Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2019 Página 2 de 3

Economía circular: tema latente de la K 2019

Dado que la crítica a los plásticos aumenta entre los consumidores, toda una serie de fabricantes de marcas internacionales ya se han comprometido a reciclar.

Un problema, por otro lado, es la calidad del material reciclado. Para la fabricación de piezas de plástico de gran calidad solo se puede utilizar material reciclado en perfecto estado. En la práctica, sin embargo, resulta casi imposible predecir la pureza de un plástico secundario hecho de material reciclado.

Thorsten Kühmann, director general de la Asociación de Maquinaria para Plásticos y Caucho de la VDMA, propone crear estándares para los plásticos reciclados: "hasta ahora, nadie que utiliza materiales reciclados conoce de antemano el nivel de calidad que va conseguir. Esto hace que los procesos sean menos fiables, ya que no es posible influir en la producción tanto como se hace con el material virgen estandarizado. Los plásticos reciclados serían mucho más fáciles de aceptar si existiera un estándar".

Hasta ahora, nadie que utiliza materiales reciclados conoce de antemano el nivel de calidad que va conseguir. Esto hace que los procesos sean menos fiables, ya que no es posible influir en la producción tanto como con el material virgen estandarizado. Los plásticos reciclados serían mucho más fáciles de aceptar si existiera un estándar".

Thorsten Kühmann, director general de la Asociación de Maquinaria para Plásticos y Caucho de la VDMA.

En cualquier caso: cuanto más limpios estén los residuos plásticos, más fácil será su transformación en granulado plástico de alta calidad. Por lo tanto, muchos expertos abogan por sistemas de recogida selectiva para que los diferentes plásticos no tengan que separarse en la empresa de reciclaje utilizando mucha agua y energía.

Necesidad de conexión en red

El núcleo de la gestión del reciclaje es la conexión en red de la gestión de residuos y el reciclaje con la producción. Hoy, esto es solo el principio.

"El principal obstáculo para el funcionamiento de una economía circular son los diversos grupos de actores", apunta Henning Wilts, experto en economía circular del Instituto de Clima, Medio Ambiente y Energía de Wuppertal. Existe un déficit de vinculación entre los procesos de recogida, reciclaje y producción más allá de los límites de la empresa. El intercambio de datos aún no se está llevando a cabo. Por ejemplo, un productor todavía no puede saber en qué plástico está trabajando la empresa de reciclaje y, por lo tanto, desconoce qué cantidades puede obtener. Además, las distintas áreas del ciclo suelen estar sujetas a normativas legales completamente diferentes. "Los sistemas se han desarrollado por separado durante décadas. Reunirlos supone un enorme reto", señala Wilts.

Sin embargo, merece la pena el esfuerzo de eliminar los obstáculos, no solo por motivos de protección del medio ambiente y conservación de los recursos. La Comisión Europea también considera que una economía circular es una contribución al aumento de la competitividad y, por tanto, un beneficio económico concreto. En calidad de experto en la materia, Wilts está de acuerdo: "si logramos establecer una economía circular, entonces sería tan eficiente y rentable que otros países seguirían el ejemplo". Quien comience con la economía circular cumple por lo tanto la función de servir de ejemplo a los demás. El uso de los plásticos como recurso para preservar el valor es también un argumento convincente para aquellos países y regiones en los que la solución al problema de los residuos plásticos no ha hecho más que empezar.

Aunque no todos los plásticos se puedan reciclar de forma rentable y ni todos los plásticos usados sirvan para la economía circular, también pueden resultar útiles. Gracias al reciclado térmico, es decir, la incineración, los plásticos ayudan a ahorrar el combustible necesario, por ejemplo, para las plantas de cemento. De este modo, el material básico, es decir el plástico, se utiliza al menos una segunda vez.

Todos los expertos están de acuerdo en un aspecto: para que algo cambie de forma sostenible y global, y para que la economía circular funcione de forma permanente, es necesario el apoyo y la cooperación de toda la cadena de valor, desde el fabricante de materiales hasta el consumidor final. El comportamiento sostenible comienza en el hogar y en la escuela.

Es fundamental concienciar a la población de todas las nacionalidades, grupos de edad y grupos sociales sobre el valor de los plásticos. Pero también es esencial un alto nivel de compromiso por parte de políticos y legisladores. El proteccionismo, que solo tiene en cuenta los propios intereses nacionales y una serie de influencias en relación con la política comercial, no ayudará a aplicar medidas apropiadas y a promover un replanteamiento general.


Palabras relacionadas:
economía circular en la industria plástica, economía circular en la feria K 2019, reciclaje y sostenibilidad en la K 2019, reciclaje en la industria del plástico, reciclaje de plásticos, tendencias en reciclaje de plásticos, edición 2019 de la feria K, temas de sostenibilidad en la K 2019, temas verdes en la K 2019, cierre de ciclo de plásticos, el reciclaje de plásticos como opción para la economía circular
x
Minerva
29 de julio de 2019 a las 14:10

Excelente nota. Es fácil creernos preocupados e interesados por el medio ambiente, solo por nuestra forma de rechazar o criticar ciertos productos dejando de lado los beneficios para los cuales fueron creados. Cuando deberíamos analizar nuestros hábitos de consumo, y tomar conciencia de nuestro papel dentro de la cadena de valor, y así realizar acciones que realmente aporten a la sustentabilidad económica, ambiental y social.


Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad