Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2018 Página 1 de 3

EXOs: plástico en movimiento

Por: David Luna, director editorial en México

Luego de tres años en San Juan del Río, Querétaro, el fabricante de componentes plásticos para autopartes triplicó su producción y duplicó su planta laboral.

El plástico es cada vez más protagónico en la manufactura de automóviles. La composición de las cadenas de suministros de esta importante industria detona el crecimiento de empresas dedicadas a la producción de componentes hechos con polímeros. El presente texto describe el caso de una firma canadiense establecida en San Juan del Río, Querétaro (México), que está entendiendo muy bien cómo incorporarse a esta importante cadena de valor.

A tres años de su arribo a San Juan del Río, Querétaro (México), el fabricante de componentes plásticos para autopartes EXOs ha multiplicado por tres su producción y duplicado su planta laboral.

La necesidad de ser más eficientes en la entrega de sus productos y efectivos en el servicio intrínseco de su entrega de valor, los ha convertido en verdaderos especialistas, no solo en la producción de piezas plásticas con procesos de inyección y soplado, sino también en la fabricación de herramentales, en la manufactura de moldes para operaciones de soplado y en la reparación de moldes de inyección, mismos que en breve empezarán a fabricar también.

Comenzó como una necesidad de eliminar la huella de carbono por parte del corporativo, pues sus operaciones en Indiana empezaron a quedar distanciados de sus clientes, fabricantes Tier 1, 2 y OEMs que se fueron asentando en México poco a poco.

El crecimiento de la industria automotriz ha esculpido paulatinamente la infraestructura de las cadenas de valor de la manufactura en México y diseminado la necesidad de establecer procesos de producción locales bajo conceptos de clusterización, en una suerte de modelo porteriano a la mexicana.

Además de la reducción de costos, es la flexibilidad adherida a la cercanía del mercado estadounidense lo que en buena medida ha favorecido este fenómeno. Aunado a ello, es la especialización lograda en la mano de obra de ingeniería para manufactura en México la que ha servido como facilitador de esta construcción de cadenas íntimamente ligadas entre Canadá, Estados Unidos y México; misma que, a partir de competencias sumadas, ha entregado competitividad a la fabricación de automóviles, no solo estadounidenses, sino europeos y asiáticos.

El caso de EXOs es muy elocuente. Para esta empresa canadiense, con operaciones en Howe, Indiana, el peso gravitacional de sus clientes ya instalados en suelo mexicano los obligó a trasladar capacidad de fabricación. Francois Ouellet, director en México de la empresa, abre sus puertas a Tecnología del Plástico para explicar cómo se fue creando este proceso y la manera en que esto ayudará a mantener el crecimiento de la firma.

Ouellet habla perfecto español, pues desde hace ya 18 años llegó a vivir a México por asuntos profesionales y, más allá del idioma, es su ahora clara afinidad cultural la que lo puso en la mira como un candidato idóneo para apoyar a EXOs a buscar la nueva locación. La opción fue comprar la planta de le empresa Hudson Garden Products, dedicada a la fabricación de componentes plásticos para equipos de jardinería.

Después de formar parte del equipo a cargo del due dilligence, los directivos de la firma le pidieron quedarse al frente para tomar las riendas del proyecto, y la decisión fue la correcta, pues Ouellet, un creyente de la eficiencia operativa y la productividad, ha logrado que EXOs en México no deje de crecer.

Hudson Garden, tenía entonces una planta de 9.000 metros cuadrados construida sobre un predio de tres hectáreas en la ciudad industrial queretana de San Juan del Río.

Pero pasar de la fabricación de rociadores y equipos de jardinería a componentes para automóviles tuvo su reto.

Lo primero que hicimos fue comprar maquinaria, capacitar al personal y obtener algunas certificaciones, primero la TS, la VDA para Alemania y luego algunas propias exigidas por empresas como VW, GM, FCA, Calzonic y Dräxelmaier, explica el directivo.

Redibujando el layout

La fábrica queretana de EXOs se mantiene en expansión y han ampliado 6.000 metros de espacio productivo en los últimos tres años, con lo que ocupan ya la mitad del espacio total del predio. Esto los ha llevado a tecnificarse más y a incrementar su plantilla laboral, la cual es ya de 260 personas, todas ellas, cada vez más especializadas.

Este crecimiento es más que evidente en las líneas de producción de plástico. En la actualidad tienen ya una nave especial solo en inyección y una nueva para la producción por soplado. El almacén tuvo que ser ampliado para poder mover sus inventarios de materia prima, los de producto para embarque y el mismo de producción. Para ello, se ha construido la ampliación de más de media hectárea.

Así mismo, es evidente el movimiento de producto terminado; "todos los días tenemos entrega", asegura el director de la empresa. En lo que respecta a la materia prima, han colocado un silo de 60 toneladas que se conecta directamente al área de soplado, en donde actualmente cuentan con una ocupación de alrededor de 55 %, hecho que advierte de sus posibilidades de crecimiento. "Y aún tenemos espacio para ampliar el servicio y buscar más clientes", asegura Ouellet.


Palabras relacionadas:
EXOs en México, participación de EXOs en la industria automotriz, proyecciones de EXOs en México, proyecciones de EXOs en el sector automotor, impulso para la fabricación de autopartes plásticas en México, piezas plásticas automotrices en México, componentes plásticos para la industria automotriz mexicana, firma canadiense EXOs en México, funcionamiento de EXOs en México, fabricantes de componentes plásticos para autopartes en México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Industria automotriz