Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2001 Página 1 de 3

Merheg Cachum, personaje del año de la industria

Marcia Cárdenas

Este líder del sector presenta sus ideas sobre la industria plástica brasileña y latinoamericana, así como su opinión sobre el futuro de la región.

El industrial brasileño Merheg Cachum, actual presidente de la Asociación Brasileña de Industrias del Plástico, ABIPLAST, y de la Asociación Latinoamericana de la Industria Plástica, ALIPLAST, es el Personaje del año de la industria latinoamericana.

Hijo de inmigrantes sirios, Cachum nació en São Paulo, en 1938. Si bien se graduó como físico en la Universidad Mackenzie, en São Paulo, ha dedicado la mayor parte de su vida a trabajar con y para el sector transformador del plástico de Brasil.

Sin antecedentes familiares ni profesionales que lo vincularan al sector, la entrada de Cachum a la industria fue un evento singular, que vale la pena contar. Apenas recién graduado de físico, empezó a dictar clases de esta materia a los hijos de un empresario, dueño de una planta de transformación de plástico, con el que trabó amistad de inmediato. Luego, y por su desempeño profesional y calidad humana, le fue depositada la responsabilidad de las labores administrativas dentro de dicha empresa. Aprendió muy rápido sobre los temas de este sector y su desempeño fue tan sobresaliente que, en 1964, llegó a fundar su propia empresa. Actualmente, y gracias a su gestión durante todos estos años, la empresa, Injetec Indústria e Comércio Ltda., se ha especializado y es reconocida en el ramo de la producción de piezas inyectadas para el mercado automotor y de consumo.

La incursión de Cachum en la labor gremial, en favor del plástico, de nuevo tiene que ver con otra casualidad en su vida. Cuando regresaba de un viaje de negocios de Europa, se vio obligado a pasar varias horas en el aeropuerto de París, aguardando la salida de su vuelo para São Paulo. Durante este tiempo de espera entabló conversación con otro de los pasajeros afectados por el retraso del vuelo. Horas más tarde, Cachum se enteró de que se trataba, en ese entonces, del presidente de la ABIPLAST, Feres Abujanra. Desde ese momento iniciaron una amistad que llevó a Cachum a conocer y a integrase en las labores de la asociación.

Fue así como, en 1995, asumió la presidencia de ABIPLAST y del Sindicato de la Industria del Material Plástico del Estado de São Paulo, SINDIPLAST. También se cuenta entre los directivos de la Federación y del Centro de Industrias del Estado de São Paulo, FIESP/CIESP.

Por su permanente presencia en el sector, a nivel nacional e internacional, Cachum también fue elegido presidente de la Asociación Latinoamericana de la Industria Plástica, ALIPLAST, durante los períodos 1998 a 1999 y 2000 a 2001.

Merheg Cachum está casado con Dirce Calcateria y tiene tres hijos: Paula, Carla y Marcos. Los tres son graduados en administración de empresas y Carla y Marcos están al frente de Injetec, su empresa, pues desde hace algunos años dedica la totalidad de su tiempo a las actividades de ABIPLAST y, de manera paralela, de ALIPLAST.

Por todo lo anterior, el título de ¨Personaje de la industria plástica de 2001¨ es apenas un homenaje a la labor de este líder gremial, que se ha ganado el reconocimiento de la comunidad de empresarios de la industria transformadora de Brasil. En entrevista exclusiva para Tecnología del Plástico, Merheg Cachum expuso sus ideas sobre la industria plástica brasileña y latinoamericana, así como su opinión sobre el futuro económico de la región.

Las industrias brasileñas, en general, que a comienzos del año prevían un crecimiento del 4.5% con respecto del año 2000, ahora apenas se contentarán con un 2%. Ante este panorama, ¿cómo analiza la situación actual de la industria de procesamiento de plásticos en Brasil?

El sector de plástico experimenta una época de gran crecimiento. La producción del plástico en el año 2000 fue de 3.78 millones de toneladas y aún se espera que este año se alcance un crecimiento alrededor de 10%. Las perspectivas son positivas gracias a la consolidación del mercado y la mejoría en los niveles de empleo.

No obstante, es claro que Brasil atraviesa una etapa difícil, principalmente por causa de la crisis energética que está experimentando en todo su territorio. El presente año no va a ser bueno y tampoco el 2002. Con suerte, el problema energético comenzará a resolverse apenas en el 2003, cuando finalice la construcción de 49 termoeléctricas que suplirán las deficiencias actuales.

Otro de los factores preocupantes para los procesadores del plástico tiene que ver con el monopolio de la Petrobrás sobre el valor del nafta, la materia prima derivada del petróleo. El nafta subió 18% en mayo pasado. Y, de hecho, la industria de resinas plásticas reajustó en 12% sus precios en agosto, luego de haber hecho un aumento de 8% apenas en junio pasado. Estos reajustes afectan especialmente la producción de envases plásticos.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados