Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Ciudad de México, México - Marzo de 2017

La industria del envase en la cuarta revolución industrial

Respecto a la Industria 4.0, el mercado de envases tiene visibles diferentes retos y oportunidades, según conferencistas de la Cumbre en Envases Plásticos.

En el contexto de la cuarta revolución industrial, la industria del envase y embalaje tiene enfrente diferentes retos y oportunidades, de acuerdo con los especialistas que participaron en el segundo día de la Cumbre Latinoamericana de Innovación en Envases Plásticos, organizada por las revistas El Empaque+Conversión y Tecnología del Plástico, pertenecientes a Carvajal Medios B2B.

Andy Hobsbawn, co-fundador de Evrythng y líder en IoT (Internet de las Cosas, por su sigla en inglés) para productos inteligentes, mencionó que gracias a la tecnología el empaque se ha convertido en un medio para los servicios digitales y en una herramienta que se puede aprovechar para obtener datos del consumidor, sus hábitos de consumo, pero también en un medio para el comercio electrónico, para poder ordenar y reordenar productos.

"Esta es una nueva era de competencia donde el producto se vuelve inteligente y cambia la naturaleza de lo que es y de lo que puede hacer. Esto lleva al empaque a ser un servicio digital, siendo la parte transformadora del mundo de los envases, algo que está sucediendo a escala y hay tecnologías para lograrlo", añadió.

Así mismo, dijo que lo importante no siempre es lo que se conecta, sino lo que se hace después de conectar, es cuando ese producto habla con la nube, qué se hace con los datos, qué se hace con la información.

Adicionalemente, explicó que las expectativas de los consumidores, que están conectados a Internet todo el tiempo, están cambiando y hay una oportunidad para las marcas de tener una posición de liderazgo, poder llenar esa brecha y darle a los consumidores una experiencia diferente mediante sus productos y empaques.

El ejemplo claro de compañías como Google, Apple o Facebook es que están utilizando plataformas de información inteligente y ágil, y están ganando porque saben más sobre los clientes y los negocios que cualquier otra persona o empresa, además utilizan esa información para ser más precisos y más especializados, y eso es lo que tiene que suceder con los productos y con las personas que hacen productos y los venden.

Por ello, empresas como Evrythng lo están haciendo y tienen el objetivo de digitalizar 10.000 millones de productos en los próximos tres años, haciendo alianzas con proveedores de empaque para empacar estos productos con identidades individuales en la nube y una etiqueta que permita que los consumidores interactúen, haciendo todo más fácil para que el producto nazca digital desde que sale de la fábrica y así las marcas no se tengan que preocupar.

La recomendación de Hobsbawn es que primero se tiene que pensar qué tecnología es la mejor para nuestro producto, sus mercados, cuál es la tecnología ideal para conectarse y el siguiente paso es asociarse con compañías que les ayuden a hacer que sus productos nazcan digitales.

Por su parte, Eef de Ferrante, director ejecutivo de la Asociación de la Industria de Envases Activos e Inteligentes (Aipia), advirtió que los cambios en la venta minorista y el comportamiento de los consumidores está en constante cambio, por lo que el impacto en la industria es inminente debido a la tecnología disponible hoy.

"El que se adapta más rápido al cambio es el que va a permanecer", comentó tras insistir en que las tecnologías ya están disponibles para hacerlo, como los códigos QR, sensores, RFID, tintas conductivas, impresión electrónica, etcétera, y si las empresas no las aprovechan otros lo harán por ellas.

Consideró que mientras antes se veía al empaque como un gasto porque era un desperdicio y algo que se tiraba a la basura, hoy esa mentalidad está cambiando y el envase y el embalaje se está volviendo una herramienta para conocer al consumidor y, por ende, al mercado.

Cultura de innovación

Por su parte, Jorge Maquita, fundador y director de Pack innovation, destacó que para que la innovación se dé, debe haber una cultura de innovación dentro de la compañía.

"La cultura de innovación es muy diferente de una compañía que tiene una cultura solamente de producir; la cultura de innovación significa que a veces hay fallas, pero que de esas fallas se aprende, cuando la cultura no permite eso o cuando no permite las ideas de afuera, uno está muerto", comentó.

Para el especialista, las fallas son las oportunidades de aprender de todo el proceso y poder mejorarlo, aunque consideró que es común que esto se dé y que por ello nadie quiera arriesgar: "Nadie quiere decir voy a hacer mi innovación y voy a probar y probar a ver cómo funciona", añadió.

Mencionó que otro error es que en las empresas se quiere que la gente se adapte a los procesos y no permite que esa gente sea suficientemente creativa, pero por el contrario, lo que hace que la innovación sea fructífera es precisamente el que todos sean diferentes.

En su experiencia, lo que realmente se necesita para estar por encima de la competencia es hacer innovación todo el tiempo y no sólo dedicar seis meses para sacar los nuevos productos del año, sino dedicar, como lo hacen Google y 3M, un tiempo permanente para la innovación, hacerla todos los días.


Palabras relacionadas:
IoT en la Cumbre de Innovación en Envases Plásticos, Industria 4.0 en la industria de empaques, empaques inteligentes, primera edición de la Cumbre Latinoamericana de Innovación en Envases Plásticos, conferencistas de la Cumbre de Innovación en Envases Plásticos 2017, eventos para el mercado de empaques en México, perspectivas de la industria de empaques, recomendaciones para la industria de empaques, estrategias para la industria de empaques
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Empaques

Documentos relacionados