Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018

Francia introducirá impuestos a empaques en 2019

El gobierno francés reiteró su compromiso a 2025 de usar empaques de plástico reciclado, buscando penalizar a las empresas que no cumplan con estas condiciones.

El gobierno francés reiteró recientemente su compromiso a 2025 de utilizar empaques provenientes únicamente de plástico reciclado, con lo cual busca penalizar a las compañías que no cumplan con estas condiciones, empezando en 2019. De acuerdo con un artículo en la publicación France 24, del pasado mes de agosto, este plan contempla que el costo de los elementos de consumo que usen empaques no reciclados se aumente con esta medida. Brune Poirson, secretaria de estado para la transición ecológica de ese país, afirmó al diario Journal du Dimanche que "declarar la guerra al plástico no es suficiente. Necesitamos transformar la economía francesa".

Francia está apostando a que el consumidor no pagará más por un empaque no reciclado y, con esta premisa, buscará que el precio de los productos con empaques basados en polímero virgen sea hasta 10 % mayor que aquellos que usen plástico reciclado. "Si el plástico no reciclado cuesta más, se eliminará gran parte del packaging excesivo", complementó Poirson. No queda claro, sin embargo, si la medida exige 100 % de plástico reciclado en los empaques o si un porcentaje de material virgen sería aceptable.

Emmanuel Guichard, miembro de la federación de empaques plásticos Elipso, dio una "cautelosa bienvenida al plan del gobierno francés", según comenta France 24. La publicación cita a Guichard cuando este concluye que "en cuanto a botellas, dar alternativas a los consumidores es posible (…) pero no podemos olvidar otros ítems; hoy, por ejemplo, no hay plástico reciclable disponible para recipientes de yogurt".

Por su parte, Flora Berlingen, miembro de la asociación francesa Zero Waste, espera que las compañías cumplan con la medida para que sus clientes no sean los únicos penalizados. Berlingen, sin embargo, comenta que el plástico no es infinitamente reciclable, con lo cual la medida tiene sus restricciones físicas a largo plazo. "El reciclaje es necesario pero no suficiente. Debemos cortar el flujo y endurecer las medidas que castiguen el sobre empaque y los productos desechables", añadió.

Así, lo que se tiene es una especie de callejón sin salida: solo los plásticos reciclados pueden ser usados para producir contenedores o los consumidores pagarán más. No obstante, las propiedades del plástico exigen que se use un porcentaje de resina virgen para evitar la degradación del plástico, derivada del reciclaje continuo de las mismas materias primas. En esta dinámica, los procesadores podrían quedarse sin material reciclado si no hay suficientes productos de material virgen. Parece que la meta fuese cortar el flujo de plásticos y volver a la hojalata, el aluminio y el vidrio. Muchos estudios sugieren que el empaque plástico es más sostenible y económico que estos últimos, debido al aumento que suponen en uso energético y las limitaciones de vida en anaquel, transporte y costos de producción.

Esta medida, junto con el programa del gobierno francés de prohibición a la distribución de pitillos plásticos antes de 2020 son dos ejemplos de las normativas con las que este gobierno busca atacar los problemas de fin de vida y uso de recursos que se pueden derivar de la utilización de materiales plásticos.


Palabras relacionadas:
impuestos a empaques en Francia, uso de empaque reciclables en Francia, uso de empaques de plástico reciclado en Francia, normas para el uso de empaques en Francia, sostenibilidad de la industria del plástico en Francia, empaques sostenibles en Francia, normatividad para el uso de empaques en Francia, sanciones para el uso de empaques no sostenibles en Francia, impuestos en Francia para empaques no reciclados, reciclaje de empaques plásticos en Francia, reutilización del plástico en Francia
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Empaques