Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Noviembre de 2005 Página 1 de 4

¿Hacia donde está el crecimiento de los plásticos en agricultura?

Isabel Jiménez

Desarrollos en aditivos y resinas que amplían el campo de acción de los plásticos en el sector agrícola.

En el sector agrícola, el uso de materiales plásticos ha hecho posible la explotación eficiente de la tierra en forma de cultivos, además de permitir un mejor aprovechamiento de los pastos y el forraje para la cría de animales, almacenamiento de granos y actividades de acuicultura, entre otras.

Las películas para cerramiento son un mercado relativamente maduro en cuestión de resinas y procesos empleados. Los avances están concentrados básicamente en el desarrollo de nuevos aditivos, que permitan que estas películas sean más estables a la luz ultravioleta y además sean más transparentes. Los acolchados están resurgiendo con gran fuerza en la región, gracias a los beneficios observados en cultivos de frutas y hortalizas. En esta aplicación, las innovaciones hacen referencia al uso de nuevos materiales de alto desempeño, biodegradables, y a la experimentación con colores.

El uso de películas plásticas para protección y conservación de forraje y granos con el sistema silo-bolsa ha sido revolucionario, especialmente en países tradicionalmente ganaderos o donde el cultivo de granos es un mercado importante. Las tendencias están enfocadas al uso de resinas de alto desempeño, al manejo de procesos para la fabricación de películas estirables de múltiples capas y al uso de colores para regular la temperatura.

En otras aplicaciones, como las bolsas para protección de banano y otras frutas, agro-textiles, acuicultura, materiales para post-cosecha y empaque, también se están llevando a cabo avances. Las oportunidades de explotación de estos nichos son grandes, pero dependen de que se puedan establecer canales de comunicación efectiva entre clientes, transformadores y productores, que permitan agilizar los desarrollos, encaminados a atender las necesidades específicas de la región.

Películas para cerramientos
Los tipos de cerramientos en los cuales se pueden emplear películas son básicamente casas de cultivos, invernaderos, túneles y micro-túneles. Aunque estas aplicaciones difieran en el calibre de la película que se emplea y en otras características, su función principal es proteger los cultivos de las inclemencias del clima sin quitarles la luz que necesitan para crecer, y en el caso de los invernaderos, túneles y micro-túneles, crear además un microclima que permita regular factores como la temperatura y la humedad.

Actualmente las películas para cerramientos enfrentan dos retos importantes: el primero, la protección de las películas contra la degradación de la luz, especialmente por el efecto adverso de la radiación ultravioleta, y el segundo, la maximización de la transmisión de luz, selectiva o no, para aumentar la productividad de los cultivos.

El primer reto consiste básicamente en evitar la degradación termo y foto oxidativa que causa una degeneración de las propiedades físicas, mecánicas y ópticas del polietileno. Es evidente que hasta el momento las películas para cerramientos contienen estabilizantes que buscan cumplir esta misión, pero desafortunadamente los agentes empleados tradicionalmente no satisfacen de manera simultánea las exigencias en cuanto a transparencia, duración y resistencia. Por otro lado, la presencia de pesticidas y químicos agresivos dentro de los cerramientos hace que las películas sean vulnerables a la degradación.

Los estabilizantes actualmente usados para estas aplicaciones son absorbentes de UV (UVA) a base de benzofenonas y benzotriazoles, estabilizantes a base de níquel, aminas impedidas (HALS) y lo último, aminoxiaminas impedidas (NOR-HALS). Cada uno de estos sistemas tiene sus ventajas y desventajas y hasta el momento no ha podido encontrarse el balance perfecto para las exigencias de la aplicación.

Antes de la aparición de los HALS, los estabilizantes comúnmente empleados eran una mezcla de estabilizantes a base de Ni y UVAs. Estos estabilizantes proveen a la película de una excelente resistencia a la degradación incluso en presencia de químicos agresivos; sin embargo, le dan una tonalidad verde que disminuye la cantidad de luz que puede llegar a las plantas. Además, el uso de metales pesados, como el níquel, representaba un riesgo ambiental. Estos aditivos son aún empleados por sus bajos costos. Algunas referencias de UVAs a base de benzofenonas son ofrecidas por Ciba (Chimassorb 81), Cytec (Cyasorb UV-531) y Clariant (Hostavin ARO 8) y a base de benzotriazoles, por Ciba, como el Tinuvin 326, y por Ampacet, como el Ampacet 100977.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados