Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2017 Página 1 de 2

IML en envases termoformados rompe los límites en productividad

Por: Dr.-Ing. Laura Flórez, directora de contenido

En la K2016, Illig mostró su línea IC-RDM 70K, con unidad de etiquetado en el molde RDML 70b, para la decoración flexible de casi cualquier geometría de envase.

Con capacidades por encima de 17.000 unidades por hora, sumadas a un peso de envase reducido y a ahorros en moldes y consumo energético, la tecnología de IML-T parece haber llegado a su madurez y podría cambiar las reglas del juego en envases de consumo masivo.

La idea de etiquetar productos directamente en el molde de termoformado no es nueva. Sin embargo, aparentemente solo ahora parece haber llegado a desarrollar la madurez tecnológica necesaria para enfrentarse a su competidor, el IML (“in mold labeling”) en inyección. En las pasadas mega-ferias de la industria, K 2016 e Interpack 2017, el fabricante de tecnología de termoformado Illig Maschinenbau GmbH & Co. KG, con sede en Heilbronn, Alemania, hizo demostraciones de la productividad que puede alcanzarse moldeando envases termoformados directamente con su etiqueta.

Los que presenciamos el espectáculo solo podemos decir que quita el aliento. Ver una montaña de envases de calidad impecable aparecer y crecer de manera casi instantánea ante los ojos, es poco menos que indescriptible.

Utilizar una etiqueta pre-impresa para decorar un envase trae varias ventajas, entre las cuales la mayor, sin duda, es la calidad de la impresión. Una calidad fotográfica resalta inmediatamente un producto en el anaquel; y al estar la etiqueta incorporada de manera indeleble al envase, por haberse conformado junto a él, es muy difícil de rayar o quitar, lo que garantiza la integridad del producto y evita falsificaciones.

Hasta ahora la tecnología que había dominado la decoración en el molde había sido la de inyección. No obstante, con el nuevo desarrollo de Illig es posible producir del orden de 4,8 envases por segundo. Es decir, cada envase tiene un tiempo de ciclo aproximado de 0,2 segundos. Cada quien puede sacar sus propias conclusiones.

Solución IML llave en mano

Durante la pasada Feria K, Illig presentó por primera vez su nueva versión para producción de envases termoformados etiquetados en el molde (IML-T). La empresa presentó su línea IC-RDM 70K, con la unidad de etiquetado en el molde RDML 70b, para la decoración flexible de casi cualquier geometría de envase. En la feria se empleó un molde de 18 cavidades para el moldeo de tarrinas de polipropileno de sección rectangular, con una unidad de trabajo de 680 mm x 300 mm. Este número de cavidades hace posible la producción de 17.280 unidades de empaque por hora, decorados en los cuatro laterales y en el fondo.

En este momento, el fabricante afirma ser el único proveedor que presenta la solución IML-T llave en mano, con todos los módulos tecnológicos diseñados para ensamble.

Illig ha diseñado una unidad de IML especial, que toma las etiquetas pre-impresas de un rollo y las posiciona en la cavidad del molde. La etiqueta se adhiere firmemente al empaque conformado durante el proceso de termoformado. Una de las ventajas de la tecnología es la amplitud del área que se puede decorar. Dependiendo de la geometría y de la forma de la etiqueta, incluso puede emplearse para dar soporte y resistencia al envase, de forma tal que se puede reducir el espesor en sí del producto, reduciendo el consumo de materia prima, sin sacrificar la resistencia top load.

Otra importante ventaja de la tecnología IML-T es que cada cavidad del molde se puede decorar con una etiqueta específica, de forma tal que se puede cambiar el producto de manera rápida y sin mayor esfuerzo. La etiqueta puede trabajarse en materiales comunes, desde PS hasta PP, aunque para fines de reciclaje lo óptimo es que la etiqueta y el envase sean del mismo material.

Producción eficiente

El fabricante afirma que, a través de su desarrollo, han logrado que el IML en termoformado sea más favorable en costos que el IML en inyección. Con termoformado, la flexibilidad en geometrías de envase es mayor. Adicionalmente, las inversiones requeridas en moldes son inferiores. Por último, los artículos termoformados pueden ser manufacturados con paredes más delgadas y, por tanto, son más livianos que las piezas moldeadas por inyección. El consumo energético sería menor durante el proceso y es posible producir muchas más unidades por ciclo, gracias al tamaño de los moldes multi-cavidad.

Recientemente, Illig también se presentó en Interpack con su FSL 48 para conformado, llenado y sellado, una línea especialmente apropiada para el envasado de productos lácteos. El llenador con CIP (“cleaning in place”, limpieza en sitio) y SIP (“sterilization in place”, esterilización en sitio) está en capacidad de satisfacer las demandas de higiene de la industria alimenticia, incluso en la categoría clase IV de la VDMA (Asociación Alemana de Fabricantes de Maquinaria). Todos los materiales estándar, desarrollados para líneas FFS, pueden procesarse en la FSL 48, tales como PS, PP, materiales multi-capa (por ejemplo con coextrusión de EVOH), APET e incluso PLA.


Palabras relacionadas:
Etiquetado en el molde, etiquetado directamente en el envase, procesos de etiquetado en el envase, industria de empaques, industria de envases, etiquetado en envases termoformados, nuevos procesos de etiquetado de Illig, etiquetado en el molde de Illig, nuevas tecnologías de etiquetado en el molde de Illig, nuevas soluciones de Illig, tecnologías innovadoras de Illig, tecnologías presentadas por Illig en la K 2016
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Termoformado

Documentos relacionados