder, pensamiento estratégico en un líder, pensamiento analítico en un líder, iniciativa en un líder, trabajo en equipo en la industria.

Acerca del autor

Por Wilmer Saavedra

Ingeniero mecánico con más de 30 años de experiencia profesional en la industria de envases flexibles como gerente de mercado, gerente de servicio al cliente, gerente de planta de producción, gerente técnico en la división de Envases Flexibles de Carvajal Empaques y hoy forma parte de Amcor Group.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados