Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2006 Página 1 de 3

Cadena de plástico de Brasil desarrolla programa Export Plastic para plásticos terminados

Laura Flórez

La cadena del plástico en Brasil desarrolló un programa de promoción de exportación de plástico terminado por transformadores locales.

Una de las grandes preguntas del sector de transformación de plásticos en América Latina, que se hace aún más latente frente a la perspectiva de firma de tratados de libre comercio, es cómo fomentar el crecimiento del mercado de exportación de productos plásticos. Desde hace varios años, las principales empresas y líderes de la industria en los diferentes países de América Latina han identificado este requisito como una clave para garantizar el crecimiento y, ante todo, el sostenimiento de la industria plástica transformadora en los mercados mundiales.

Pues bien, en la búsqueda de nuevas rutas para el crecimiento de las exportaciones de productos plásticos transformados, Brasil nuevamente se pone a la cabeza del continente con una iniciativa que no había conocido precedentes. Se trata de “Export Plastic”, una idea que se puso en marcha en diciembre de 2003, y cuyo objetivo es proveer a los convertidores plásticos brasileños de la perspectiva de mercado, la promoción internacional y la calificación tecnológica y administrativa necesaria para abrir a sus productos nuevas oportunidades de mercado.

La idea es aportar en forma centralizada “know-how”, con soporte nacional a través de la red de Sindicatos de Plásticos, a las empresas que, por su tamaño y estructura organizacional, no saben cómo exportar y tendrían que invertir sumas imposibles en la promoción que implica asistir a ferias, eventos y ruedas de negocios para ampliar su portafolio de clientes. Un grupo de especialistas en desarrollo de mercado recoge información comercial, suministra a un grupo de empresas asociadas capacitación en procedimientos de exportación y gerencia de calidad, promueve a las empresas a través de ferias y programas de contacto comercial, y suministra soporte operacional en los procedimientos de exportación, manejo de aranceles y logística internacional.

Por encima del ingenio que puede vislumbrarse tras esta idea, lo que más sorprende de la iniciativa es su ambición: La meta inicial era obtener cerca de 1.000 millones de dólares en exportaciones de artículos transformados hasta el año 2007, cifra que prácticamente se obtuvo en el 2005 y que ahora se proyecta a 1.300 millones en 2006. Este crecimiento es considerable, si se piensa que en el 2003 las exportaciones de productos plásticos terminados en Brasil rondaban los US$638 millones.

Pero aunque se vieran altas las metas, la realidad ha superado todas las expectativas. En el 2005, el sector exportó US$975 millones, creciendo un 23% desde el 2004, y un 97% desde el 2002. Esto ha permitido incrementar las metas de exportación del programa Export Plastic a 1.700 millones para el final del 2007. Las empresas asociadas al programa han crecido 2,5 veces más que el promedio de las empresas transformadoras en Brasil. En lo que va corrido del programa, los asociados han incrementado sus exportaciones en un 124% en precio, y en 96% en volumen.

Integración: el secreto detrás del milagro
Export Plastic surgió en el año 2001 en la región de Rio Grande do Sur, cuando 25 empresas gauchas acometieron acciones conjuntas de promoción comercial y exportación en la Fiergs, Federación de Industrias. En vista del éxito que tuvo esta iniciativa, la cadena petroquímica identificó la oportunidad y la importancia de embarcarse en un programa de gran escala, que abarcara todas las empresas a nivel nacional.

El programa es generado por la cadena integrada del plástico brasilero, en asociación con el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior a través de la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones, Apex-Brasil. La coordinación del proyecto ha estado a cargo del Instituto Nacional del Plástico, INP, y ha contado con el apoyo de Abiplast y Abiquim, asociaciones brasileras de las industrias de transformación del plástico y de la industria química, respectivamente.

En consumo de productos plásticos, Brasil ocupa la octava posición a nivel mundial. En producción de resinas termoplásticas, tiene 14 empresas petroquímicas. Al involucrarse en la promoción de exportaciones de producto terminado, la petroquímica, segundo eslabón de la cadena integrada del plástico, asegura que su producción se destina al consumo interno, y que la exportación de materias primas se reemplaza por la de producto terminado, de un valor agregado muy superior. Alentada por este objetivo, desde el 2003 toda la petroquímica brasilera provee una importante inversión financiera a Export Plastic, que busca incrementar la base de empresas exportadoras, aumentar el precio y volumen de artículos exportados y elevar el número de plazas de empleo directo.

Acerca del autor

Laura Flórez

Laura Flórez

Consultora Editorial Laura Flórez es ingenieria mecánica con estudios de doctorado en procesamiento de polímeros del IKV, en Aachen, Alemania. Actualmente dirige su propia empresa de consultoría, PM-Tec Engineering, con sede en Bogotá.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados