Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2018

Solvay producirá Technyl en San Luis Potosí

Por: David Luna, director editorial para México

El nuevo edificio está construido sobre una superficie de 1.800 m2 y cuenta con tres laboratorios de pruebas y análisis para garantizar la calidad del producto.

Ante una audiencia compuesta de clientes y representantes del gobierno estatal, Solvay cortó el listón inaugural de una nueva planta de la División Performance Polyamides para producir polímero de la marca Technyl en la capital potosina.

Se trató de un proyecto greenfield, construido en colaboración con la firma Chunil Engineering, Tier 1 de la industria automotriz y cliente importante de la empresa belga. Solvay invirtió en esta nueva planta 5 millones de euros y en ella se producirán 10.000 toneladas del material plástico al año.

La apertura de esta planta no solo es un mensaje de consolidación en México de la compañía de Bruselas, sino que, además, es una postura clara de la confianza en el desarrollo de la industria de autopartes mexicana. Marcos Curti, director en América de la unidad de negocio global de Performance Polyamides para Solvay Group, aseguró que "México se ha convertido en un país en el que es fácil invertir y desarrollar negocios de manufactura de manera competitiva".

Según sus palabras, aproximadamente 95% de lo que se produzca en las nuevas instalaciones potosinas estará destinado a la fabricación de componentes para vehículos de motor. Curti también explicó que la evolución del diseño automotriz está abriendo la puerta a nuevos materiales basados en compuestos plásticos (como el Technyl), pues aspectos como la ligereza y la mayor presencia de electrónica en los automóviles están disminuyendo el uso de componentes metálicos e incrementando el de los fabricados con polímeros.

Solvay tiene más de 120 plantas en el mundo y más de 20 centros de desarrollo en los que se diseñan nuevos polímeros para aplicaciones industriales, materiales que, en muchos casos, aún tienen vigencia de décadas; además, en estos se producen entre 20 y 30 nuevos materiales cada año. Para Curti esto es muestra del involucramiento que tienen con las nuevas necesidades de fabricación, no sólo en la industria de automóviles, sino en otras importantes como la aeroespacial, dispositivos médicos y alimentos y bebidas. "El desarrollo de nuevos productos va de la mano de las necesidades de la demanda. Los nuevos materiales surgen de la retroalimentación con nuestros clientes", enfatizó el ejecutivo.

La promesa de valor de Solvay para sus clientes es descrita por un comunicado de la empresa como una "completa gama de servicios avanzados, destinados a acelerar el desarrollo de nuevas aplicaciones, desde la fase de caracterización de los materiales, hasta la validación de la aplicación", con servicios como impresión de prototipos en 3D (algunos se logran en tan solo 15 días) con PA6 en polvo Sinterline, simulación, simulación predictiva con MMI Technyl Design y pruebas de componentes en centros APT.

El directivo advirtió que en el caso de los vehículos de motor, los nuevos polímeros requieren desarrollar y mejorar sus características de resistencia térmica, fluidez para la manufactura de piezas complejas, resistencia eléctrica (debido a la gran cantidad de componentes electrónicos en los autos), tolerancia a ambientes químicos más agresivos y, por supuesto, con mayor capacidad de reciclado.

La planta, que ahora opera al 40% de su capacidad, es operada por 20 empleados, pero se espera que la operación pronto llegue al 50% o 60% de su capacidad, e incremente en 50% su equipo laboral. Así mismo, el cambio geográfico de la manufactura (gracias al conocido proceso de reshoring) beneficiará la demanda local, de acuerdo con declaraciones del directivo de origen carioca; es por ello que la nueva planta de San Luis Potosí resultará clave. Además, este estado del centro de México tiene en sus parques industriales a siete empresas armadoras y más de 180 fabricantes de autopartes. Desde luego, no es casual la decisión de haberse instalado en dicha ciudad de la región del Bajío.

El nuevo edificio está construido sobre una superficie de 1.800 metros cuadrados y cuenta con tres laboratorios de pruebas y análisis para garantizar la calidad del producto. Uno de estos laboratorios cuenta con una máquina de inyección de la marca Sumitomo, con la que se realizan pruebas de producto terminado, tales como dureza, color y elasticidad. El proyecto comenzó en agosto de 2016 con la obra civil, en mayo de 2017 se comenzaron pruebas mecánicas y eléctricas, y en agosto de ese mismo año, es decir hace aproximadamente siete meses, arrancaron la producción. Hoy, la planta está en completo funcionamiento.


Palabras relacionadas:
nueva planta de Solvay en México, nueva planta de Solvay en San Luis Potosí, nuevas instalaciones de Solvay en San Luis Potosí, nuevos proyectos de Solvay en México, inversiones de Solvay en México, proyecciones de Solvay en México, materiales de Solvay para la industria automotriz, materiales de Solvay para fabricar autopartes, movimientos de Solvay en México, Solvay inaugura planta en México, planes de Solvay en México, Solvay en la industria automotriz
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Materiales