Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2008 Página 1 de 2

México: Situación actual y retos de la industria plástica

Basado en la conferencia Perspectivas 2008

La industria plástica mexicana deberá hacerles frente a múltiples desafíos en 2008. Sin embargo, los empresarios tienen las herramientas para superarlos.

El año 2008 no será fácil para la industria del plástico en México. Las amenazas de la recesión en Estados Unidos, la disminución en las exportaciones, los altos costos de las materias primas, la competencia asiática y el contrabando pueden resentir a una industria que con mucho esfuerzo se fortaleció en la última década.

No obstante, las proyecciones realizadas por la Asociación Nacional de Industrias del Plástico, ANIPAC, indican que el sector se encuentra preparado para afrontar los retos venideros y salir bien librado de la coyuntura que se avecina. De acuerdo con Eduardo de la Tijera Coeto, presidente de ANIPAC y director de la respetada empresa de consultoría Grupo TEXNE, las experiencias aprendidas del pasado reciente y las fortalezas adquiridas después de la crisis de principios del milenio son herramientas que permitirán no repetir los cinco años de vacas flacas vividos por los empresarios del plástico entre 2001 y 2005.

En el Séptimo Informe sobre la Industria del Plástico de México, el presidente de ANIPAC realizó un profundo análisis sobre las perspectivas para 2008 y sobre el papel que deben jugar los empresarios para enfrentar las dificultades. De la Tijera Coeto señaló seis retos importantes para 2008: Diversificar los mercados y buscar la complementación; comprar materias primas en conjunto con el fin de reducir costos; monitorear la competencia, denunciar y actuar frente al contrabando; mejorar los márgenes a partir de la innovación, la diferenciación y la eficiencia; informar a grandes usuarios sobre las ventajas que ofrecen los productos plásticos reciclables frente a los supuestamente degradables, y, finalmente, impulsar programas de fomento, en llave con el gobierno, que permitan una mayor unidad y participación dentro del desarrollo de la cadena productiva.

Realidad del sector
El análisis realizado por ANIPAC sostiene que la industria del plástico en México experimentó recientemente dos periodos importantes que determinaron la situación actual de la industria. Al primer periodo se le denomina despegue y se ubica en el último lustro del siglo pasado. Esta etapa coincide con los primeros cinco años del TLC de América del Norte, TLCAN, cuando la industria plástica aumentó su producción y creció gracias al impulso de las exportaciones manufactureras.

Por su parte, el segundo periodo es el de la consolidación que se presenta entre 2001 y 2005. Durante esta etapa hubo un menor crecimiento, pérdida de empleos y de empresas, fusiones y adquisiciones, pero al final el sector terminó consolidado y logró aumentar la inversión y la productividad. Según advierte De la Tijera Coeto, la consolidación de la industria del plástico costó 30 mil empleos y 1.200 empresas en cinco años.

En la actualidad, el sector debe encarar los precios de las materias primas más altos de la historia. Anteriormente, los costos altos de las resinas duraban unos cuantos meses, pero ahora, persisten por varios años. Los pisos de los precios de las materias primas se incrementaron 400 dólares con respecto a los promedios históricos. En este sentido resulta importante señalar que México es el segundo importador de plástico del mundo después de China. En 2007, compró en el exterior 6,169 millones de dólares de resinas y 10,284 millones de dólares en productos plásticos.

En cuanto a las exportaciones, México vendió al mundo 1,1 millones de toneladas de productos plásticos en 2007. De este total, 36,3% fueron envases y contenedores; 25,5% desperdicios; 12,8% películas, cintas y hojas y 14,3% otros plásticos.

Perspectivas para el 2008
La principal amenaza para el sector del plástico en México proviene de la recesión que se evidencia en los Estados Unidos. Como el consumo de los estadounidenses no crecerá mucho, es previsible que este país busque abastecerse con bienes locales. Incluso, es probable que se generen excedentes exportables. En estas condiciones, la economía mexicana no crecerá al 3,4% sino que lo hará a un ritmo mucho menor. Igualmente, las exportaciones manufactureras se verán afectadas y, teniendo en cuenta que prácticamente todas consumen plástico, el sector también verá reducida la demanda por esta vía. Un efecto colateral será la reducción en el empleo mexicano, la consecuente disminución del ingreso de la población y por ende el menor consumo, inclusive de productos plásticos o empacados en plástico.

Acerca del autor

Basado en la conferencia Perspectivas 2008

Conferencia Perspectivas 2008: Séptimo informe sobre la industria del plástico en México, presentado por Eduardo de la Tijera, presidente de ANIPAC, en febrero de 2008
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados