Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2019

Emprendedores crean EPS biodegradable a base de hongos

Este material es 100 % vegetal y cumple todas las funciones del Unicel tradicional para embalaje; además, después de usarlo se puede convertir en abono.

La empresa Radial Biomateriales, fundada por cuatro emprendedores mexicanos, está prácticamente lista para escalar a nivel industrial la producción de un 'biocel' o poliestireno expandido (EPS) biodegradable, desarrollado a partir de residuos agroindustriales y micelio de hongos.

Los egresados del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso), Rodrigo Martín Barrientos, de Ingeniería Financiera; Daniel Díaz Tazzer Herrerías, de Ingeniería Ambiental; y Amador Duarte González y Ricardo Muttio Limas, de Arquitectura formaron su empresa con la idea de desarrollar proyectos de diseño y arquitectura, con un enfoque de responsabilidad social, ambiental y económico.

Después de experimentar con diferentes desarrollos, se encontraron con un kit casero de cultivo de setas comestibles, donde el sustrato de hongos se solidificaba al finalizar su vida útil, lo cual encendió la veta de diseño de los egresados, quienes comenzaron a reaprender biología y a prepararse en otras áreas relacionadas para poder crear el 'biocel'.

"Lo que vemos en el biomaterial es el micelio del hongo, que es una red de microfilamentos muy densa y que en este caso sirve como aglutinante", explicó Ricardo Muttio Limas, en una entrevista publicada en la página web del Iteso.

Lo que vemos en el biomaterial es el micelio del hongo, que es una red de microfilamentos muy densa y que en este caso sirve como aglutinante".

Ricardo Muttio Limas, en una entrevista publicada en la página web del Iteso.

Este material es 100 % vegetal y cumple todas las funciones del Unicel tradicional para embalaje, ya que puede absorber impactos para proteger los productos empacados, es ligero y aislante. Su ventaja es que después de usarlo se puede tirar en un jardín y en menos de 30 días se reintegrará al suelo, convirtiéndose en abono.

Además de cursos presenciales y en línea sobre biotecnología, micología, administración, gobierno corporativo y obtención de fondos gubernamentales, los emprendedores han recibido capacitación en el Centro para la Gestión de la Innovación y la Tecnología (Cegint) del Iteso, en temas legales, de propiedad intelectual, marca y prototipos, entre otros.

Actualmente, Radial Biomateriales cuenta con un laboratorio de microbiología, una solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para el sustituto de Unicel y ha sido acreedora a diversos premios entre ellos el Premio Nacional FedEx Crece tu Pyme 2019, con el que recibieron 475.000 pesos mexicanos para continuar con su emprendimiento.

La importancia de este biomaterial es que puede crearse a partir de cualquier tipo de desecho agroindustrial, de modo que se puede desarrollar en Jalisco con bagazo de agave, en Veracruz con residuos de caña de azúcar, en Chiapas con los desechos de café, en China con paja de arroz o, incluso, con el sargazo que puede ser una excelente fuente de celulosa para el hongo.

"Podemos generar economía alrededor del residuo de la región, reduciendo costos de producción que, además, ya son muy competitivos en comparación con el Unicel convencional. Al menos, 40 % menos por costo de producción artesanal. Escalando la producción, se pueden bajar aún más los costos", comentó Rodrigo Martín Barrientos.

La empresa está en proceso de escalar la producción del Unicel biodegradable a nivel industrial, así como iniciando otras líneas de investigación para adaptar este mismo material para aplicaciones en la industria de la construcción y en productos desechables.

Asimismo, ya trabajan en el desarrollo de otros materiales, como un sustituto de maderas aglomeradas para su uso en diseño industrial y un cuero vegetal hecho a partir de hongos para la fabricación de cinturones, carteras o mochilas.

Aunque sus principales desarrollos están basados en hongos, los emprendedores no descartan experimentar con otros organismos vivos, como algas, levaduras o bacterias. Al momento, la empresa busca vincularse con centros de investigación, instituciones y laboratorios que sumen herramientas para continuar con el desarrollo de biomateriales.

Lo cierto es que este 'biocel' podría ser una gran alternativa, pues de acuerdo con la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) se estima que en México el consumo de productos de EPS o Unicel es de alrededor de 125 toneladas anuales, pero la cantidad que se recicla es apenas 3 % del total, por lo que una opción biodegradable tendría un impacto significativo en la generación de basura a escala nacional.


Palabras relacionadas:
EPS biodegradable a base de hongos, EPS biodegradable, Unicel biodegradable, Icopor biodegradable, poliestireno expandido biodegradable, Radial Biomateriales, Radial Biomateriales desarrolla EPS biodegradable, biomateriales de Radial Biomateriales, bioplásticos, biopolímeros, plásticos biodegradables
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales