Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2019 Página 2 de 5

Tecnología y oportunidades de mercado impulsan el crecimiento de la industria en Norteamérica

Dos áreas en particular generarán importantes oportunidades para los plásticos producidos en esta región: los vehículos eléctricos y los vehículos autónomos.

Pese a estas preocupaciones, la industria manufacturera estadounidense se encuentra en una etapa de crecimiento. Según el pronóstico del pasado año de la Fundación MAPI (Manufacturers Alliance for Productivity and Innovation), la industria manufacturera de Estados Unidos en su conjunto crecerá un promedio anual de 2,8 % entre 2018 y 2021. El gasto en bienes de capital aumentará un promedio anual de 6,8 % durante ese período y las exportaciones aumentarán un 6 % anual.

Todo ello es una buena noticia para la industria de plásticos, que, según un indicador, superará las cifras de empleo de la industria manufacturera estadounidense entre 2012 y 2017. Durante ese período, el empleo en la industria de fabricación plásticos creció un 1,6 %, mientras que el empleo total en la industria manufactura en Estados Unidos aumentó un 0,9 %, según las cifras desarrolladas por la Asociación de Industrias del Plástico (PLASTICS) y Probe Economics LLC.

En un informe publicado a finales del año pasado, que incluye los resultados en 2017, PLASTICS afirma que la fabricación de plásticos generó 989.000 puestos de trabajo en Estados Unidos. Esto supone un aumento del 2,4 % desde 2016, y 1,81 millones de puestos de trabajo contando a los proveedores. La publicación anual ‘2018 Size and Impact Report’ de la asociación sitúa el valor de los envíos de plásticos manufacturados en 2017 en 432.300 millones de dólares (484.100 millones de euros), lo que significa un aumento del 6,9 % con respecto al año anterior. Si se incluyen los proveedores, el valor de los envíos alcanzó los 590.600 millones de dólares (661.400 millones de euros), un 7 % más que en 2016.

Si bien es probable que el crecimiento de la industria sufra una ligera desaceleración en los próximos tres años, la demanda de productos plásticos en Estados Unidos y el resto de Norteamérica, junto con la evolución de los principales mercados de usuarios finales, podría ser suficiente para amortiguar el impacto de una desaceleración económica para procesadores y proveedores. La estabilidad relativa, y en algunos casos la devaluación, del dólar estadounidense en comparación con otras divisas importantes mantendrá la competitividad de los productos fabricados en Estados Unidos en los mercados nacionales y de exportación. En general son positivas las perspectivas a corto plazo para la industria del plástico en Estados Unidos y en América del Norte.

Mejora de la automatización

El informe del PLASTICS señala que la industria del plástico en Estados Unidos se encuentra esencialmente en pleno empleo. Como hecho anecdótico acerca de los moldeadores, extrusores y otros fabricantes cabe señalar que la mayoría dice tener dificultades para encontrar trabajadores calificados. Esta situación está impulsando los esfuerzos por parte de los fabricantes de productos, de compuestos y otros para lograr un mayor grado de automatización en las operaciones.

Muchas de estas iniciativas se basan en los principios de automatización de la Industria 4.0 (I4). La conectividad I4 recibió un importante impulso del gobierno alemán en la última década, como forma de promover la fabricación digital para mejorar la productividad, la calidad de los productos y, en última instancia, la competitividad. En Norteamérica, los procesadores progresivos están aprovechando los nuevos y potentes controles y software de especialistas como Siemens, IQMS/Dassault Systémes, Allen-Bradley, Omron, RJG y otros, así como de proveedores exclusivos de equipos y robótica. Su objetivo consiste en crear operaciones conectadas en las cuales las máquinas se comunican entre sí sin problemas, proporcionando datos operativos detallados en tiempo real.

Los resultados permiten a los fabricantes de productos ampliar el control de calidad a tamaños de lote cada vez más pequeños, incluso piezas individuales si es necesario, y asegurar que la producción cumpla plenamente las especificaciones del cliente.

Por su parte, los proveedores de automatización están equipando a los robots con sistemas de inspección visual y otros sensores para detectar problemas de calidad que van desde el exceso de flash en las piezas hasta las imperfecciones de la superficie y los disparos cortos. Estos datos se pueden utilizar para ajustar manual o automáticamente una máquina o molde de procesamiento eliminando así problemas de calidad.

La conectividad I4 también es efectiva para el mantenimiento predictivo de máquinas, moldes, herramientas y otros equipos. Al colocar sensores en puntos clave y supervisarlos, los procesadores detectan cuándo es necesario sustituir un componente, descartando de este modo la posibilidad de tiempos de inactividad inesperados y costosos, así como la producción fuera de las especificaciones.


Palabras relacionadas:
Plásticos en los vehículos eléctricos, plásticos en los vehículos autónomos, empresas norteamericanas en la feria K 2019, PIB estadounidense en 2019, fabricación de plásticos en Estados Unidos, ventajas de la automatización en la industria plástica, fabricación con Luces Apagadas, iniciativas para gravar a empresas que utilizan robots, skyports de Uber, reciclaje de plástico en Estados Unidos, Elvaloy de Dow, Alliance to End Plastic Waste.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Feria K 2019

Documentos relacionados