Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2015

Reforma energética dinamizará petroquímica mexicana

Por: Verónica Alcántara

A partir de 2018 la industria petroquímica mexicana se dinamizará, luego de dos décadas de estancamiento en la inversión en las que México ha dependido de las importaciones para satisfacer sus necesidades domésticas de insumos, según prevé la consultora IHS.

"Después de años de estancamiento, sin nueva capacidad de producción petroquímica instalada en el país y varios cierres de fábricas, la industria petroquímica mexicana ha estado estancada en inversión y ha tenido que depender en gran medida de las importaciones de materias primas", dijo Rina Quijada, directora senior de IHS Chemical para América Latina.

Un análisis de IHS indica que en 2014, México importó cerca de US$ 24.500 millones en productos químicos y petroquímicos para satisfacer sus necesidades domésticas, pero en algunos rubros como el de polietileno, la brecha de importación es más dramático, pues las importaciones alcanzaron 1,5 millones de toneladas de este plástico, lo que representa el 75% de la demanda de polietileno del país.

La especialista consideró que la apertura del sector energético en México y la inversión de Braskem Idesa en el proyecto Etileno XXI, localizado en Veracruz, favorecerá el crecimiento en la capacidad de producción de petroquímicos en el país en los próximos cinco a ocho años.

El informe de IHS indica que los productos químicos orgánicos (representan 85% de las importaciones totales de químicos) son el grupo más importante de los químicos que México importa. El estireno, xileno y ciclohexano son sólo tres ejemplos de lo que la industria está demandando en el país y las cantidades que se importan son significativas. Otras resinas importadas son el etileno, polímeros de propileno, polímeros de cloruro de vinilo y plásticos de ingeniería.

A mediados de 1990, la producción de bienes de consumo, electrodomésticos, partes de automóviles y productos de envasado de alimentos para el consumo local y la exportación estaban en auge en México, por lo que de acuerdo con IHS, varias empresas productoras de poliestireno (PS), acrilonitrilo-butadieno-estireno (ABS), poliestireno expandible (EPS) y elastómeros estirénicos se instalaron en el país. Pero ahora que la demanda superó la oferta local, han tenido que recurrir a importaciones.

"La industria petroquímica mexicana está cada vez más en un déficit comercial debido a que la demanda interna está creciendo, pero se está agregando suficiente capacidad de producción local. Si bien los cambios ya están en marcha, deberíamos ver un progreso significativo para la expansión petroquímica después de 2018, cuando los impactos de la reforma energética de México verdaderamente comiencen a ayudar a crecer el negocio petroquímico del país", afirmó Rina Quijada.

Ante este panorama, la empresa IHS llevará a cabo la Conferencia de Polímeros y Petroquímica de América Latina, el 7 de noviembre próximo en Cancún, México, donde especialistas de varios países hablarán sobre la industria petroquímica, mercado y del impacto de los precios del crudo en la región.


Palabras relacionadas:
Industria petroquímica mexicana, producción petroquímica, productos químicos orgánicos, conferencia de polímeros, industria petroquímica de América Latina, petroquímicos en la industria plástica, materias primas para la industria plástica, materiales para la industria plástica
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Actualidad industrial

Documentos relacionados