Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2019 Página 1 de 3

Evenflo triplica su productividad con caucho de silicona líquida

Al reemplazar el caucho por este material se pasó de inyectar 1.5 millones de mamilas para bebés a 4.2 millones, reduciendo los gastos operativos en un 45%.

Evenflo Company, Inc. empresa líder en la manufactura y comercialización de productos para el cuidado del bebé, se caracteriza por combinar el diseño y la tecnología para conseguir artículos de alta calidad que facilitan a las mamás su tarea de darle los mejores cuidados a sus hijos.

Fundada hace 100 años en Boston, Massachusetts, en los Estados Unidos, una de sus principales plantas de producción para América se encuentra en México, en el parque industrial Prologis Park Izcalli, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, la cual fabrica al mes aproximadamente 3.8 millones de biberones y vasos entrenadores para los mercados de Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica (excepto Brasil y Argentina); y genera ventas de alrededor de 65 millones de dólares al año.

Al ser líder en su rama, Evenflo se ha enfocado en invertir en tecnología de punta en la inyección de plásticos, por lo que desde hace 11 años incorporó el proceso de moldeo de caucho de silicona líquida, mejor conocido por sus siglas en inglés LSR (LiquidSiliconeRubber).

De acuerdo con el ingeniero Rodolfo Benjamín Cardoso, gerente de planta de la fábrica de Evenflo en México, con esta nueva tecnología han optimizado tanto los costos como los tiempos de producción. “Con el proceso anterior, basado en caucho, para producir una plantilla de 121 mil mamilas (chupones para biberón) empleábamos por lo menos seis personas, hoy un solo operador maneja dos máquinas de inyección. Antes, en promedio, al mes fabricábamos un millón y medio de mamilas, hoy inyectamos 4.2 millones, reduciendo los gastos operativos en un 45 por ciento.”

Un cambio de paradigma

El ingeniero Cardoso al hablar del cambio de tecnología hacia el LSR, asegura que al principio invirtieron solo en una máquina de prueba: “El silicón y un catalizador vienen en bolsas de polietileno que se encuentran dentro de tambos de 200 kilogramos cada uno. El contenido del tambo A y B se mezclan en cantidades iguales y se inyecta en frío a temperaturas de 9 grados centígrados. A diferencia del proceso convencional de inyección, el molde es el que está caliente con resistencias que elevan su temperatura entre 210 y 230 grados centígrados, con lo cual se vulcaniza el plástico.”

Las mamilas son inyectadas una a una. El mismo molde tiene un sistema de perforación a través de agujas pequeñas que se cambian según el tipo de flujo que se desea. Al cerrarlo la aguja sale y entra del molde perforando el silicón. Todo se hace en un solo proceso con ciclos de 16 segundos.

El entrevistado afirma que el procedimiento ha evolucionado muy rápido: en las primeras corridas de producción, compraban el silicón en masa, el cual pasaba por unos molinos hasta darle una determinada consistencia, después se cortaban en pequeñas esferas que se colocaban una a una en moldes de 121 mil cavidades. Al cerrar la cavidad con su corazón, entraba a una máquina que aplicaba determinada temperatura y por aire inflaba el silicón vulcanizándolo.

El LSR tiene grandes ventajas con relación al caucho: es completamente transparente, puede colorearse y es inocuo para la salud.Adicionalmente, permite moldear productos con diferentes durezas que van desde la convencional de 50 shore hasta 30 shore

La plantilla se extraía completa para después cortar y perforar mamila por mamila según los flujos requeridos de acuerdo a la edad del bebé.“Era un proceso casi manual y muy lento.” Afirma el entrevistado.

Actualmente cuentan con seis máquinas de la marca Arburgpara la inyección y bombas Elmet para la dosificación de materia prima. Con este equipo en promedio inyectan 130 mil mamilas diarias. El silicón proviene de una empresa alemana con fábrica en Tailandia.

Propiedades únicas

El LSR tiene grandes ventajas con relación al caucho: es completamente transparente y puede colorearse. Es inocuo para la salud del bebé al ser grado alimenticio, y cumple con todos los requisitos que exigen los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Cabe mencionar que los productos fabricados en Evenflo con este plástico aprueban todas las pruebas de foodcontact de la FDA (Food and DrugAdministration), así como con el porcentaje de nitrosaminas (gases producidos durante la vulcanización que en grandes cantidades pueden ser tóxicos).“Este proceso nos ha ayudado a eliminar casi en su totalidad la generación de nitrosaminas y así cumplir con la norma americana ASTM 1313 y la normatividad europea que regulan su contenido.”


Palabras relacionadas:
Evenflo Company, Inc., proceso de moldeo de caucho desilicona líquida, LSR (LiquidSiliconeRubber), inyección, mamilas, inyección de plásticos, inyección normal, manufactura y comercialización de productos para el cuidado del bebé, válvulas antiderrames de diferentes flujos para el vaso entrenador, cambio tecnológico.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados