Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2008 Página 1 de 7

El diseño sostenible en ingeniería

Artículo desarrollado por SolidWorks

Más de 80% de los impactos ambientales relacionados con un producto se determina durante su desarrollo. Conozca la importancia del diseño en sostenibilidad.

¿Qué es el diseño sostenible?
El diseño sostenible es un método global y completo para la creación de productos y sistemas no perjudiciales para el ambiente, socialmente equitativos y económicamente viables. En términos ecológicos, significa que el diseño debe ofrecer beneficios obvios y cuantificables. Socialmente, es un diseño que cubre las necesidades de todas las personas implicadas en su producción, uso, desecho o reutilización; y económicamente debe ser competitivo en términos de mercado.

Automóviles de bajo consumo energético, edificios con energía solar, plantas de energía limpia, envases reciclables e iluminación de bajo voltaje son algunos ejemplos de productos que ayudan a equilibrar las necesidades de los consumidores con una buena gestión ecológica. Sin embargo, de manera realista, todos los productos tienen el potencial de ser diseñados para ser sostenibles si los ingenieros piensan realmente en la creación de mejores productos mientras usan materiales y prácticas que tengan un impacto positivo sobre el ambiente.

La implementación de los aspectos prácticos del diseño sostenible incluye las siguientes consideraciones:

  • Uso mínimo de material. ¿Puede cambiar el espesor de una pared de media pulgada a tres octavas partes de una pulgada sin comprometer su funcionalidad? (por ejemplo, el alojamiento de una TV de pantalla grande)
  • Mejor elección de materiales. ¿Hay actualmente algún plástico que no estaba disponible hace diez años y que facilite la producción, el reciclaje o el transporte por el mismo precio? (por ejemplo, polietileno reciclable de alta densidad (HDPE) en lugar de estireno butadieno acrilonitrilo [ABS])
  • Diseño para desarmar el producto con mayor facilidad. ¿Se puede diseñar el producto para desarmarlo, ya sea para repararlo o para realizar un reciclaje selectivo? (por ejemplo, utilizar lengüetas para conectar las piezas en lugar de pegamento)
  • Reutilización o reciclaje del producto al final de su vida útil. ¿Se puede diseñar el producto en módulos de manera que se pueda cambiar una pieza para actualizar su función (por ejemplo, reconsiderar la existencia de teléfonos celulares desechables vendiendo una tarjeta de función/ memoria deslizante que el consumidor pueda reemplazar)
  • Consumo mínimo de energía. ¿Existe un método o una máquina diferente para crear u operar el sistema que utilice menos energía en su funcionamiento? (por ejemplo, rediseñar una máscara de flujo de oxígeno de manera que utilice menos presión y un sistema de bomba más económico para el consumidor)
  • Fabricación sin producir desechos peligrosos. Por ejemplo, la eliminación correcta de la soldadura basada en plomo.
  • Utilización de tecnologías limpias como perspectiva fundamental. Por ejemplo, motores híbridos de automóviles.

¿Por qué es tan importante una nueva manera de pensar desde el punto de vista económico? La respuesta es que la demanda de recursos naturales crece más rápido que la oferta disponible, lo que encarece sus costos y, al mismo tiempo, también deben cumplirse las nuevas directivas ambientales.

Afortunadamente, los pequeños cambios de los diseños, basados en cantidades optimizadas de modernos materiales cuidadosamente seleccionados, fabricados con un uso mínimo de recursos y energía, generan un efecto positivo y holístico en el ambiente y la calidad de vida de las personas, contribuyendo al ciclo general de la sostenibilidad. Además, ofrecen el beneficio adicional de una mejor ventaja competitiva en el mercado internacional.

Europa lidera este cambio de mentalidad y recientemente ha propuesto una Política Integrada de Productos (IPP, por sus siglas en inglés) que no sólo promociona sino que fomenta el desarrollo sostenible. En un informe reciente, Cyon Research Corporation analiza este método: "IPP enfatiza que las mejoras más grandes relativas al impacto ambiental de los productos se pueden realizar durante la fase de diseño (antes de llegar a fábrica). La Unión Europea calcula que más del 80% de todas las repercusiones ambientales relacionadas con los productos se determinan durante la fase de diseño".

Por tanto, las empresas que priorizan la búsqueda de maneras tangibles y metódicas de reducir los costos de material y mejorar los procesos de producción serán líderes en el mantenimiento de los márgenes de beneficios.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad