Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2005 Página 1 de 4

La fuerza de la madera en los plásticos

Isabel Jiménez

Los compuestos de plástico y madera son un mercado superior a mil millones de dólares en Europa y USA. Conozca sus aplicaciones y estado en América Latina.

El desarrollo tecnológico de maquinaria y de nuevos aditivos, junto con una serie de legislaciones verdes que promueven el reciclaje de materiales de desecho y el uso de otros agentes de tratamiento en maderas, han generado un "boom" en el uso de madera como material de relleno en plásticos, dando origen a materiales compuestos, que en los últimos 15 años han tenido un crecimiento de aproximadamente 900 % en países como Estados Unidos. En América Latina las iniciativas han sido pocas y los resultados son hasta el momento experimentales, con algunas perspectivas puntuales de industrialización. Veamos todo el potencial que estos nuevos compuestos tiene para ofrecer.

Antecedentes
Todos sabemos que los plásticos son materiales ampliamente utilizados en un sinfín de aplicaciones, por sus excelentes propiedades, versatilidad, ligereza, facilidad de procesamiento y muchas otras características. Para modificar y/o mejorar sus propiedades, en algunas ocasiones se ha recurrido al uso de refuerzos, como por ejemplo la fibra de vidrio o carbonato de calcio, con el fin de expandir su uso a otros campos.

En los últimos años, las fibras de madera han surgido como una alternativa de relleno para materiales plásticos, dando origen a un material compuesto que cuenta con las características de los plásticos y la madera (WPC, wood plastic composites). El crecimiento de este tipo de materiales ha sido mucho mayor en Estados Unidos y Europa en donde actualmente el mercado supera las 600.000 ton/año. En América Latina no se ha observado un desarrollo significativo en este campo.

Estos materiales presentan ventajas significativas frente a la madera, pues además de ser más livianos, son más resistentes a la humedad, tienen una mejor estabilidad dimensional, son resistentes a insectos y microorganismos, y por esto mismo, requieren menos mantenimiento. Sin embrago, algunas propiedades mecánicas de la madera siguen siendo insuperables.

En la actualidad este tipo de materiales se usan para la fabricación de perfiles de puertas y ventanas, láminas, construcción de paneles interiores de carros y todo tipo de aplicaciones de cubiertas y barandas a la intemperie. Las formas de procesamiento también son variadas, siendo la más común la extrusión. Sin embargo, otros procesos como el termoformado, moldeo por compresión y por inyección también han sido usados para obtener piezas elaboradas con plásticos reforzados con madera.

La principal motivación para el desarrollo de este tipo de materiales ha sido la legislación de los países desarrollados, que promueven el uso y reciclaje de los materiales de desecho; y que al mismo tiempo ha restringido el uso del principal agente químico utilizado el tratamiento e inmunización de la madera, el arsenato de cobre cromado (CCA). De esta forma, los plásticos reforzados con madera se han convertido en una alternativa para reciclar el plástico ya usado y aprovechar el aserrín que queda como desecho del proceso de corte de las maderas. Se han reportado en el mercado materiales de este tipo con un contenido de madera que varía desde el 10% hasta el 80% en los casos más extremos. Por otro lado, con la prohibición de uso del CCA (el agente químico que protege a las maderas contra roedores, insectos y hongo, entre otros), los plásticos reforzados con madera han reemplazado la madera en aplicaciones no estructurales donde este tipo de protección es indispensable, como por ejemplo en aplicaciones en exteriores.

Aplicaciones
Una de las principales aplicaciones de este tipo de materiales se encuentra en el recubrimiento de superficies que se encuentran a la intemperie, siendo ampliamente utilizados en muelles, terrazas, y otras superficies cerca de piscinas o en centros de recreación. Las ventajas inherentes para estas aplicaciones radican en una mayor resistencia a la humedad y a los insectos, unido a un bajo nivel de mantenimiento. Empresas como Louisiana Pacific Polymers y Trex en Estados Unidos son líderes en este tipo de aplicaciones, ofreciendo variedad de referencias con diferentes colores, acabados y propiedades físicas.

Otro uso común de los plásticos reforzados con madera es en la fabricación de perfiles extruidos. Estos perfiles se pueden utilizar para la fabricación de perfiles para puertas y ventanas, juegos para niños, sillas, o para reemplazar los perfiles de madera de las vías férreas. En el caso de la fabricación de perfiles, se ha comenzado a explorar la posibilidad de hacer perfiles espumados en el interior. Aunque ya algunos fabricantes han implementado este proceso por las ventajas que presenta en el ahorro de costos de materia prima y disminución en peso, todavía es necesario profundizar más en el entendimiento del proceso de manufactura.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad

Documentos relacionados