Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2019

El CO2 como materia prima alternativa para producir plásticos y su aporte a la economía circular

En la pasada pre K 2019, Covestro presentó una innovación para la industria textil a partir del uso de dióxido de carbono como materia prima sostenible.

El proveedor de materia prima Covestro, junto con la Universidad RWTH de Aachen y la Universidad Técnica de Berlín, trabajaron en el proyecto “Production Dreams”, en el cual se desarrolló un proceso que convierte el gas de efecto invernadero en material para la producción de elastómeros. Con dicha investigación, y considerando que los elastómeros normalmente se basan en 100 % de petróleo, fue posible reemplazar 25 % del petróleo por CO2, para generar un preproducto que se llama poliéter-carbonato-poliuretano.

Las primeras pruebas demostraron que los elastómeros producidos de esta manera tienen la misma calidad que aquellos basados totalmente en fuentes petroquímicas. Así mismo, este proceso es más eficiente desde el punto de vista energético y utiliza menos solventes, lo que conlleva a que su balance ecológico sea mejor que el de los procedimientos convencionales.

Sin embargo, el desafío estuvo en desarrollar un proceso continuo para lograr la producción industrial en masa, pues solo era posible trabajar pequeñas cargas en el laboratorio.

Bajo este hallazgo, la compañía presentó durante el evento de prensa de la K 2019 una novedad para la industria textil: fibras textiles elásticas fabricadas a partir de dióxido de carbono, reemplazando el uso del petróleo crudo. En colaboración con el Instituto de Tecnología Textil de la Universidad RWTH de Aachen y varios fabricantes textiles, Covestro colabora en la producción a escala industrial de estas fibras útiles para medias y textiles médicos.

Dichas fibras se fabrican con CO2 en lugar de aceite, un componente llamado cardyon que ya es usado para la espuma en colchones y los pavimentos o pisos deportivos, para ahora ser aplicado en la industria textil.

Ese es un enfoque más prometedor para permitir un uso cada vez más amplio del dióxido de carbono como una materia prima alternativa en la industria química y, además, ampliar la base de materiales".

Dr. Markus Steilemann, CEO de Covestro.

"Ese es un enfoque más prometedor para permitir un uso cada vez más amplio del dióxido de carbono como una materia prima alternativa en la industria química y, además, ampliar la base de materiales. Nuestro objetivo es utilizar CO2 en más y más aplicaciones en un proceso de economía circular, así como ahorrar crudo", señala el Dr. Markus Steilemann, CEO de Covestro.

Las fibras están hechas de poliuretano termoplástico (TPU) basado en CO2, utilizando una técnica llamada hilado por fusión, en la que el TPU se funde, se presiona en hilos muy finos y finalmente se procesa en un hilo de fibras sinfín. A diferencia de la hilatura en seco, que se utiliza para producir fibras sintéticas elásticas convencionales como el elastano o el spandex, la hilatura en fusión elimina la necesidad de disolventes perjudiciales para el medio ambiente. Un nuevo método químico permite incorporar dióxido de carbono en el material base, que también tiene una mejor huella de CO2 que las fibras elásticas tradicionales.

Además, lo que hace que las fibras de TPU basadas en CO2 sean tan especiales son sus propiedades: son elásticas y resistentes a la rotura y, por lo tanto, pueden usarse en tejidos. Las empresas iniciales de los sectores de la ingeniería textil y médica ya han probado las fibras basadas en CO2 y las han transformado en hilos, calcetines, tubos de compresión y cintas.

Adicionalmente, durante la 17ª Conferencia Internacional sobre la Utilización del Dióxido de Carbono (ICCDU, por su sigla en inglés), coorganizada por Covestro, se ratificó, una vez más, que este proceso tiene gran potencial, pues el CO2 de los gases de escape industriales, así como de la atmósfera, puede usarse para producir productos químicos, plásticos o combustibles de alta calidad, lo que podría emplearse para generar un ciclo cerrado de carbono a largo plazo como elemento central de una economía circular.

Otro de los temas centrales de la conferencia fue la combinación de CO2 con electricidad proveniente de fuentes de energía renovables. Por medio de este proceso, los combustibles y componentes químicos importantes como el metanol, el formaldehído o el ácido fórmico pueden ser producidos de una manera sostenible.

"La 'descarbonización' de la generación de energía, mediante plantas eólicas y solares con la ayuda del gas de efecto invernadero, puede contribuir a la 'desfosilización' de la industria química", explicó durante la conferencia Walter Leitner, profesor de la Universidad RWTH de Aachen, director del Instituto Max Planck de Conversión de Energía Química y uno de los presidentes de la ICCDU.


Palabras relacionadas:
dióxido de carbono para producir plásticos, Covestro produce plásticos a partir de dióxido de carbono, inclusión de CO2 en la producción de plásticos, uso de dióxido de carbono en la producción de plásticos, dióxido de carbono reemplaza petróleo en la producción de plásticos, uso de gases de efecto de invernadero para fabricar plásticos, proyectos de Covestro para producir plásticos a partir de CO2, nuevos usos del CO2 en la industria del plástico, fibras textiles fabricadas a partir de CO2
x
ARTURO HERNANDEZ
01 de agosto de 2019 a las 17:22

Felicidades !!! Cuando se considera estarà comercialmente a la venta ? Saludos


Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales