Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2012 Página 1 de 2

Manufactura: Integración de procesos para la industria automotriz

Equipo editorial de Tecnología del Plástico

Las tecnologías para fabricación de autopartes integran múltiples procesos en una sola etapa de producción, lo cual reduce costo y tiempos de producción.

La industria plástica penetra cada vez más el sector automotor, gracias al bajo peso de las resinas termoplásticas, a la facilidad de conformación y, ante todo, a que con piezas termoplásticas es posible integrar en una sola parte las funcionalidades de varias piezas metálicas, que anteriormente debían fabricarse por separado y posteriormente ensamblarse. 

Todas estas ventajas hacen que los procesos de transformación sean cada vez más complejos, y que la premisa suprema de la industria sea la de “integración”. Ésta es una palabra que se oye en todas las conferencias del sector y que resume lo que ha sucedido con los procesos de transformación de plásticos orientados a servir a la industria automotriz. 

Ahora es posible ver procesos que combinan por ejemplo inyección y termoformado, o inyección-espumado, o inyección de componentes duros con sobremoldeo de componentes blandos. Acompáñenos en un recuento de los principales desarrollos que ha visto en este sector la industria de transformación de plásticos.

Multicomponente en una etapa: ahora en serie
Con el objetivo de lograr mayor confort dentro de la cabina, tal como lo dictaminan las tendencias de diseño en la industria automotriz, se tiende a usar el sobremoldeo de un componente suave sobre la cobertura del motor en los interiores automotrices. El proveedor de Daimler, S.O.L.E., ha instalado la primera línea de producción en serie de cabinas de interiores utilizando el método “Dolphin”, creado por Engel para el sobremoldeo con materiales suaves al tacto. La tecnología será usada para la producción de la línea Actros de Mercedes-Benz. 

La línea de producción se compone de una máquina de inyección Engel tipo Duo, con tecnología de placas girables, y cuenta con un dispositivo para espumar físicamente. Además tiene ensamblado un robot industrial. En la primera etapa se produce una pieza base, que después se recubre con un termoplástico espumado, en el mismo paso de producción. Por el hecho de que se hace todo en el mismo paso, el proceso es más eficiente que la inyección multicomponente o la inyección espumada para la producción de piezas con un componente duro y uno suave. Las grandes ventajas de este proceso son la integración y la calidad de la pieza producida. 

El proceso de producción se desarrolló por Engel Austria, en cooperación con el fabricante de moldes Georg Kaufmann, de Suiza, y con BASF y el P-Group, de Alemania. Fue presentado por primera vez en la feria K 2007. La empresa S.O.L.E., de Italia, se ha dedicado en los últimos años a perfeccionar el proceso y a optimizarlo para producir piezas en serie. En el proyecto Actros cooperan también Geor Kaufmann y P-Group. De acuerdo con declaraciones de Engel Austria, en el momento hay nuevos productos en estudio, que harían uso del proceso Dolphin para la fabricación en serie de piezas.

Novedades en producción de ductos 
Con el objetivo de satisfacer los estándares de emisión en vehículos, que cada vez son más estrictos, está aumentando la integración de componentes dentro del tanque moldeado en materiales termoplásticos.Kautex presentó su proceso C3LS de moldeo por soplado, que permite integrar en el parison elementos que han de ser usados después en el tanque, como medidores de volumen, canales de ventilación o válvulas. 

En el proceso se extruye primero una preforma larga, que se corta en dirección paralela a su eje y se abre. En esta abertura se integra el componente deseado y después se cierra la preforma y se sopla. Este innovador proceso le mereció a Kautex el premio de “Innovación del Año en Moldeo por Soplado”, del prestigioso premio Alemán Dr. Reinold Hagen en la edición 2011. 

En una nueva variante de la inyección asistida por fluido, el IKV, Instituto para Procesamiento de Plástico de la Universidad de Aachen, se enfoca en la investigación de la tecnología de “inyección asistida con proyectil”, que se abrevia PIT (“Projectile Injection Technology”). De forma similar a las tecnologías de inyección asistida con gas o con agua, con esta tecnología se emplea un proyectil impulsado por un fluido, y el proyectil se encarga de generar la cavidad hueca. La ventaja es que así pueden controlarse mucho mejor los espesores de pared en la pieza, de forma prácticamente independiente de las propiedades reológicas que tiene el polímero base. Además, la reproducibilidad mejora sustancialmente. 

Aunque la tecnología ya se aplica en serie, los costos aún son elevados, debido a que no se tiene suficiente información acerca de temas como el diseño de proyectil o el diseño del molde. En el IKV actualmente se investiga la influencia de diversos parámetros de proceso, resina y geometrías de proyectil.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mercados: Industria automotriz

Documentos relacionados