Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2005 Página 2 de 4

Corrosión en plásticos

Isabel Jiménez

Las fallas por SCC generalmente se presentan de manera inesperada y rápida después de un período de funcionamiento satisfactorio de la pieza. Las razones por las cuales las piezas fallan de manera inesperada están relacionadas con el hecho de que habitualmente las propiedades mecánicas y la resistencia química de un material se estudian por separado; por lo tanto, los efectos que pueda tener de la suma de estas sobre el material es desconocido. Además, en otros casos, la exposición al ambiente agresivo no debería suceder. Sin embargo, por accidente el material se expone a la sustancia corrosiva y junto con el esfuerzo que soporta (para el cual está diseñado), falla. Algunos casos sobre SCC en plásticos se presentan a continuación.

Algunos casos de corrosión en plásticos por SCC
El primer caso es el de la explosión de un cilindro de oxígeno, en un aparato de respiración utilizado por los bomberos para personas que sufren de asfixia en un incendio. El cilindro de oxígeno estaba formado por un recipiente que tenía en su interior un tejido de fibra de vidrio, que mantenía una presión de aproximadamente 31 MPa. El contenedor se encontraba almacenado en un carro de bomberos; de repente, estalló. La inspección de la pieza mostró un patrón regular en la forma de propagación de la grieta, típica de una falla por SCC. El análisis de la superficie reveló la presencia de sustancias ácidas que también se encontraban en limpiadores de rines de aluminio. Estas sustancias generaron corrosión sobre las fibras de vidrio que se encontraban bajo la presión del gas comprimido. Ambos factores generaron que la pieza fallara  (ver figura 1) [9].

Otro caso de SCC se presentó en una fábrica de reproceso de vidrio, cuando una línea de aire comprimido presurizada a 10 bar estalló con tal fuerza que tumbó el muro que se encontraba justo a su lado, por fortuna sin provocar víctimas fatales. La mayor parte del sistema de aire comprimido estaba formado por tubos de ABS. La investigación determinó que la causa de la explosión había sido la propagación de una grieta axial en el interior de uno de los tubos del sistema. El interior del tubo estaba cubierto por una gran cantidad de grietas, lo que llevó a los investigadores a concluir que el material había fallado por fatiga. Sin embargo, una segunda investigación demostró que en la tubería había residuos del aceite que se utilizaba en el compresor de aire, y el material falló por la acción combinada del aceite y la presión que soportaba la línea (ver figuras 2  y  3) [7].

Aunque los casos presentados anteriormente no han presentado victimas, existe un caso de SCC en el cual un tubo conductor de diesel falló, dejando un derrame del combustible que causó graves accidentes automovilísticos. En este caso, el accidente más severo fue el de un vehículo que perdió el control, y chocó con otro que se dirigía en sentido contrario de la autopista. La policía siguió el rastro de diesel en la vía, y éste los condujo a un club de golf, donde

identificaron el vehículo causante del derrame. Al investigar las causas, descubrieron que el tubo conductor de diesel presentaba un corte transversal en sentido radial. El Servicio de Ciencias Forenses determinó que, por la naturaleza del corte, éste había sido causado por vandalismo. Sin embargo, la policía se extrañaba de que un acto de vandalismo se cometiera cortando una parte tan difícil de acceder dentro del motor del carro. Por esta razón, llevaron la pieza al Departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad Abierta de Walton Hall, donde expertos determinaron que la causa del corte en la tubería no había sido vandalismo. La tubería se encontraba localizada justo debajo de la batería del carro y una fuga de ácido de ésta inicio la corrosión, que junto con la vibración del motor, provocó que la pieza fallara [8].

En todos los casos, es evidente que las piezas estaban diseñadas para soportar las presiones a las que estaban sometidas. Con lo que no se contaba es con que ese tipo de fluidos agresivos pudieran entrar en contacto con el material y causar fallas por SCC. Sin embargo, como ya mencionamos antes, el SCC no es la única clase de falla por corrosión que sufren los polímeros. Polímeros expuestos, por ejemplo, al medio ambiente, también sufren corrosión por estar sometidos a condiciones agresivas para ellos.

x
Milagros
16 de abril de 2018 a las 21:45

Hola, tu me pareció muy buena la información que encontré dentro de este artículo, pero podrías proporcionar algunas referencias donde hiciste consulta, por favor, gracias

RENATO
21 de mayo de 2017 a las 15:42

No había encontrado un artículo que hablara tanto de la corrosión en plásticos. Muchas felicidades. A mí en lo personal me servirá para un trabajo de tesis.

Katherine Belina
29 de marzo de 2017 a las 16:03

El tema de corrosión de plásticos muy interesante. Te felicito por el artículo

Notas complementarias

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados