Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2019 Página 1 de 3

Estas son las perspectivas de la industria plástica para 2020

A un año de estancamiento económico en la región se suma la difícil situación legislativa para el sector de producción de plásticos de un solo uso.

La industria plástica de América Latina no está atravesando por su mejor momento. Con la andanada de prohibiciones y regulaciones a las que se han venido enfrentando los artículos plásticos en el último año, sumada a la coyuntura macroeconómica de estancamiento o incluso decrecimiento en la región, el 2019 pasará a la historia como un año difícil. Y el 2020 trae retos similares. 

De acuerdo con el periódico El País, el mal desempeño de Brasil, México y Argentina ha jalonado a la baja el crecimiento regional, que ronda la cifra del 0 % para el 2019. En 2020, Brasil crecerá por mucho un 0,8%. México alcanzará una cifra de 0,2 % y Argentina, atravesando nuevamente por una crisis, tendrá una caída de 3 % en 2019. La Cepal predice que América Latina apenas crecerá el 0,1 % en 2019 [1]. 

Las únicas economías medianas que se libran de esta tendencia son Colombia y Perú, cuyas cifras de crecimiento se aproximarán al 3 %. El buen desempeño de países como República Dominicana (creciendo a un 5 % en 2019), Panamá (3,7 %) y Bolivia (que, pese a la difícil situación política crecerá un 3,5 % este año), no alcanza a compensar la caída de las grandes cabezas de la locomotora. 

De acuerdo con Juan Carlos Moreno Brid, licenciado en matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México y doctor en economía, el menor dinamismo global en 2020 puede agravar la situación.

Por su parte, las grandes potencias tienen un crecimiento moderado: Estados Unidos crecerá por encima del 2 %, y el PIB Chino tiende a estabilizarse hacia el 6 % anual, con lo que el comercio internacional va a frenarse: las proyecciones de crecimiento se acercarán al 1 %, frente al 2,5 % que se había pronosticado en la primera mitad del año. Al respecto, Felipe Camargo, de Oxford Economics, quien conversó con El País, “la demanda china es clave en el crecimiento regional, y la guerra comercial ha provocado un frenazo en el volumen de compras de América Latina” [1]. 

La inflación es el único indicador que parece dar tregua en este panorama. Tres de las cinco mayores potencias regionales han reducido el precio del dinero en lo que va del año, con las únicas excepciones de Argentina y Colombia. Estos efectos deberían empezar a notarse en los indicadores de crecimiento hacia el 2020. 

El escenario en México 

En concreto, la economía mexicana se contrajo un 0,1 % en la primera mitad de 2019 y se estanca en el tercer trimestre, de acuerdo con cifras publicadas en el mes de noviembre por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Estos resultados siguen a una tendencia iniciada en el último trimestre de 2018, cuando se experimentó una contracción de 0,08 %. Los resultados están muy lejos de las expectativas de crecimiento del 4 %, que se plantearon con la subida de Andrés Manuel López Obrador [2]. 

En entrevista con el periódico El País, Valeria Moy, directora general del centro de análisis “México ¿Cómo Vamos?”, afirma que el país atraviesa un momento de estancamiento duradero. “Que una economía emergente con una población que está aumentando crezca al 0 % cuando no hay crisis internacional o interna, habla de un estancamiento hecho en casa”. 

El sector más golpeado ha sido el industrial, que ha experimentado una contracción del 1,7 % con respecto al mismo periodo del año anterior. La Cepal pronostica un crecimiento del 0,2 % al cierre de 2019, y para 2020 proyecta un crecimiento en torno al 1,2 %. 

Un escenario especialmente crítico para el sector del plástico tiene que ver con cambios en el sector energético. Se han cancelado las subastas eléctricas y se han modificado los Certificados de Energía Limpia (CELs), con lo cual se espera un frenazo en la inversión privada en energía renovable. “Están cambiando las reglas del juego en mitad del partido. La incertidumbre frena la inversión privada y la pública se encuentra en uno de los niveles más bajos”, comenta Moy a El País [2]. 

Por otro lado, la difícil situación por la que atraviesa la industria química en México ha hecho que este sector haya dejado de representar el 4 % del PIB del país a ser solo 1.8 % en los últimos años. Este sector abastece a más de 40 ramas de la economía nacional, con un consumo anual de productos químicos y petroquímicos que alcanza USD 45.500 millones, y cuya demanda ha crecido entre 5 % y 6 % anual en la última década.


Palabras relacionadas:
Panorama económico de la industria en América Latina, panorama económico del Sur América, crecimiento económico de la industria en América Latina para 2019, cifras de economía de la industria al cierre de 2020, análisis económico de la industria de plástico en México 2019, crecimiento económico de la industria de plásticos en México, crecimiento económico de la industria de plásticos en América Latina
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados