Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2012 Página 1 de 2

HydroPack: Agua potable en condiciones extremas

equipo editorial de Tecnología del Plástico

Membrana de celulosa, de Eastman, base de tecnología de ósmosis inversa para obtener agua potable, con electrolitos y nutrientes, a partir de agua contaminada

La firma Innovaciones Tecnológicas en Hidratación (HTI, por su sigla en inglés), con sede en Oregon, Estados Unidos, desarrolló una solución que revolucionaría por completo la forma en la que se prestan ayudas humanitarias en el mundo, como respuesta a desastres naturales. Se trata de HydroPack, una bolsa plástica tan delgada como una hoja de papel, con electrolitos y nutrientes en su interior, que se infla al contacto con el agua contaminada para generar agua potable y saborizada, en un periodo de 8 a 12 horas.

El corazón de esta tecnología es una membrana de celulosa, fabricada con materias primas de Eastman, que permite que se produzca una ‘ósmosis inversa’ al interior del HydroPack.

“Solo se requiere una fuente de agua, aunque esté sucia, inclusive puede ser orina, para que se puedan proporcionar soluciones de hidratación en las primeras etapas de un desastre, usando HydroPacks”, dijo Rogério Dias, gerente de mercadeo de Eastman Latin America. La ósmosis inversa también puede utilizarse para purificar agua de mar, en caso de emergencia, para lo cual se utiliza una versión especial del HydroPack.

Dias explicó el funcionamiento de la ósmosis inversa y el uso de esta revolucionaria innovación: “En el interior del HydroPack hay sales minerales, como las de una bebida energizante, en polvo. Por medio del proceso de ósmosis inversa el agua pasa a través de la membrana y, posteriormente, se mezcla con las sales minerales.

Después de ocho horas el agua está lista para su consumo. Además de ser potable queda saborizada (frutilla, naranja, limón, etc.)”..

HTI usa el acetato de celulosa de Eastman como parte de un proceso patentado para hacer que los pequeños poros de la membrana del HydroPack permitan el paso del líquido, mientras que las sales y los azúcares no pueden atravesar la membrana. HTI se apoyó en laboratorios independientes para demostrar que las membranas igualan o superan las reducciones de bacterias y virus especificadas por la Agencia Estadounidense de Protección del Medio Ambiente para purificadores de agua. 

Según el gerente de mercadeo de Eastman Latin America, el HydroPack, de un solo uso, puede ser empleado para generar energía después de su vida útil. “Como la membrana es de celulosa se quema como si fuera madera. Una vez utilizado el HydroPack puede servir como combustible, lo cual resulta muy útil en casos de desastres naturales”, aseguró.

Ayuda humanitaria, su principal objetivo
Las innundaciones constituyen la mitad de los desastres en el mundo, y afectan a más población que cualquier otro tipo de desastre. Un ejemplo claro es Budalangi, una región al este de Kenya, cerca de Uganda, con 65 mil habitantes, que se inunda cada cierto tiempo. “Continuamente estamos reconstruyendo nuestros hogares, esperando a que las inundaciones nos vuelvan a afectar. Siempre estamos comenzando de ceros”, aseguró un lugareño. En 2007, el río Nzoia se desbordó, dejando un saldo de cinco personas muertas y 40 mil desplazadas.

Precisamente, en Mudimbia, una villa de Budalangi, HTI, en colaboración con la Organización Keniana del Agua y la Salud (KWAHO), adelantó una demostración para aliviar las consecuencias de este recurrente desastre. En un periodo de diez días, del 18 al 28 de enero de 2011, 20 mil HydroPacks fueron distribuidas en cerca de 90 hogares, para ser usadas en caso de que se presente un nuevo desastre. Otras 10 mil unidades fueron donadas a una organización de apoyo en Kenia, para disponibilidad en caso de inundación.

“El agua es uno de los primeros recursos que una víctima de un desastre natural necesita para sobrevivir. Muchas de las muertes no ocurren por el desastre en sí mismo, sino por las enfermedades asociadas al consumo de agua no potable, que arrazan con la población”, aseguró Nathan Jones, vicepresidente de gobierno y ventas institucionales del HTI.

Gracias a su peso reducido, la bolsa HydroPack ofrece grandes ahorros logísticos, en comparación con el agua embotellada, el actual método con el que se proporciona agua potable a los afectados de un desastre natural, los primeros diez días. En palabras de Jones, un helicóptero cargado con HydroPack equivale a 15 helicópteros llenos de botellas de agua. “Imaginen los ahorros que se pueden llevar a una situación de socorro y la velocidad con la que se puede proporcionar la ayuda”, añadió el ejecutivo.

América Latinatambién se ha beneficiado con esta tecnología. Poco después del terremoto de Haití, en enero de 2010, HTI distribuyó 24 mil HydroPacks en misiones locales y centros médicos. De igual forma, se distribuyeron numerosas unidades en Chile, después del terromoto que sacudió al país en 2010.

“Nuestra experiencia en Haití con el HydroPack confirma todo lo que creemos sobre el producto y su tecnología. Es, sencillamente, ideal para socorrer a las víctimas de los desastres”, agregó Jones.

Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados