Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2019 Página 1 de 2

Guía para el manejo del color en productos plásticos

Por Mag. Mauricio Mejía Gómez -Director técnico de planta e investigación de plástico - SUMICOLOR*

Este artículo explora estándares y procedimientos recomendados para garantizar neutralidad en la medición del color y así evitar traumatismos en la producción.

Es común que en la descripción de un artículo plástico, la especificación de apariencia varíe de persona a persona. Por esto se establece que el color es una interpretación subjetiva, que se da en nuestro proceso visual y es generada por un fenómeno físico.

En las empresas donde se controla el color es muy recurrente que las personas que inspeccionan color tengan diferentes conceptos. También la interpretación del color puede estar influenciada por su posición dentro de la empresa; por ejemplo, el que tiene como finalidad la producción (cantidad producida por unidad de tiempo) tendrá una tolerancia más amplia en cuanto a las variaciones en la tonalidad, mientras que el que controla la calidad del artículo moldeado tendrá una tolerancia más rigurosa o basada en el historial de este producto donde su cliente.

De esta misma forma la percepción del color puede estar influenciada por la edad, cansancio visual, consumo de fármacos y otros problemas fisiológicos. Aun así, sin estas influencias, cada persona percibe el color de forma diferente. Esta subjetividad puede llevar a confusión y frustración entre los clientes, proveedores, equipos productivos de calidad y gerenciales.

El lenguaje del color

Es de gran importancia conocer algunos aspectos básicos del color y la colorimetría, para poder establecer mejores herramientas en la percepción visual y tomar mejores decisiones en la tolerancia del color.

El color parte de la iluminación de un objeto y la percepción por parte de un observador. Por tal motivo estos tres aspectos, el iluminante, el objeto y el observador, son claves en la estandarización y tolerancia del color.

La “Comisión Internacional de Iluminación” CIE (“Commission Internationale de l’Eclairage”) se encargó de cuantificar estos tres aspectos con el fin de darle más objetividad a la medida del color. Para tal estableció un observador estándar, y se cuantificaron el objeto y los iluminantes.

De todo el espectro electromagnético, solo se toma la fracción de 400 nm a 700 nm como longitud de onda, siendo ésta la fracción donde podemos percibir color. Esta fracción recibe el nombre de espectro visible.

Cuando se habla de interacción de la luz con el objeto se refiere a que la luz que incide sobre el objeto tendrá diferentes reacciones, como se muestra en la figura 1.

Figura 1. Interacción entre la luz y el objeto

Figura 1. Interacción entre la luz y el objeto

La curva D65 (ver figura 2) hace referencia a la estandarización del iluminante. Un alambre de tungsteno que se calienta hasta una temperatura de 6500K, será nombrado el D65, donde la letra D hace referencia a luz día y el 65 a la temperatura 6500K, que sería una temperatura equivalente a la del sol al medio día en presencia de nubes. El D65 es el iluminante más adoptado como luz artificial para la inspección de color en artículos plásticos. En la gráfica se especifica en el eje X el rango de longitudes de onda para el espectro visible y en el eje Y se especifica la potencia espectral relativa, que dará una distribución espectral en el espectro visible para el iluminante.

Figura 2.  Iluminante estándar D65 (Muñoz, Imagen digital, 2007)

Figura 2. Iluminante estándar D65 (Muñoz, Imagen digital, 2007). En la gráfica se especifica en el eje X el rango de longitudes de onda para el espectro visible y en el eje Y se especifica la potencia espectral relativa, que dará una distribución espectral en el espectro visible para el iluminante

Ahora la gráfica de observador estándar (ver figura 3), es la forma de cuantificar al observador. En el eje X se establece el espectro visual; en la gráfica se representan tres curvas, cada una representada para las funciones de igualación de color o correspondencia de color CIE. Las tres funciones indican la cantidad de cada primario (valores tri-estímulo de los colores espectrales) que son necesarias para igualar el color de un vatio de potencia radiante de la longitud de onda indicada. 

Figura 3. Observador estándar 1931 2° (Muñoz, Imagen digital, 2001)

Figura 3. Observador estándar 1931 2° (Muñoz, Imagen digital, 2001)

Hablando el mismo idioma

Cuando nos piden describir la comparación de un color como el de la figura 4, podemos llegar a emplear palabra como más oscura, más rojiza, más sucia… Por lo que es necesario estandarizar este lenguaje. Es así como se establecen modelos de color como los que se muestran en la figura 5.

Figura 4.  Muestra Estándar y Lote

Figura 4. Muestra Estándar y Lote

Figura 5.  Modelo espacio de color CIELa*b* (Springer, 2015)

Figura 5. Modelo espacio de color CIELa*b* (Springer, 2015)


Palabras relacionadas:
TP 3402 color, cómo se percibe el color, como estandarizar el tono de productos plásticos, evitar traumatismos en la producción de productos plásticos por defectos referentes al color, procedimientos recomendados para garantizar neutralidad en la medición de color, aspectos importantes en la estandarización del color, lograr objetividad en la medida del color, iluminnante D65, recomendaciones para la medición de color

Acerca del autor

Por Mag. Mauricio Mejía Gómez  -Director técnico de planta e investigación de plástico - SUMICOLOR*

Por Mag. Mauricio Mejía Gómez -Director técnico de planta e investigación de plástico - SUMICOLOR*

Mauricio Mejía es ingeniero de materiales de la Universidad de Antioquia, en Colombia, con especialización en procesos de transformación del plástico y caucho del ICIPC. Cuenta con 15 años de experiencia en coloración de artículos plásticos.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales