Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2020 Página 1 de 2

Ciudad de México no está preparada para la prohibición de bolsas plásticas

Verónica Alcántara, corresponsal en México.

El Reglamento de la Ley de Residuos que se publicó el 2 de enero pasado establece que las bolsas compostables serán las únicas permitidas para el traslado de bienes.

La prohibición de la distribución, entrega y comercialización de bolsas de plástico entró en vigor en la Ciudad de México sin que autoridades, sociedad e industria estuvieran preparados para ello.

A un mes de que comenzó a aplicarse esta medida, aún falta mucho por hacer para que ésta se convierta en una verdadera solución o parte de una solución al problema de la contaminación plástica.

“Todavía no estamos preparados para esta prohibición porque se establece la excepción para las bolsas compostables y todavía no contamos con la norma, con la certificación, ni con los laboratorios que nos permitan evaluar cuáles son y cuáles no soncompostables”, comenta Alethia Vázquez, investigadora del Departamento de Energía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Azcapotzalco.

Desde la aprobación de las reformas a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, las autoridades debieron convocar a la elaboración de la norma para evaluar la compostabilidad, certificar a los laboratorios que pueden evaluar la compostabilidad de los productos, la cual lleva de tres a seis meses y a veces hasta un año.

Y además se debieron crear mecanismos para la certificación de productos, crear un sello o una marca que indique que cierto producto o bolsa es compostable.Asimismo, las bolsas compostables requieren determinadas condiciones para degradarse, de modo que en opinión de la especialista, también se requiere modificar la forma en que se separan los residuos desde el origen.

“Hay que modificar la norma 024 (NADF-024-AMBT) para que los plásticos compostables se separen con la fracción orgánica y que esa fracción orgánica, toda, llegue a las plantas de composta, es decir, no basta con la prohibición, se necesitan muchísimas otras cosas”, destaca Vázquez.

Falta infraestructura

Uno de los principales problemas de la Ciudad de México es que no cuenta con infraestructura suficiente para el manejo de residuos. Hoy la capital del país cuenta con una población de nueve millones de habitantes, pero todos los días más de dos millones de población flotante realiza sus actividades aquí, lo que hace que todos los servicios estén en constante presión.

“La Ciudad de México es la ciudad más compleja del país y por lo tanto no va a haber soluciones fáciles para la gestión de residuos, todas las soluciones van a implicar que algunos pierdan y otros ganen, todas van a tener ventajas y desventajas, sin embargo, aunque muchas de las decisiones se toman con motivaciones políticas y económicas, a pesar de todo esto, a pesar de la complejidad, la Ciudad de México lo hace mejor que la mayoría de los municipios del país”, dice Alethia Vázquez.

A diario se generan un promedio de 13,000 toneladas de basura en la ciudad, según cifras oficiales, sin embargo, otras estimaciones que incluyen los desechos en la Central de Abasto y los casi 1,500 tiraderos clandestinos que hay en toda la capital del país, prácticamente llegaría a 20,000 toneladas por día, donde los plásticos representarían entre 13 y 21% del total.

Actualmente existen 12 estaciones de transferencia donde los camiones de basura entregan los residuos recolectados para sacarlos de la ciudad, es decir, cada día se envían 8,000 toneladas a relleno sanitarios fuera de la ciudad.

También ya ocho plantas de composteo, siete son de las alcaldías y una se la Secretaría de Obras, sin embargo, la eficiencia de estas plantas en general es baja, ya que de los residuos que ingresan solo se obtiene 20% de composta, cuando lo normal en una planta de estas es entre 30 y 40% de eficiencia.

Las plantas de composteo no se encuentran en buenas condiciones, por lo que la medida para fabricar los plásticos de un solo uso con materiales compostables añadiría complejidad al problema ambiental por falta de infraestructura para el manejo de este tipo de residuos.

“En general en nuestros municipios y ciudades no contamos con el manejo que permitiría que ocurriera esa biodegradación, entonces si el material no llega a un entorno adecuado no va a ocurrir el proceso, en este sentido, las empresas deben ser cautas si van a optar por la producción de bolsas biodegradables o compostables”, advierte la investigadora.

En suma, de los residuos que se generan diariamenteen la capital apenas se recupera 14%, un margen muy bajo si se considera la cantidad de residuos potencialmente recuperables.

Industria en jaque

La Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) informó que debido a la prohibición de bolsas en la Ciudad de México están en riesgo 141 empresas dedicadas a la fabricación de bolsas de plástico, que dan empleo a 8,270 personas y alcanzan un valor de producción de 9,000 millones de pesos.


Palabras relacionadas:
Prohibición de bolsas plásticas en Ciudad de México, porque prohibieron las bolsas de plastico, por que prohibir las bolsas plasticas, soluciones a la contaminación de los plásticos, prohibir los plasticos soluciona el problema de la contaminacion.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados