Promocione sus productos o servicios con nosotros
Sao Paulo, Brasil - Mayo de 2014

Lanxess abre planta de alta tecnología para plásticos en Brasil

Lanxess, compañía de químicos de especialidad con presencia en más de 30 países, inauguró recientemente su planta de alta tecnología para plásticos en Porto Feliz, Brasil. La firma invirtió unos 27,6 millones de dólares en la planta que tendrá una capacidad anual de 20 mil toneladas métricas y generará unos 50 empleos de alto perfil.

La nueva planta fue creada, principalmente, para soportar la creciente demanda de productos del mercado mobiliario en América Latina. Por ejemplo, en Brasil, el cuarto mercado global del sector automotor, un programa del gobierno llamado “Innovar-Auto” fue implementado a principios de 2013. Ofrece incentivos fiscales para OEM que fortalezcan sus productos así como sus inversiones en investigación y desarrollo en Brasil, y produzcan automóviles que sean más eficientes desde el punto de vista energético.

Con esta nueva planta, Lanxess será capaz de responder a la demanda local de plásticos de alta tecnología usados en el sector automotor, de manera más rápida y eficiente.

“Esta inversión de gran tamaño es una planta de compuestos de última generación que destaca nuestro sólido compromiso con nuestros clientes en Brasil y Latinoamérica, quienes ahora pueden contar con producción local, ingeniería y servicios técnicos, así como excelente calidad de producto y servicio al cliente”, dijo Werner Breuers, miembro de la junta directiva de Lanxess.

En la nueva planta, las poliamidas de polímeros básicos y polibutilenos tereftalatos son mezcladas y refinadas con aditivos especiales y fibra de vidrio, de acuerdo con los requerimientos de los clientes, para líneas de productos plásticos de alta calidad Durathan y Pocan.

Estos materiales son usados para la fabricación de piezas mucho más livianas que pueden reemplazar componentes de metal de los vehículos, ayudando así a reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Con estos materiales, la industria automotriz, así como los proveedores, pueden reducir significativamente los costos de producción, aumentar la libertad de diseño y mejorar la seguridad.

Debido a sus excelentes propiedades, ambos plásticos tienen una amplia variedad de aplicaciones, como manijas de puertas, parachoques, extremos frontales, conectores de cables y tuberías de enfriamiento, entre otras.

La planta de Porto Feliz tendrá 310 empleados, y según Marcelo Lacerda, CEO de Lanxess Brasil, “será un centro de químicos especializados con las mayores tecnologías para nuestros clientes en Brasil y América Latina.

Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados