Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Tuxtepec, Oaxaca, México - Febrero de 2017

Estudiantes mexicanas desarrollan empaque biodegradable con almidón de avena

Este empaque, a base de almidón de avena, además de su pronta degradación, conserva las propiedades físicas, químicas y organolépticas de los alimentos.

Dos jóvenes que actualmente estudian ingeniería en procesos alimentarios en la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO), con la asesoría de su profesor Javier Daniel Ramírez Amaya, son las gestoras de este proyecto. 

Esbeydhy Oyuky Yescas y Marlen Hernández desarrollaron un empaque biodegradable a partir del almidón de avena, con el propósito de favorecer el consumo de productos de rápida degradación, además de alargar la vida de anaquel en los alimentos a causa de las propiedades antimicrobianas presentes en el biopolímero.

El proyecto, denominado Biotecno, está orientado al recubrimiento de alimentos y empaques comerciales y, según pruebas de laboratorio realizadas por el equipo, duplica el tiempo de vida en anaquel de alimentos, gracias a las propiedades antimicrobianas presentes en el producto.

Esbeydhy Oyuky explicó que Biotecno inicia su proceso de degradación después de cuatro meses, cuando pierde sus propiedades físicas y químicas, mientras que otros plásticos tardan hasta diez años en comenzar este proceso. “Nuestro proyecto, además de ser un conservador natural para alimentos, es un producto amigable con el medio ambiente, ya que al momento de ser desechado cumple la función de poder ser cien por ciento degradable”.

Al respecto, Marlen Hernández comentó que con la fabricación de biopolímeros desean frenar la producción masiva de polímeros sintéticos que dañan el ambiente, específicamente en la ciudad de Oaxaca de Juárez, en donde pretenden disminuir hasta en cinco por ciento la utilización de recubrimientos sintéticos.

Según datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México, los residuos plásticos conforman 11 por ciento de la composición de la basura en ese país, y del cual solo es recolectado 12 por ciento del total desechado. Añade también que el almidón posee degradación biológica, gracias a las bacterias y hongos presentes en el ambiente

Las estudiantes presentaron el producto en el primer Concurso Nacional de Innovación y Emprendimiento del Subsistema de Universidades Tecnológicas y Politécnicas, realizado en noviembre de 2016, con sede en Oaxaca. El objetivo del concurso es dar a conocer y respaldar proyectos sociales, emprendimiento tecnológico e innovación en productos y servicios.

También explican que el empaque retarda la oxidación enzimática de los alimentos, evita el desarrollo de hongos y bacterias y funciona como barrera contra la humedad. Otro de los factores positivos del proyecto es que favorece a los productores de avena, quienes pueden generar un valor agregado para el cereal. “Está elaborado a base de una materia que aún no ha sido explotada para la elaboración de biopelículas: la avena. Asimismo, se ofrece un producto cien por ciento biodegradable”, aseguró Marlen Hernández.


Palabras relacionadas:
empaques biodegradables para alimentos, empaques sostenibles para alimentos, envases biodegradables para alimentos, envases sostenibles para alimentos, empaques ecológicos para alimentos, proyectos universitarios sostenibles, bioempaques para alimentos, empaques a base de almidón de avena, noticias de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados