Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2018

Las industrias del plástico y el calzado se unen para fabricar zapatillas deportivas más eficientes

Fabricantes de indumentaria deportiva como Rebook, Adidas y Brooks Running se aliaron con BASF para desarrollar nuevos materiales.

La demanda por zapatos deportivos más cómodos y duraderos, normalmente impulsada por corredores profesionales y amateurs, y la automatización del proceso de producción del calzado impulsó alianzas entre BASF, uno de los principales proveedores de materiales, y reconocidos fabricantes de indumentaria deportiva.

Sistemas de poliuretano, elastómeros termoplásticos de poliuretano y termoplásticos de ingeniería son algunas soluciones que han contribuido a producir zapatos deportivos más cómodos, y con mayor rendimiento y durabilidad. Para el proyecto colaborativo Liquid Factory, ejecutado con Reebok, BASF desarrolló un líquido a base de uretano —que ayuda a eliminar hongos—, que permite producir las piezas sin moldes y que tiene rápida solidificación.

El primer concepto que salió de dicha asociación fue el Reebok Liquid Speed, una zapatilla de carreras que ofrece confort y eficiencia, diseñada para que el atleta obtenga un retorno de energía; además, la suela y el lazo conforman una sola pieza, ofreciendo un completo retorno sensorial para todo el pie.

Otra tecnología innovadora, que involucró siete años de investigación en carreras y la asociación con BASF, es la entresuela ADN AMP, de la zapatilla Brooks Levitate, de Brooks Running. La suela fue fabricada a partir de un poliuretano modificado a nivel molecular— el Elastopan Sports Light— para ofrecerles mayor confort y durabilidad a los corredores, posibilitando el retorno del 72 % de energía por cada kilogramo-metro de fuerza, resaltó el proveedor en un comunicado.

En esta misma línea, una alianza entre BASF y Adidas dio como resultado el Infinergy, considerado como el primer sistema de poliuretano termoplástico expandido del mundo (E-TPU), que combina las propiedades elásticas del TPU con la ligereza de la espuma y que fue diseñado para la fabricación de las zapatillas de carrera Energy Boost.

Según BASF, el Infinergy retorna casi toda la energía que se aplica en él, garantizando una excelente amortiguación, en solo milésimas de segundo, la suela absorbe la energía cinética generada por el corredor, cuando el pie se posa, y parte de ella regresa hacia el corredor mientras el pie es presionado. Esta tecnología resolvió un antiguo dilema de los corredores, que tenían que elegir entre usar zapatos de competición duros y elásticos o calzados para entrenamiento muy blandos, que ofrecen mucha amortiguación.

Así mismo, BASF ofrece a la industria del calzado el primer sistema de PU (poliuretano) fabricado en un 45  % con materias primas de fuentes renovables, Elastopan Green. Este producto atiende a las crecientes demandas para calzados de alto desempeño con reducción del impacto ambiental en su fabricación, sin dejar a un lado la versatilidad, la durabilidad y la libertad en el diseño de las zapatillas.


Palabras relacionadas:
Alianza de BASF para fabricar zapatillas deportivas más eficientes, alianza BASF y Reebok, alianza BASF y Adidas, alianza BASF y Brooks Running, sistemas de poliuretano para fabricar zapatillas, elastómeros termoplásticos de poliuretano en suelas de zapatos, termoplásticos de ingeniería en la fabricación de zapatillas.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados