Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2018 Página 2 de 3

EXOs: plástico en movimiento

Por: David Luna, director editorial en México

Luego de tres años en San Juan del Río, Querétaro, el fabricante de componentes plásticos para autopartes triplicó su producción y duplicó su planta laboral.

El entrevistado agrega que cuando se trabaja para la industria automotriz es posible desarrollar planes de crecimiento ordenados, pues los contratos pueden ser de cinco o seis años, solo los acuerdos se llegan a establecer año y medio antes de siquiera arrancar la producción,

por lo que tienes tiempo de prepararte, porque ya sabes cuál es la pieza que se va a producir, incluso si es requerido se compra la maquinaria y se fabrican los moldes. Se pasa por el ciclo de acreditación, los ajustes y las pruebas de corrida para asegurar estar alineados con la velocidad de producción que será requerida por la ensambladora, entonces se estandariza la producción y hacemos las corridas conforme a los calendarios de los clientes, describe el ejecutivo.

Ouellet confirma que esto les ha exigido la incorporación de más maquinaria. De hecho, acaban de recibir siete máquinas de soplado y tres de inyección, las cuales están ya redibujando el layout de EXOs, pues "desde que llegamos, hace tres años, triplicamos el nivel del negocio y todavía tenemos espacio para ampliar la base del cliente sin contar lo que vamos a seguir desarrollando en el taller de moldes".

Jorge Luis Labra, supervisor de producción, explica que no todo es automotriz, pues en las líneas de soplado producen alrededor de 1.200 cestos para basura al día, ya que tienen clientes de enseres domésticos a los que les dedican atención. También, para este mercado se fabrican, por ejemplo, escurridores para vajilla y porta garrafones.

No obstante, es un hecho que

lo que está marcando el crecimiento son productos como los ductos de aire acondicionado que hacemos para GM. Hemos desarrollado mucha experiencia en el rubro y contamos con los herramentales, hechos en casa, para hacer pruebas de fuga y otros defectos que pudieran surgir. En un solo molde se fabrican dos ductos, que son los que conforman todo un sistema ubicado bajo el tablero de un auto. De estos se producen 600 piezas por número de parte, es decir, 1.200 piezas cada día, detalla Labra, en cuya área se producen hasta 40 piezas diferentes.

Jaime Enrique Zúñiga, jefe de producción, hace hincapié en que esperan crecer 20 % o 30 % en 2019, un aumento que se compara con el que tendrán con 2018. "Este crecimiento es neto, solo de producción. Antes salía de aquí un tráiler cada día.  Hoy, son ocho de estos camiones de carga los que suelen salir con mercancía producida aquí en San Juan del Río".

Zúñiga también advierte que el personal se duplicó en tres años (ahora son 260 empleados), además de que el perfil ha cambiado mucho, pues antes se hacía producto para el mercado detallista, mientras que ahora más de 70 % de la producción está destinada a la industria automotriz.

La normatividad exige mano de obra más capacitada y acorde a los lineamientos de estándares de producción como los ISO TS y el IATF. Tenemos personal bien calificado para el uso de máquinas CNC, control de calidad y también en el uso de plataformas de software tipo ERP, menciona.

Agrega que cada máquina que llega tiene algo nuevo, ya sea en tecnología de soplado o en el mismo controlador, y es fundamental mantenerse a la vanguardia. "Pues la automotriz no es una industria que espere", añade.

Control en tiempo real de la producción

La modernización en EXOs no se ha centrado únicamente en la incorporación de nuevos equipos, pues instalaron un sistema de gestión empresarial (ERP) para consolidar la información y control de todas las operaciones y los procesos de la planta. Cuando los canadienses tomaron la planta Hudson Garden apenas habían unas cinco computadoras, pero ahora estas pueden verse por doquier.

Francois Ouellet comenta que el sistema ERP Flex (de origen brasileño) les permite tener la información en la nube y, de esta manera, "sabemos en tiempo real lo que está pasando en cada máquina, además de que podemos ver al momento el impacto de la producción en el sistema financiero".

Actualmente cuentan ya con 50 estaciones de trabajo conectadas al sistema Flex, lo que les ha representado aproximadamente un millón de dólares de inversión, según lo expresó el directivo. Esta interconexión ha facilitado su incrustación a cadenas productivas de alta demanda como la automotriz.

Trabajamos con clientes que requieren mucha transferencia de datos electrónicos, los cuales están cargados en los módulos de producción, compra y entrega. Esto nos ha dado un alto nivel de sofisticación en acciones como etiquetado, trazabilidad, cuidado del inventario o planeación de la producción justo a tiempo; pero siempre en respuesta a cada cliente. A un OEM nunca le puedes parar una línea de producción, advierte Oullet.

El nivel de confiabilidad respaldado en tecnología no se limita al sistema de gestión, sino que se ha extendido también hacia el departamento de metrología. Ubicado en un extremo de la nave dedicada a la inyección de plástico, con ventanas que apuntan hacia el piso de producción, se encuentra el nuevo laboratorio de pruebas en el que se dimensionan las piezas antes de la producción masiva con un proceso de validación contra especificación.


Palabras relacionadas:
EXOs en México, participación de EXOs en la industria automotriz, proyecciones de EXOs en México, proyecciones de EXOs en el sector automotor, impulso para la fabricación de autopartes plásticas en México, piezas plásticas automotrices en México, componentes plásticos para la industria automotriz mexicana, firma canadiense EXOs en México, funcionamiento de EXOs en México, fabricantes de componentes plásticos para autopartes en México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales