Promocione sus productos o servicios con nosotros
Mayo de 2018

Estudiantes dan nueva vida a Unicel reciclado

El producto desarrollado por los estudiantes es Protej, una teja que utiliza unicel de postconsumo y desechos de la industria textil.

La intención de un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Morelia “José María Morelos y Pavón” de dar un nuevo uso a los desperdicios de unicel derivó no solo en la creación de tejas sustentables para la industria de la construcción, sino en el desarrollo de un nuevo proceso de producción más eficiente y ecológico.

El producto desarrollado por los estudiantes es Protej, una teja que utiliza unicel de postconsumo y desechos de la industria textil. Para la producción de un metro cuadrado de estas tejas sustentables se utilizan 10 kilogramos de unicel, y al estar reforzadas con fibras textiles alcanzan mejores propiedades mecánicas como compresión, flexión, resistencia al impacto y son más ligeras comparadas con las tradicionales.

Tal como lo explican los estudiantes, las tejas tienen un carácter tradicional e histórico en muchos pueblos de México, además de que tienen un precio muy accesible, sin embargo, para su fabricación se extraen minerales de suelos áridos y esta actividad amenaza los bosques.

Por si fuera poco, el proceso de cocción de las tejas requiere de una temperatura de hasta 2,000ºC lo que genera grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y libera plomo que es dañino para quienes trabajan en su elaboración.

En contraste para la fabricación de las tejas Protej se utiliza un disolvente de origen vegetal para reutilizar el unicel y para procesarlo con las fibras textiles sólo se requieren temperaturas no mayores a 400ºC, mediante extrusión que es un proceso más controlado y eficiente.

Así que mientras las tejas tradicionales tardan cerca de dos meses en quedar listas para su uso, Protej puede estar terminada en sólo cuatro horas, y sin sacrificar el aspecto rústico de las convencionales, ya que los estudiantes pensaron en todo y las diseñaron con una apariencia rústica con la ventaja adicional de que no guardan humedad y no generan moho. El precio, incluso, es más bajo, pues la convencional cuesta entre 10 y 15 pesos y Protej tendrá un precio de 9 a 10 pesos.

El proyecto está a cargo de los estudiantes Israel Molina Velázquez, Jorge Alberto García Calderón, Miriam Núñez Valdovinos, José Miguel Bejarano Chávez y Lucía Rosales Jiménez, de las carreras de Ingeniería en Materiales, Ingeniería en Gestión Empresarial y Administración de Empresas; con la asesoría de la académica Harriet Rosalía Hesse Zepeda.  


Palabras relacionadas:
Materiales para construcción, innovaciones en materiales para construcción, qué hacer con los residuos de unicel, desechos de la industria textil, desperdicios de unicel, qué hacer con los desperdicios de unicel, unicel para construcción, unicel para creación de tejas, fabricación de tejas Protej, fabricantes de materiales sustentables para construcción, materiales impermeables para construcción, reciclaje de polímeros para pavimentos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados