Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2018 Página 1 de 3

Las iniciativas contra los plásticos siguen aumentando en México

Por: Verónica Alcántara, corresponsal en México

Nuevos municipios del país aprobaron la prohibición del uso de popotes y bolsas de plástico, así como sanciones económicas a comercios que las entreguen.

En los últimos años en materia legislativa y a nivel de gobiernos locales en México han surgido diversas iniciativas encaminadas a prohibir el uso de ciertos productos plásticos con el argumento de minimizar el impacto ambiental, sin embargo, varias de estas iniciativas carecen de bases científicas y, en cambio, podrían ocasionar pérdida de empleos y cierre de empresas en la industria del plástico.

Los industriales del sector reconocen que el problema ambiental es real, no obstante, consideran que la solución debe ser integral, ya que la causa fundamental es el mal manejo de los residuos que después terminan en tiraderos o en las famosas ‘islas de plástico’ que flotan en los océanos.

Es por ello que en estados como Nuevo León, Querétaro, Sonora, Veracruz, Durango y Ciudad de México, los legisladores locales están impulsando algún tipo de iniciativa contra el uso de bolsas de plástico o popotes, ya que los estiman como un material muy dañino para el medio ambiente en vista de que tarda entre 100 y 500 años en degradarse, y en muchos casos termina flotando en el mar con consecuencias para la flora y fauna marinas.

Apenas el pasado 13 de diciembre el Ayuntamiento de Querétaro aprobó por unanimidad el Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático, que prohibirá a partir del 1 de abril próximo el uso de bolsas de plástico desechables y establece que se aplicarán sanciones de MXP 4.000 a MXP 200.000 a comercios que entreguen este tipo de bolsas a los clientes.

En el Capítulo X sobre regulación de bolsas plásticas desechables, el artículo 132 establece que: “se prohíbe a toda unidad económica en el municipio de Querétaro proporcione a los consumidores cualquier tipo de bolsa de plástico desechable para el acarreo de productos, ya sea de manera gratuita o a la venta para este producto”.

Se explica que la medida es aplicable a bolsas de plástico desechables para el transporte de los productos comercializados o artículos que hayan recibido un servicio suministrado dentro de la tienda, y se excluye a las bolsas que sirven para empaque de alimentos u otros productos. También se menciona que las sanciones no aplicarán a los comercios que proporcionen bolsas reutilizables o desechables si son biodegradables, sin embargo, no establece una especificación técnica respecto a lo que se considera biodegradable.

“La reforma dice que se prohibirán las bolsas de plástico que no comprueben su capacidad de reutilización por lo menos cinco veces, a no ser que estén fabricadas con materiales biodegradables o con productos que ayuden a su pronta biodegradación. Nosotros nos preguntamos: ¿Qué es ‘rápida degradación’ o ‘biodegradación’?”, aseguró Juan Antonio Hernández León, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

El líder del sector añadió que para la elaboración de este reglamento, aprobado en Querétaro, no se contó con especialistas y tampoco los industriales fueron invitados a participar en las consultas ni el foro donde se discutió la medida, por lo que no está claro si las bolsas se van a oxodegradar, hidrodegradar o fotodegradar.

Por ahora, la medida sólo se aplicará en la capital del estado, sin embargo, ya existe una iniciativa por parte de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso local para extenderla a los 18 municipios del estado de Querétaro.

Las autoridades locales han declarado que no hay marcha atrás en esta medida y aunque algunos comerciantes buscarán ampararse contra la prohibición, así como los industriales del plástico han buscado presentar propuestas a las autoridades queretanas para regular en lugar de prohibir las bolsas de plástico, la respuesta no ha sido favorable.

El problema es que con el reglamento tal como está, a decir de Juan Antonio Hernández, cualquier bolsa plástica que esté diseñada para utilizarse una sola vez estará prohibida, incluyendo las bolsas con reciclado y carbonatos de calcio, las bolsas con materiales biobasados, materiales orgánicos mezclados con polietilenos, etcétera. “No nos permite caminar bajo ninguna alternativa”, mencionó.

En su opinión, como se ha demostrado en otros países, a la larga la prohibición de las bolsas de plástico ha llevado al incremento en el consumo de plástico, pues de acuerdo con una encuesta realizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el 97% de las personas en México utilizan bolsas plásticas desechables para tirar la basura o residuos que generan en sus casas.

“Prohibir las bolsas de plástico de camiseta que la gente reutiliza para llevar su basura significa que ahora tendrán que comprar bolsas más grandes de basura para disponer de los desechos y este tipo de bolsa es más grande y más gruesa, entonces la cantidad de plástico en los tiraderos sería mayor”, comentó Juan Antonio Hernández.

Cifras proporcionadas por quienes promovieron este reglamento indican que en Querétaro se usan diariamente 2 millones de bolsas de plástico desechables, que generan 8.000 kilogramos de dióxido de carbono a la atmósfera y que tardan entre 100 y 500 años en degradarse.


Palabras relacionadas:
prohibición del uso de bolsas plásticas en México, prohibición del uso de popotes plásticos en México, reglamentación para el uso de bolsas de plástico en México, reglas para el uso de bolsas de plástico en México, normas para el uso de bolsas plásticas en México, normas para el uso de popotes de plástico en México, reglas para el uso de pitillos de plástico, iniciativas en contra del uso de bolsas plásticas en México, opinión de Anipac del uso de bolsas plásticas, prohibido uso de pajillas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Reciclaje y Sostenibilidad