Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020 Página 1 de 2

Conozca el poder de seducción de un buen envase en Interpack 2020

El segmento de la confitería y la panadería es uno de los mejores exponentes de la influencia que tiene el envase en la decisión del consumidor en el punto de venta.

En confitería y panadería es común ver el beneficio del negocio con productos de temporada, en los que el envase juega un papel fundamental. No faltan ocasiones para lanzar ediciones especiales: el Día de la Madre, el Día de San Valentín, Pascua, Acción de Gracias, Navidades o Halloween.

Las distintas marcas y los fabricantes de envases se superan año tras año ideando nuevos productos, sabores y diseños acordes con las expectativas del cliente.

Para satisfacer las exigencias planteadas por la fabricación inteligente se precisan tecnologías e instalaciones modernas. Más de 1.000 fabricantes del sector de la confitería y la panadería expondrán las innovaciones del ramo en la próxima edición de Interpack, que tendrá lugar entre el 7 y el 13 de mayo de 2020 en Düsseldorf, Alemania.

Los visitantes podrán ver soluciones y productos relacionados con la confitería y la panadería en el nuevo pabellón 1 y en los pabellones 3 y 4, e informarse sobre las últimas tendencias que se registran en el sector.

El mercado de maquinaria para dulces y chocolates

El segmento de construcción de maquinaria para confitería se caracteriza por su alto grado de especialización y por su destacado dominio de las técnicas de procesos.

Este ramo está acostumbrado a las fuertes fluctuaciones del negocio exterior, ya que depende en gran medida de proyectos de gran envergadura. En 2018 el volumen total de máquinas para producción de dulces y chocolates en el comercio exterior internacional ascendió a 972 millones de euros, según la Federación Alemana de Construcción de Maquinaria e Instalaciones (VDMA).

Los fabricantes alemanes de instalaciones lideran el ʹrankingʹ de exportaciones, ostentando una cuota de mercado del 35 %. Les siguen los Países Bajos, con una cuota del 16 %, y a continuación Italia, que ocupa el tercer puesto con un 14 %.

La producción de temporada registra un auge constante en el segmento de la confitería. Los productos salen cada vez más deprisa al mercado. Por ejemplo, las chocolatinas de Pascua empiezan a venderse a principios de año.

De igual forma, los creadores alemanes de máquinas para confitería vienen registrando desde 2016 un aumento sustancial de los pedidos con destino a África, Oriente Próximo y Oriente Medio. Por efecto de la globalización, cobran importancia los envases protectores para dulces de calidad, ya que es necesario que estén adaptados a los requisitos especiales que supone la climatología extrema de estas regiones.

Por ello, el foco no solo se dirige al diseño, sino también a la hermeticidad del envase, condición indispensable para garantizar una óptima protección del producto. Empresas como Theegarten-Pactec están trabajando para ampliar la oferta de envases atractivos, más allá de las bolsas habituales, y que además sean aptos para proteger convenientemente los productos en climas tropicales.

Protección e higiene

Un tema prioritario para el ramo de la confitería y también para la panadería es la necesidad de garantizar unas condiciones de producción seguras e higiénicas.

Por tal razón de debe evitar, ante todo, que las estructuras presenten rincones y espacios huecos en los que puedan acumularse restos de productos, microorganismos o suciedad. De este modo se reducen las tareas de limpieza, se acortan los tiempos de inactividad y se minimiza el desperdicio de material. Al mismo tiempo aumenta la productividad de las instalaciones.

Los métodos CIP (Cleaning in Place) han ido extendiéndose en el transcurso de los últimos años. Unos sensores CIP especiales avisan cuando detectan la necesidad de limpiar una máquina. Con ello se evitan procesos de limpieza exhaustivos e innecesarios y, por tanto, se ahorra agua, productos de limpieza, energía y costes.

La producción de bollos, panes y panecillos está sujeta a condiciones higiénicas muy estrictas. Estos productos, especialmente el pan, ofrecen un caldo de cultivo ideal para la proliferación de hongos. La formación de moho siempre es resultado de una recontaminación, ya que todos los productos de panadería y bollería salen del horno libres de gérmenes.

Mediante procedimientos especiales y envases adecuados es posible alargar la durabilidad de los productos de panadería y bollería. Con ello, los panes envasados en fábrica pueden conservarse hasta tres semanas, en función del tipo de pan.


Palabras relacionadas:
Interpack 2020, confitería, panadería, envases, tecnologías e instalaciones modernas, Düsseldorf, maquinaria para dulces y chocolates, técnicas de procesos, hermeticidad del envase, Theegarten-Pactec, envases atractivos, bolsas habituales, protección, higiene, condiciones de producción seguras.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados