Promocione sus productos o servicios con nosotros
Julio de 2003 Página 2 de 4

PVC: ¿Cuáles son sus efectos en el ambiente y la salud humana?

Helmut Reinecke

Las propiedades mecánicas y térmicas del PVC pueden modificarse mediante la adición de compuestos de bajo peso molecular que se mezclan con la matriz polimérica. La inclusión de estos aditivos en diferentes cantidades genera materiales con una importante versatilidad de propiedades. Los principales aditivos que se emplean son plastificantes y estabilizantes. El inconveniente de estos compuestos es que no se mantienen dentro del material plástico sino que suelen migrar a su superficie, lo cual conduce a un empobrecimiento dentro del polímero con la consiguiente pérdida de las propiedades originales, y además contribuyen a la contaminación del ambiente. El impacto ambiental de los aditivos más frecuentemente utilizados fue uno de los aspectos estudiados por la Comisión de Expertos.

Los estabilizantes, que se utilizan para reducir la sensibilidad del PVC hacia calor y luz ultravioleta están compuestos de sales de metales pesados como el plomo, bario, calcio o cadmio, o de compuestos organoestánnicos.

Los estabilizantes de plomo son en la actualidad los más ampliamente utilizados. En Europa se utilizaron en 1998 aproximadamente 112.000 toneladas de estabilizantes de plomo, que constituyen aproximadamente el 3% del consumo total de este metal pesado. Los estabilizantes de plomo se utilizan principalmente en tuberías, perfiles y cables.

Otros estabilizantes que se usan son el Cadmio, sistemas calcio/zinc o bario/zinc y los compuestos organoestánnicos. Estos últimos con un consumo de 15.000 toneladas, representan aproximadamente el 9,3% del consumo europeo de estabilizantes y se utilizan principalmente en láminas rígidas para embalajes, botellas, cubiertas para techar y planchas transparentes rígidas para la construcción.

La mayoría de los compuestos de plomo y cadmio, incluidos los utilizados en el PVC, están clasificados como tóxicos para la reproducción, nocivos, peligrosos para el medio ambiente y presentan peligro de efectos acumulativos. Los dos metales son persistentes y algunos de los compuestos que forman se acumulan en ciertos organismos.

Como ocurre con la mayor parte de los metales pesados, existen muchas otras fuentes de emisión de cadmio y plomo además de las que se usan en productos plásticos, que contribuyen mucho más a la dispersión de estos metales pesados en el medio ambiente, como por ejemplo las actividades industriales, el petróleo, los fertilizantes, entre otros. Asimismo, ambos metales pesados se utilizan en numerosos productos. Los usos cuantitativamente más importantes del plomo y el cadmio son las pilas y los acumuladores.

Los riesgos potenciales derivados de los estabilizantes de plomo o cadmio en el PVC se pueden resumir en tres puntos:
- ,Los estabilizantes de plomo y cadmio en PVC muy probablemente permanecerán retenidos en el PVC durante la fase de utilización y, por lo tanto, no contribuirán de forma significativa a la exposición. Puede producirse contaminación potencial del medio ambiente por el uso de estabilizantes de plomo o cadmio en el PVC durante las fases de producción y de residuo.
- Durante las fases de producción y de tratamiento de residuos, es preciso adoptar una serie de medidas específicas de protección con el fin de eliminar o hacer mínima la exposición de los trabajadores.
- No se dispone de datos exactos sobre la contribución de los estabilizantes de plomo en el PVC a la carga global de plomo en los residuos sólidos urbanos almacenados en vertederos o incinerados. En el caso del cadmio, se calcula que aproximadamente el 10% del cadmio que se encuentra en incineradoras de residuos o vertederos procede del PVC. Durante la incineración de PVC y otros residuos, prácticamente todo el plomo y el cadmio termina en las cenizas del fondo y en las cenizas volantes de las incineradoras.

Actualmente no puede cuantificarse con precisión el efecto de la sustitución del plomo o cadmio sobre las emisiones globales al medio ambiente. No obstante, la Comisión de Expertos considera discutible si una sustitución general de estos estabilizantes tendría unas repercusiones importantes sobre el total de emisiones de estos metales pesados. Los sustitutos principales son los estabilizantes de calcio-zinc y los organoestánnicos. Los compuestos de calcio/zinc presentan un perfil de riesgo más ventajoso que los de plomo/cadmio y actualmente no están clasificados como peligrosos.

La mitad de la producción total del PVC está dirigida a la fabricación de PVC flexible. Para elaborar estos materiales se emplean grandes cantidades de plastificantes que suelen ser ésteres de ácidos orgánicos, principalmente ftalatos y adipatos que pueden llegar a constituir más del 50% en peso del producto acabado. En Europa occidental se producen anualmente cerca de 900.000 toneladas de ftalatos para plastificar PVC, lo cual hace necesario un análisis de sus posibles riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Las evaluaciones del riesgo realizadas han concluido que no existe preocupación en cuanto al potencial de bioacumulación de la mayoría de los ftalatos usados, aunque los ftalatos de cadena larga presentan una biodegradabilidad reducida en condiciones normales de tratamiento de residuos, y solamente se degradan parcialmente en las instalaciones de depuración de lixiviados y aguas residuales. Determinados ftalatos, así como sus metabolitos y productos de degradación, pueden provocar efectos adversos en la salud humana, en particular, en el hígado y riñones y en los testículos. Algunos plastificantes tienen también propiedades como perturbadores endocrinos o son, incluso, sospechosos de ser cancerígenos.

Acerca del autor

Helmut Reinecke

Doctor en ciencias químicas de la universidad de Freiburg, Alemania. De nacionalidad alemana, reside desde hace varios años en Madrid, donde actualmente es científico titular en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), especializado en la modificación y caracterización de superficies de películas.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales

Documentos relacionados