Artículos, proveedores, productos, etc.
Artículo
Anterior
12Siguiente
Página 1 de 2

Botellas de PET: El peso no lo es todo

Julio de 2012
Visión de un experto alemán en cuanto al potencial de ahorro en producción de botellas de PET y perspectivas futuras de desarrollo.

El tema de reducción de costos sigue siendo para la industria de PET, al igual que para casi todos los sectores de la industria plástica, un aspecto prioritario. En una entrevista concedida al diario -Zeitung, en Alemania, Arne Wiese, director de producto de Botellas y Formas de la empresa KHS Corpoplast en Hamburgo, discutió algunos de sus puntos de vista en cuanto al tema de reducción de peso. Tecnología del Plástico resume algunos de los puntos principales de esta entrevista.

Reducción de peso en botellas de PET: el límite está cerca
Wiese destaca que durante los últimos años, la tendencia en la reducción del espesor de pared ha estado presente sobre todo en botellas de PET descartables, para envasado de agua sin gas. Desde su punto de vista, el mercado se encuentra cerca de alcanzar el límite posible. Para bebidas carbonatadas o envases reutilizables, el espesor de pared no se ha reducido en los últimos años en forma importante, y no prevee que esta tendencia se incremente, debido a que una reducción de espesor en este tipo de aplicaciones reduciría la vida de anaquel. 

Hoy en día, una botella de PET de medio litro para agua sin gas pesa del orden de 8,7 g. En los próximos años, esta cifra podría reducirse hasta los 7,0 ó 6,5 g. Sin embargo, la aceptación de los usuarios hacia botellas de este tipo (que por supuesto carecen de la estabilidad de soluciones anteriores) no está dada. Los fabricantes de botellas deben tomar medidas en este sentido.

Medidas para ahorrar
Si se analizan los costos en la cadena de producción de envases ssoplados, los principales factores son los costos de materia prima, costos de producción y energía y finalmente, los costos de inversión en maquinaria. En comparación con el resto de rubros, el costo de maquinaria, de acuerdo con Wiese, tiene una relevancia menor.

El ahorro de energía es un factor importante para reducir costos, y en este tema se ha trabajado en la industria de manera constante. Mientras que hace diez años se necesitaban 35 bar de presión para soplar una preforma, hoy en día se necesitan tan sólo 20 ó 25. Y la tendencia sigue a la baja.

También la productividad es una oportunidad de rebajar costos. Mientras más botellas se puedan producir por cavidad, menor serán los costos de producción por unidad. De acuerdo con Wise, para botellas livianas de 500 mL, el estándar de hoy es producir cerca de 2.250 unidades por hora y por cavidad. Esta tendencia podría subir hasta 2.500 ó 2.700 unidades por cavidad-hora.

Otra oportunidad importante de ahorro es usar las llamadas máquinas de “bloque”. En este caso, la máquina de soplado está unida a la de llenado. Entre las ventajas de estas máquinas se cuentan el ahorro de espacio, logística e higiene. Sin embargo, dada la tendencia a que las botellas sopladas sean cada vez más delgadas, es importante que se manipulen lo menos posible antes de ser llenadas, para que no colapsen ni se comprometa su calidad. En este sentido, el llenado directo favorece la reducción de costos.

Anterior12Siguiente

Notas Complementarias

Otras noticias de Moldeo por soplado

Envases: Nuevas oportunidades en pared delgada

Encuentre proveedores de:
Artículos relacionados

Anunciantes Relacionados

Otros Anunciantes

(0) Comentarios
Nota complementaria

Recomendados
Blogs
La División B2B de Carvajal Información fue creada por el Grupo Carvajal, compañía editorial y de impresión líder en América Latina.
Todos los derechos reservados 2001-2013