Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2017 Página 1 de 2

México va contra los microplásticos

Por: Verónica Alcántara, corresponsal en México

Las recientes legislaciones en otros países motivaron una revisión de regulaciones existentes en el país. Por ende, el objetivo es evitar contaminación en aguas.

Para seguir los pasos de Estados Unidos y otras naciones que han prohibido el uso de microplásticos en productos para el cuidado personal, en México una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud busca prohibir la venta, manufactura y distribución de productos cosméticos y de higiene personal que contienen microplásticos por ser componentes que dañan el medio ambiente y ponen en riesgo la salud de las personas.

El estudio “A global inventory of small floating plastic debris”, publicado en la revista Environmental Research Letters, estima que el número acumulado de partículas microplásticas en 2014 oscilaba entre 15 y 51 billones con un peso de entre 93 y 236,000 toneladas y se han documentado residuos plásticos y microplásticos en todos los ambientes marinos, desde el litoral hasta el mar abierto, desde la superficie del mar hasta el fondo marino, en sedimentos de aguas profundas, e incluso, en el hielo marino ártico.

Hasta ahora en México se carece de información sobre el impacto de los microplásticos en las aguas nacionales y la flora y fauna que las habitan, pero es un hecho que las referencias de otras regiones del mundo indican que indiscutiblemente estas microesferas plásticas también están teniendo un impacto negativo en los mares mexicanos.

Es por ello que la propuesta de reforma presentada por el senador del Partido Acción Nacional (PAN), Raúl Gracia Guzmán, argumenta que aun cuando los microplásticos utilizados en productos cosméticos y de cuidado personal no son los únicos responsables de la contaminación marina, tienen el agravante de que son añadidos de forma consciente a los productos y además son imposibles de recolectar para su posterior reciclaje o disposición segura.

“En México, la regulación en cuanto al tema de los plásticos es nula, sin embargo, es un problema que en el resto del mundo se ha estado atacando, por lo que al prohibir la producción de cosméticos con microesferas sería el primer paso para proteger nuestros mares y las especies que en ellos viven”, afirmó el senador durante la presentación de su iniciativa en tribuna.

El problema de los microplásticos es algo complejo, puesto que por su tamaño que es menor a 5 mm son difíciles de clasificar para su estudio, y además al estar añadidos a productos que se utilizan para la higiene personal se descargan directamente en el desagüe y son tan pequeños que ningún sistema de tratamiento de aguas es capaz de filtrarlas para evitar que lleguen a los océanos.

Las microesferas de plástico que llegan al ambiente marino provienen no sólo de los productos para el cuidado personal como champú, pastas dentales, jabones, cosméticos, exfoliantes, bloqueadores solares, entre otros, sino que también son el resultado de la degradación que sufren los macroplásticos que también llegan a los mares y se van desintegrando en partículas más pequeñas.

La cuestión es que mientras que la normativa global para reducir el uso de macroplásticos como bolsas para el supermercado, popotes o pajillas, platos desechables, empaques degradables, etcétera, está avanzando en prácticamente todo el mundo, incluso, con iniciativas para su recuperación y reuso, en el caso de los microplásticos que son utilizados en la industria cosmética, al ser una problemática relativamente reciente, todavía en la mayoría de los países no existen regulaciones sobre el tema.

En diciembre de 2015, el entonces presidente de Estados Unidos, Barak Obama firmó la Ley conocida como Microbead-Free Waters Act que prohíbe la fabricación y uso de productos de consumo que contengan microperlas de plástico desde julio de 2017 y su venta a partir de 2018; también el Reino Unido ha anunciado que prohibirá los microplásticos en productos para el cuidado personal a partir de este año.

Otros países como Australia, Austria, Bangladesh, Bélgica, Canadá, China, India, Indonesia, Francia, Países Bajos, Noruega, Suecia y Taiwán, ya están considerando esta prohibición y ha habido iniciativas por parte de organizaciones como Greenpeace o Beat the Microbead, que con sus campañas mundiales buscan concientizar a los consumidores para dejar de utilizar productos que contengan microesferas de plástico.

En México, hace apenas unos meses que se inició un estudio para conocer la concentración de microplásticos en la Bahía de Ensenada en Baja California, es el primer análisis que se hace al respecto y se espera que los resultados estén listos en la segunda mitad de 2018, para después poder estudiar el daño que han causado en la flora y fauna marinas.

En el país la industria cosmética y de cuidado personal tiene un valor de mercado de US$ 9,000 millones, según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec), y se coloca como el número 12 en el mundo por su tamaño con un crecimiento de 7.9% en producción el año pasado.

Las compañías más importantes del sector tienen unidades de producción y venta en territorio mexicano como Henkel, P&G, L’Oréal, Unilever, Natura, Johnson & Johnson, Revlon, Coty, Beiersdorf, Avon, Esteé Lauder, por mencionar las más conocidas. Este es un sector que representa 2.14% del PIB manufacturero y es superavitario, ya que durante 2016 se exportaron US$ 2,561.7 millones y se importaron US$ 1,496 millones, siendo México el primer exportador en América Latina.


Palabras relacionadas:
Legislaciones para el uso de microplásticos en México, regulaciones para el uso de microplásticos en México, condiciones para el uso de microplásticos en México, utilización de microplásticos en México, restricciones para el uso de microplásticos en México, consecuencia del uso de microplásticos en México, prohibiciones para el uso de microplásticos, reglamentación para el uso de microplásticos en México, razones por las que México va contra los microplásticos, daños causados por microplásticos
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales