Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020

Estudiantes crean macetas, platos y vasos biodegradables

Para aprovechar los desechos de la industria avícola en Jalisco, estudiantes desarrollaron un bioplástico con el que pueden producir macetas, platos, vasos y cubiertos.

Como parte de un proyecto escolar, Luis Enrique Orozco Angulo y Katia García Iñíguez, estudiantes de Medicina Veterinaria y Zootecnia en el Centro Universitario de Los Altos (Cualtos) utilizaron los cascarones de huevo para desarrollar un plástico biodegradable.

Los estudiantes explicaron en un comunicado que la fabricación del bioplástico es económica, ya que una porción viable para hacer un plato desechable cuesta alrededor de setenta centavos cuando la fabricación es casera y lo que buscarán ahora será industrializar el proceso para bajar más los costos de producción.

Para este desarrollo, los estudiantes utilizaron cinco ingredientes, pero el cascarón de huevo es el que le proporciona firmeza y biodegradabilidad al bioplástico.

Este material, a decir de Luis Enrique Orozco, se degrada en menos de dos semanas si es suave, pero cuando está más firme comienza a descomponerse después de tres meses, incluso, se puede biodegradar en un medio acuoso.

Además, es comparable en resistencia y fuerza con el unicel, aunque es sensible al calor, por lo que ya trabajan en corregir este problema para retardar el proceso de degradación ante cambios de temperatura.

Con este material se pueden fabricar macetas, que podrían utilizarse en invernaderos, ya que las plantas podrían transplantarse con todo y maceta, pues el bioplástico puede funcionar como fertilizante orgánico. También se ha pensado para la fabricación de platos, vasos y cubiertos desechables.

El proyecto inició hace dos años a raíz de la Feria Internacional del Huevo, que se realiza en Tepatitlán cada año, ya que Los Altos de Jalisco es una zona considerada una de las principales productoras de huevo a nivel nacional”, informa el comunicado.

Los estudiantes planean adquirir maquinaria y financiamiento para escalar su prototipo a nivel industrial, aprovechando como materia prima los desperdicios de la industria local, con lo que podrían producir entre 5,000 y 6,000 piezas diarias de sus macetas, platos, vasos y cubiertos.


Palabras relacionadas:
Bioplásticos en México, bioplásticos a base de cascarón de huevo, Centro Universitario de los Altos, macetas biodegradables, platos biodegradables, vasos biodegradables, cubiertos biodegradables, sustitución de plásticos de un solo uso.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados