Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2011 Página 1 de 3

Bioplásticos: actualidad del mercado

Por Laura Flórez, consultora editorial

Un recuento de las opciones más relevantes en bioplásticos para empaques, y un análisis de las tendencias que regulan actualmente el mercado.

La industria de bioplásticos ha llegado para quedarse. Esta es una verdad que se proclama a los cuatro vientos, y es muy probable que en el futuro se reconozca a los plásticos biobasados y biodegradables como la revolución más importante de la industria plástica de nuestra época.

El interés de los consumidores por contar con empaques sostenibles toca las fibras de todas las industrias. Grandes colosos, como Coca-Cola, han dado pasos firmes hacia empaques plásticos basados en fuentes renovables.

Este camino, sin embargo, es vertiginoso y no está exento de obstáculos. Mientras que algunos entusiastas han buscado embarcarse para desistir poco tiempo después por las dificultades que han experimentado, otros sufren por la escasez en suministros y otros más por el precio elevado. Todas estas cruces, sin embargo, año tras año van aligerándose: A la par con soluciones de mejor desempeño, la competitividad en precios mejora. Este año tomamos la foto del mercado de bioplásticos, haciendo una revisión de las novedades más sobresalientes y de las tendencias que marcarán el crecimiento futuro de este dinámico renglón productivo. 

Biobasados predominan
El término "bioplásticos" acoge a dos tipos de materiales: los plásticos que se generan a partir de materia prima renovable, aunque sólo sea parcialmente, pero que no son biodegradables. Este grupo recibe el nombre de "plásticos biobasados". El término también incluye a los plásticos que se generan a partir de materia prima renovable y se descomponen en el ambiente 100% y en un término de tiempo definido. Éstos reciben el nombre de "plásticos compostables".

De acuerdo con un informe publicado por Pira International, donde se hace una previsión del mercado de bioplásticos hasta 2020, las aplicaciones que más crecerán serán las de empaques de plásticos biobasados (es decir, con al menos un porcentaje de material renovable en su fabricación). De otro lado, los plásticos basados en almidón, celulosa y poliéster, y completamente biodegradables, no crecerán de manera tan acelerada y tendrían incluso una contracción en su mercado para el año 2020. El material con mayor crecimiento sería el polietileno verde. El PHA también ganaría relevancia.

Pese a que, dado el volumen, las aplicaciones de los bioplásticos aún se entienden como un nicho, la industria continúa creciendo a pasos agigantados, rodeando cifras del 20% anual. De acuerdo con predicciones de European Bioplastics, la asociación que representa los intereses de la industria europea de bioplásticos, en 2011 la producción de bioplásticos sobrepasará un millón de toneladas anuales. En el 2015, se espera que esta capacidad se duplique.

Durante la pasada feria Interpack, especializada en la industria del empaque, que se celebra cada tres años en Alemania, Hasso von Pogrell, el presidente de European Bioplastics, destacó el hecho de que los bioplásticos hayan llegado al sector de empaques significa que ya se ha pasado la barrera de transferir el producto a los consumidores. "Este es un paso importante para el sector de bioplásticos y, en el término medio, permitirá a la industria hacer la transición completa", afirmó.

Aplicaciones comerciales
Los bioplásticos están entrando a paso firme en las aplicaciones de empaque. Las multinacionales se las juegan por este tipo de materiales. Tal vez el ejemplo más representativo es Coca-Cola, que ha desarrollado la resina PlantBottle, basada parcialmente en caña de azúcar proveniente de Brasil. Esta resina, que tendría un desempeño idéntico al del PET, ahora está siendo usada también por el fabricante de salsa de tomate Heinz. El objetivo principal de este desarrollo es eliminar la dependencia del petróleo, reducir las emisiones de carbono y contar con una fuente renovable en el suministro de la materia prima.

NatureWorks LLC, compañía líder en el mercado de bioplásticos compostables que se ha encargado de abrir el camino a escala comercial para los materiales a base de recursos renovables, tiene entre su lista de clientes a empresas como Danone, Frito-Lay, Henkel, Stonyfield y Walmart. El material comercializado por NatureWorks se denomina Ingeo y es un biopolímero de ácido láctico (PLA), cuyo origen son azúcares de plantas, utilizado en una amplia gama de aplicaciones.

Por su parte, Braskem, con su polietileno verde, ha capturado la atención de empresas multinacionales como Tetra Pak, Johnson & Johnson y P&G, quienes ya cuentan con empaques basados en esta resina, cuya materia prima es eteno derivado de etanol de caña de azúcar.

Acerca del autor

Por Laura Flórez, consultora editorial

Por Laura Flórez, consultora editorial

Laura Flórez es ingenieria mecánica con estudios de doctorado en procesamiento de polímeros del IKV, en Aachen, Alemania. Actualmente dirige su propia empresa de consultoría, PM-Tec Engineering, con sede en Bogotá.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados