Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2006 Página 1 de 3

Empaques rígidos en América Latina: Una industria en proceso de renovación

María Cristina Ocampo Villegas

La fabricación de empaques rígidos tiene una marcada tendencia hacia la actualización tecnológica en la región, según una encuesta.

Los retos en materia comercial que afronta América Latina, tanto en el ámbito de la integración continental como en los acuerdos de libre comercio que se negocian entre bloques y naciones, están obligando a sectores relacionados con el consumo masivo a renovarse tecnológicamente. Este giro influye directamente en la industria de los empaques rígidos.

Tecnología del Plástico realizó un sondeo entre veinte compañías localizadas en varios países de la región, y dentro de las respuestas más significativas encontró una marcada tendencia hacia la renovación. Es así como 60% de las empresas consultadas afirmó haber aumentado en el año 2005 las inversiones en maquinaria, mientras que 90% señaló, como un plan estratégico para incrementar la productividad en 2006, la posible inversión en nuevos equipos y tecnologías.

La tendencia hacia la renovación responde claramente a las circunstancias por las que atraviesa la región, ya que la industria de empaques rígidos está íntimamente ligada al crecimiento de otros sectores económicos y a la dinámica de la demanda de las familias. En 2005, la economía latinoamericana en su conjunto creció 4,3% según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Para el presente año, varios organismos multilaterales consideran que el crecimiento promedio de los países de la zona estará por el orden del 4%, consolidando así una etapa de estabilidad favorable para una región que requiere insertarse en los mercados internacionales.

Relación con otros sectores
El comportamiento de la industria de envases y empaques rígidos es un reflejo de lo que sucede en el resto de la economía. Esta industria provee a otros sectores contenedores, botellas, tarros, tapas, frascos, vasos y cajas plásticas, indispensables para el correcto empacado de los productos. Dentro de los principales clientes de la industria de empaques rígidos se encuentran productores de artículos de consumo masivo como son alimentos y bebidas, medicamentos, cosméticos y detergentes.

En 2005 se empezó a registrar una reactivación de la demanda en varios de los países de América Latina. El sector de alimentos y bebidas es el más dinámico. Muestra de esto es la reciente inversión de 10 mil millones de dólares realizada por la multinacional Suiza Nestlé en Venezuela para ampliar su planta de producción de alimentos, bebidas, lácteos y confites en ese país. El sector de alimentos y bebidas utiliza empaques rígidos básicamente para los refrescos, el agua embotellada, los aceites comestibles, las salsas y las gaseosas. De la misma manera, los productos lácteos son grandes consumidores de empaques rígidos de plástico.

De otra parte, la agroindustria de la región identifica un cambio de tendencia del mercado de bebidas. Un segmento significativo de los consumidores prefiere los productos no alcohólicos, naturales y saludables, favoreciendo el desarrollo de las bebidas a partir de frutas, tanto para abastecer los mercados externos como los mercados domésticos de cada país. La agroindustria latinoamericana generó un dinamismo importante que la ha llevado a incrementar la demanda por envases y empaques plásticos. Igualmente, este dinamismo aumenta también la exigencia en cuanto a la calidad y diseño de los productos.

Este comportamiento se refleja en los resultados del sondeo. De las empresas que respondieron, 60% cuentan con Certificación ISO 9001, en tanto que 25% se encuentran desarrollando el proceso para lograr la certificación internacional.

¿Qué pasa con la rentabilidad?
Cálculos aproximados indican que 40% del mercado en la región está siendo atendido por empresas pequeñas y medianas que procesan menos de 10 mil toneladas anuales de resinas.

A pesar del dinamismo mostrado por la economía de la región y el incremento de las ventas reportado por el 80% de las empresas consultadas, la rentabilidad solamente aumentó para el 25% de las compañías y permaneció estable para el 35%. Esta situación puede ser explicada por dos razones: el incremento en el precio de la materia prima y la falta de eficiencia empresarial.

En el primero de los casos, el 75% de los encuestados afirmó haber sentido el efecto del aumento en los precios de las materias primas. Las resinas que se emplean en mayor porcentaje para la elaboración de empaques y envases rígidos son PEAD (42%), PP (25%) y PET (16%). Al ser derivados del petróleo y debido al incremento considerable del crudo en el último año, buena parte de la rentabilidad esperada debió destinarse a cubrir los mayores costos de producción que no habían sido proyectados. No obstante, 55% de las empresas trasladaron este incremento de los costos a los precios de venta del producto final, en tanto que el 10% se vio obligado a reducir sus precios de venta.

Acerca del autor

María Cristina Ocampo Villegas

Periodista y economista. Colabora en temas económicos para varias publicaciones especializadas y es catedrática universitaria.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Empaques

Documentos relacionados