PVC, ¿Cuáles son sus efectos en el ambiente y la salud humana?
Descargar Ebook
Promocione sus productos o servicios con nosotros
¿Qué está buscando?
Síganos en
Artículo
Página 3 de 4

PVC: ¿Cuáles son sus efectos en el ambiente y la salud humana?

Julio de 2003

Helmut Reinecke

Por estas razones, el uso de estos ftalatos es especialmente crítico en aplicaciones donde el PVC tiene contacto con soluciones fisiológicas como por ejemplo en bolsas de sangre o catéteres. También existen riesgos ocasionados por el uso de ftalatos en determinados juguetes y artículos de puericultura de PVC blando ya que se desprenden de los juguetes y artículos de puericultura cuando los chupan bebés o niños pequeños. Por estas razones, el Comité de Expertos recomienda buscar alternativas más ecológicas a los plastificantes empleados en la actualidad para estas aplicaciones.

El manejo de residuos de PVC 
Se estima que en 1999 la cantidad total de residuos de PVC anuales era de unos 4,1 millones de toneladas en la Unión Europea, que pueden dividirse en 3,6 millones de toneladas de residuos postconsumo de PVC y 0,5 millones de toneladas de residuos preconsumo. Estas cifras explican la gran importancia que tiene la gestión de residuos del PVC en el análisis global de su impacto medioambiental. La Comisión de Expertos ha realizado cuatro estudios destinados a evaluar los aspectos técnicos, ecológicos y económicos de las principales opciones: reciclado mecánico, reciclado químico, incineración y descarga en vertedero.

Por reciclado mecánico se entienden los procesos de reciclado en los que los residuos de PVC sólo se tratan mecánicamente, principalmente mediante picado, tamizado y triturado. Los reciclados resultantes pueden transformarse en nuevos productos dependiendo del grado de contaminación y de la composición del material recogido. Varios estudios sobre el ciclo de vida de algunos productos concretos de PVC han demostrado que el reciclado mecánico ofrece un beneficio medioambiental para los residuos de producción, recortes y residuos postconsumo de PVC que pueden separarse.

Por lo que respecta a los residuos preconsumo, en 1998 se reciclaron unas 420.000 toneladas de PVC, que representaron alrededor del 85% de la generación de residuos preconsumo de PVC. El reciclado mecánico de residuos preconsumo puede considerarse una actividad económica lucrativa.

Por otro lado, el estudio de la Comisión muestra que el reciclado de los residuos postconsumo sigue estando a un nivel muy bajo en la UE y las cantidades recicladas, unas 100.000 toneladas, representan menos del 3% del total. Esto se explica porque, como ocurre en el caso de otros materiales, el reciclado de PVC está limitado por los costos totales de reciclado. La rentabilidad económica sólo se alcanza cuando los costos de reciclado netos, es decir, los costos globales de recogida, separación y transformación, son inferiores a los generados por otras rutas alternativas de gestión de residuos. Si no puede lograrse la rentabilidad económica, el reciclado de los residuos de PVC no será atractivo y no podrá avanzar.

La Comisión considera, dado el bajo porcentaje actual de reciclado, que es preciso incrementar el reciclado mecánico de PVC. Esto puede conseguirse a través de una serie de medidas, que podrían incluir la recogida obligatoria para algunas cadenas importantes de residuos de PVC, el compromiso voluntario del sector para mejorar y financiar la recogida y el reciclado de estos materiales, y el desarrollo de procesos innovadores de reciclado para determinados residuos postconsumo de PVC.

El reciclado químico incluye una serie de procesos mediante los cuales las moléculas de polímero que constituyen los materiales plásticos se rompen en moléculas más pequeñas. Éstas pueden ser o bien monómeros que pueden utilizarse directamente para producir nuevos polímeros o bien otras sustancias que pueden ser utilizadas en otro lugar como materiales de partida en procesos de la industria química básica.

De acuerdo con varios análisis del ciclo de vida, algunos procesos de reciclado químico darían resultados considerablemente mejores en cuanto a uso energético y calentamiento global que la incineración y la descarga en vertedero de los residuos sólidos urbanos. Además, en algunos procesos se valoriza el cloro, con lo que se evitaría una nueva producción a través de electrólisis cloroalcalina, de mayor intensidad energética.

En la actualidad, el reciclado químico en la Unión Europea tiene que competir con otras prácticas de gestión de residuos, principalmente basadas en la descarga en vertedero y la incineración, que presentan tarifas más económicas. Sin embargo, la Comisión recomienda apoyar nuevas iniciativas y fomentar el reciclado químico como alternativa interesante.

Los residuos de PVC a eliminar por incineración, se tratan fundamentalmente en incineradoras de residuos urbanos y en incineradoras de residuos hospitalarios. En la Unión Europea se incineran anualmente unas 600.000 toneladas de PVC lo cual representa alrededor del 10% de la fracción de plástico incinerada y en torno al 0,7% de la cantidad total de residuos incinerados.

Los residuos de PVC aportan entre el 38% y el 66% del contenido en cloro en las cadenas de residuos que se incineran. Las otras fuentes principales de cloro son las materias putrescibles (alrededor del 17%) y el papel (10%).

(0) Comentarios
Acerca del autor

Helmut Reinecke

Doctor en ciencias químicas de la universidad de Freiburg, Alemania. De nacionalidad alemana, reside desde hace varios años en Madrid, donde actualmente es científico titular en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), especializado en la modificación y caracterización de superficies de películas.

Otras noticias de Materiales

El color en el plástico ha sido un elemento esencial para los moldeadores de artículos plásticos y sus clientes a la hora de buscar que sus productos sean diferenciados en el mercado. Foto: © sarikhani – Fotolia.

Colores y pigmentos: pequeñas dosis, grandes efectos

Biofase comercializa Biocom, una resina termoplástica para la fabricación de productos desechables y compostables; y Biocom Híbrido que es una mezcla de la misma resina con otros polímeros.

México tendrá nueva planta para producción de bioplásticos

Frente a la incertidumbre el año pasado, los factores que determinan la demanda de plásticos en el país presentaron signos positivos: creció el PIB, las ventas al menudeo, etcétera, y la industria del plástico generó más empleo, mejores remuneraciones, mayor productividad, inversión y capacidad utilizada. Foto: ©xtock - Fotolia.

El 2016 será un año positivo para la industria del...

 A. Schulman ofrece en su portafolio combinaciones de poliamidas, PBT, PET, ASA, SAN, PP, ABS, PMMA, PC y termoplásticos elastómeros, que pueden mezclarse libremente para lograr propiedades únicas y "a la medida" en autopartes.

Compuestos de plásticos de ingeniería: diseñando...

Documentos relacionados

Nota complementaria

Sección patrocinada por:
Recomendados
Blogs