Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2019 Página 2 de 3

En Perú, la industria se reinventa frente a la regulación de plásticos de un solo uso

Por: Dr.-Ing. Laura Flórez, directora de contenido

En 36 meses de entrada en vigencia la ley, se prohíbe la fabricación de bolsas, que no sean reutilizables, para importación, distribución, entrega y consumo.

Liderando el cambio

Pamolsa es una de las empresas más grandes de empaques del Perú. Fabrica empaques para servir a los sectores de alimentos, mercado industrial, food service, institucionales, mercado masivo y supermercados. Todos son atendidos actualmente con productos de resinas plásticas como PP o PS, rígido y espumado, y PET. También tiene una línea de cartón para vasos y envases. Además, es una de las empresas que más impacto sufriría bajo la nueva regulación, pues hoy en día el 40 % de su producción son artículos de poliestireno expandido o, como se le conoce localmente, "tecnopor", un material que no tendría cabida en Perú de acuerdo con la nueva ley.

Frente a este panorama, la empresa ha tomado un papel de liderazgo y desde hace dos años empezó a buscar alternativas. Enrique Sarco, jefe de responsabilidad social empresarial de Pamolsa, destaca que los consumidores están buscando productos degradables. "Dentro de todo el impacto que puede tener el ciclo de vida de un producto, los consumidores están muy enfocados en el fin de vida", afirmó.

Dentro de todo el impacto que puede tener el ciclo de vida de un producto, los consumidores están muy enfocados en el fin de vida".

Enrique Sarco, jefe de responsabilidad social empresarial de Pamolsa.

Para lograr la biodegradabilidad, Pamolsa lanzó el año pasado su nueva línea de empaques Bioform, que comprende envases de cartón y de fibra producidos a partir de bagazo de caña. "De esta manera te desligas de la tala de árboles", señaló Sarco. La empresa ha estado trabajando en varias soluciones, buscando tener alternativas resistentes al calor, compostables, biodegradables y reciclables.

Sin embargo, Sarco destacó que hay casos en los que el cartón no puede reemplazar al plástico, porque este tiene una mejor barrera y permite conservar mejor los alimentos. "Cuando el plástico es bien utilizado y bien dispuesto es un gran producto, entonces lo que estamos haciendo es trabajar fuerte en el reciclaje la reducción del peso", aseguró.

Cerrando el ciclo

Para Pamolsa, la solución ideal está en el reciclaje. Por eso relanzó el año pasado su empresa de reciclaje de PET, bajo el nombre de Recicloplas, y viene invirtiendo fuertemente en mejorar el acopio, desarrollar nuevos proveedores y trabajar en educación. El año pasado, Recicloplas logró recuperar 2.800 toneladas de PET y para este año tiene como objetivo recuperar 5.000.

Por ahora, la empresa solamente recicla PET, pues la normativa peruana no permite utilizar más materiales reciclados para contacto con alimentos. Del 40 % al 50 % de material que se consume en Pamolsa en envases de PET, hoy en día es reciclado, proveniente de Recicloplas. Con esto la empresa beneficia a 700 personas en la cadena de reciclaje, con empleos directos e indirectos.

Sarco afirmó que aún hay muchos desafíos para que la industria del reciclaje de plásticos crezca. "En Perú el reciclaje es bastante informal todavía. Las cifras que se manejan son 500 mil personas que viven del reciclaje a nivel nacional, a un 97 % de informalidad", continuó. A la empresa formal se le hace muy difícil comprarle al informal, porque no hay facturas, luego el ciclo es cerrado por informales. "Se tiene que trabajar bastante para formalizar el reciclaje", opinó.

Uno de los grandes trabajos que hay para favorecer la recuperación desde el origen es mejorar la identificación de los productos, con signos claros, para que pueda hacerse una buena separación.

Se necesita cambiar, pero aún no es claro cómo

Al preguntarle cuál es su posición respecto a la ley de plásticos, Sarco aseguró: "no estamos en contra de la regulación, porque sí hay un uso indiscriminado de plásticos. Hay una falta de educación y hay que trabajar recolección de residuos sólidos y segregación". Sin embargo, resaltó que la empresa no está de acuerdo con la prohibición: "no está bien echarle la culpa a un material de la mala gestión que hace la gente".

Sarco no ve como alternativa real reemplazar todos los productos por plásticos biodegradables: "no hay una gran oferta a nivel mundial, es difícil conseguirlos. Logramos realizar unas pruebas con PLA, pero el precio es más alto y hay poca oferta, luego hay que ver si el mercado está dispuesto a pagarlo". Además, Sarco destacó que actualmente no podría verse el beneficio de degradación porque no hay instalaciones apropiadas para la disposición de residuos. "En Perú no tenemos instalaciones para compostaje industrial", enfatizó, el único ambiente en el que los biodegradables pueden volver a la naturaleza.


Palabras relacionadas:
regulación de plásticos de un solo uso en Perú, reglamentación para plásticos de un solo uso en Perú, prohibición de plásticos de un solo uso en Perú, reglas para el manejo de plásticos de un solo uso en Perú, opinión de Apiplast frente a regulación de plásticos de plásticos de un solo uso, la industria del plástico frente a regulación de plásticos de un solo uso en Perú, la economía circular en la industria del plástico, Pamolsa y el reciclaje, industria de reciclaje en Perú
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad