Promocione sus productos o servicios con nosotros
Enero de 2009 Página 1 de 2

Perspectivas del sector plástico mexicano y ventajas competiticas en tiempos de crisis

María Dolores Montes e Ismael Jiménez, México

Prudencia en las inversiones, administración y capacitación serían las aliadas del sector mexicano de plásticos para hacerles frente a las dificultades en 2009.

Si hace cinco años algunas voces del sector plástico en México pronosticaron un crecimiento anual de 40% a partir de 2010, hoy las previsiones son mucho más conservadoras, pues al igual que sucede con la mayoría de las ramas industriales, la crisis mundial las ha hecho presas de la incertidumbre.

Los datos reflejan que, hasta 2007, las cosas marchaban bien para la industria del plástico en México. Por ejemplo, en ese año, la producción de resinas creció 6,7%, la fabricación de productos plásticos lo hizo en 4,8% y las exportaciones casi alcanzaron 6%. El eslabón de maquinaria y equipo para trabajar caucho o plástico mostró un incremento de 28,8% en comparación con 2005, de acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac). Cabe señalar que es justo en el rubro de maquinaria donde empresas de Argentina, Colombia y Brasil, principalmente, estaban encontrando un nicho de negocio muy atractivo en México, compitiendo en este segmento con países como Alemania, Italia y Checoslovaquia, entre otros.

No obstante, la situación de la cadena en general ha cambiado. "Es difícil hablar de nuevas oportunidades de negocio en este escenario, ya que varios de los proyectos que estaban en puerta para arrancar a fines de 2008, tanto en el sector automotriz como en la industria de electrodomésticos, se han detenido", comentó el ingeniero Fernando González, gerente de Resinal, compañía especialista en plásticos de ingeniería y materiales especiales.

Hace una década, la industria mexicana del plástico participaba con 17% de la producción total del sector químico; en 2008 ese porcentaje fue de 37%. Aunque se considera difícil que en los próximos dos años su participación esté por debajo de 30%, parece claro que tampoco aumentará, como no lo hará el número de empresas que integran esta rama, que hoy en día suman 3.151, 1.000 menos que en el año 2000.

"Entre empresarios del sector la crisis se ha reflejado en baja de ingresos, alza de costos y pérdida de rentabilidad. Para 2009 se anticipa un crecimiento de 1%, y se prevé que la crisis en México durará hasta 2010", menciona Raúl Gálvez, presidente de la Rama del Plástico de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Estrategias en puerta
Para Raúl Gálvez será necesario que las empresas conserven el valor de sus productos y servicios, hagan un manejo adecuado de su liquidez y, de requerirse, recurran a fusiones y adquisiciones. Este último punto es el que ya se comienza a observar en México: pequeñas y grandes compañías vinculadas al sector del plástico forman alianzas como una estrategia para mantenerse en el mercado.

Un ejemplo de lo anterior es Plásticos del Futuro (Plafusa), fabricante de láminas de PET, PLA y poliestireno en sus diferentes terminaciones, con 40 años en el mercado mexicano. "Nos asociamos comercialmente con NatureWorks para traer PLA a México. Ahora trabajamos otros productos a base de PTL, de la familia del PET, y estamos haciendo un PLT, que es un material de PLA con propiedades diferentes", explica Germán Sada López, gerente de marca de la firma.

Como se observa, la viabilidad para que empresas del continente hagan negocios y alianzas con sus similares de México, hoy más que nunca, es real, y la situación que se vive empuja a ello.

No todo es gris
Para el ingeniero Rafael Blanco, vicepresidente de la Rama del Plástico en Canacintra y presidente del Instituto Mexicano del Plástico Industrial (IMPI), el hecho de que una empresa sea o no exitosa en México no tiene tanto que ver con una cuestión de precios —en materias primas o insumos—, sino más bien con administración y capacitación. "Más que crisis de empresas, hay crisis de empresarios con visión a futuro. En el mundo hay excedente de materias primas, así que no hay que preocuparnos por eso. Hay que dedicarnos a producir con calidad y, para eso, hay que capacitarnos para darle valor agregado al producto".

El licenciado Miguel Ángel Martín, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) y presidente de Industrias Plásticas Martín, asegura los industriales de la transformación deberán migrar a esquemas de innovación y diseño que otorguen elementos de permanencia más allá de 2009. "Aquellas empresas que quieran mantener su mismo producto de hace 20 años sin cambios, no podrán subsistir; con o sin crisis. El plus está en la innovación", comenta.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados