Promocione sus productos o servicios con nosotros
Bogotá, Colombia - Enero de 2019

Investigadores colombianos obtienen patente por nuevo material biodegradable

El equipo de Uniandes optimizó las propiedades de la fibra combinada con la resina, obteniendo características similares al aluminio y la fibra de vidrio.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) concedió patente de invención al material compuesto biodegradable de fibra natural de Manicaria saccifera y ácido poliláctico, y su método de fabricación, inventado por los profesores Alejandro Marañón, de Ingeniería Mecánica; y Alicia Porras, de Ingeniería Química; en compañía de Camilo Hernández, egresado del Doctorado en Ingeniería de la Universidad de los Andes, de Colombia. 

La palma Manicaria saccifera, también conocida como "cabecinegro", es originaria de los bosques inundables del Chocó. Su flor viene envuelta en un capuchón o bráctea usada durante décadas por artesanos de la región para elaborar sombreros, sandalias y bolsos.

Por ser un residuo de la palma, no se lastima su tallo en el proceso de extracción como sucede con otras fibras naturales, y su tejido de fibras naturalmente entrecruzadas lo hacen más interesante para el desarrollo de nuevos materiales ecoamigables.

Lo que hicimos fue modificar la fibra natural mediante tratamientos superficiales para mejorar los mecanismos de adhesión con resina de ácido poliláctico”.

Alejandro Marañón, profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de los Andes.

"En Colombia hay 380 tipos de fibras naturales, lo que nos convierte en una potencia. Solo hemos industrializado 10 de ellas, entre las que se encuentran el fique, el lino y el algodón”, señala el profesor Marañón, quien explora las propiedades de fibras naturales para crear materiales compuestos desde hace más de 10 años. 

“Lo que hicimos en el Grupo de Integridad Estructural fue modificar la fibra natural mediante tratamientos superficiales para mejorar los mecanismos de adhesión con resina de ácido poliláctico, la cual también es renovable, pues se produce a partir de la fermentación de maíz", cuenta Marañón.

Como resultado, el Grupo identificó las propiedades de la fibra combinada con la resina y las optimizó al modificar concentración, temperatura, presión y método de procesamiento.  Lograron, así, características físicas y mecánicas similares al aluminio o a la fibra de vidrio.

"Esta última es muy apetecida por los industriales por sus bajos costos de producción. Pero estudios recientes han demostrado que generan problemas de piel y respiratorios a sus operarios. Incluso en Europa ya existe una política que exige que 95 % de las partes de un carro deben ser biodegradables o reutilizables, lo cual puso en la mira a las fibras naturales", explica la profesora Alicia Porras.

Luego de haber gestionado la patente con el apoyo de Colciencias y del Centro de Emprendimiento de Uniandes, el grupo de investigación se ha acercado a la comunidad chocoana para trabajar en la cuantificación del producto y, a su vez, en el desarrollo de nuevos productos ecológicos derivados de su bosque, que reduzcan la tala indiscriminada en la región.

Fuente: Universidad de los Andes.


Le puede interesar también:

Nuevos componentes plásticos mejorarán la eficiencia de las instalaciones geotérmicas



Palabras relacionadas:
Nuevo material biodegradable, patente de invención para la Universidad de los Andes, diseño de nuevos materiales, crean nuevo material biodegradables, nuevos materiales biodegradables, nuevos desarrollos de materiales, nuevos compuestos biodegradables, fibra natural de Manicaria saccifera y ácido poliláctico, nuevo material similar al aluminio, nuevo material similar a la fibra de vidrio, desarrollo de nuevos productos ecológicos, patentes Superintendencia de Industria y Comercio.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Extrusión

Documentos relacionados