Promocione sus productos o servicios con nosotros
Junio de 2001 Página 1 de 5

Termoformación: un gran futuro a la vista

Mikell Knights

Nueve expertos expresan en este artículo su visión sobre el desarrollo de nuevos materiales, maquinaria, moldes y controles para los próximos diez años.

Dentro de diez años los transformadores por termoformación no se van a sorprender cuando se les solicite hacer una parte estructural con una lámina de siete capas, o reforzada con materiales compuestos. Tampoco lo harán cuando se les mencione la termoformación de botellas a partir de dos láminas o la fabricación de microformas de alta tecnología para las industrias médica o de componentes electrónicos. La formación de láminas preimpresas y la decoración dentro del molde serán más comunes, entonces. Los procesadores más aventurados en tecnología estarán operando sus plantas de manera automática ´con las luces apagadas´, dependiendo de simuladores de proceso computarizados y de máquinas controladas CNC, para minimizar la intervención humana en el proceso.

La tecnología disponible en el momento deja entrever los avances del futuro próximo con respecto a materiales, maquinaria y mercados. Pero dada la velocidad a la cual se están presentando estos desarrollos, esta visión del futuro se concretará en una realidad hacia el año 2010, de acuerdo con el pensar de un grupo de eruditos de la industria, entrevistados para efectos de este informe. La consulta se realizó con reconocidos expertos del proceso de termoformado y otras figuras de la industria, para lograr una mayor claridad sobre la forma como ocurrirán las próximas innovaciones.

Consultores de la industria: Jim Throne, presidente de Sherwood Technologies Inc., de Hinkley, Ohio. Art Buckel y Bill McConnell, socios de McConnell Co. Inc., de Forth Worth, Texas.

  • Formadores de lámina gruesa: Stephen J. Murrill, presidente de Profile Plastics Corp., de Lake Bluff, Ill. Pat Long, presidente de Formed Plastics Inc., de Carle Place, N.Y. Richard Freeman, presidente de Freetech Plastics, Fremont, California.
  • Formadores de lámina delgada: Tom Bush, vicepresidente de ingeniería en FabricKal Corp., de Kalamazoo, Mich.
  • Academia: Donald Hylton, director asociado del Centro de Investigación y Tecnología de Clark, de Atlanta University.
  • Moldes: Frank Biller, presidente de Marbach Tool & Equipment, de Elkhart, Ind.
Novedades en materiales
Pregunta¿Cuáles son los cambios que se verán en la disponibilidad de materiales para termoformación en los próximos años?

Biller: En Estados Unidos se observará un mayor uso del polipropileno para hacer tapas de tarrinas y de vasos de yogur, y en general para toda clase de aplicaciones. Cerca de 90% del mercado provendrá del cambio de las tapas formadas por inyección a las moldeadas por termoformación. Las tapas inyectadas actuales son muy pesadas y se pueden hacer por termoformación con un ahorro de 50% en materiales. Esta conversión ya está sucediendo actualmente con las tapas transparentes y preimpresas.

Throne: Solamente hasta ahora hay procesadores de termoformado aprendiendo a trabajar correctamente con los materiales olefínicos. ¿Por qué no hacer también trabajos estructurales con materiales reforzados y rellenos con compuestos? Existen aplicaciones potenciales en la industria automotriz para superestructuras de soporte. El mercado estructural es potencialmente gigantesco, pero se requiere un nivel de entendimiento superior para descifrar los requerimientos de este sector. El principio básico en el proceso de los materiales compuestos es diferente al de los plásticos que se pueden estirar fácilmente. Se requieren en el primer caso, mayores presiones y un control muy estricto de la temperatura.

Buckel: Un número mayor de piezas estructurales se fabricarán con materiales compuestos para aviación. En Europa, ya han tomado la delantera en estas aplicaciones. Se emplean láminas de termoplástico que recubren fibras tejidas de vidrio o de carbón, las calientan y luego bajo una gran presión, empujan mecánicamente el producto para formarlo.

Las piezas termoformadas se emplean para moldear las costillas para las alas y los estabilizadores en la cola de los aviones. Estas son partes que con anterioridad no se habrían hecho de plástico, pero hoy se emplean resinas de consumo masivo reforzadas con fibras de vidrio o de carbón.

Murrill: Estoy convencido de que los materiales del futuro son los de mayor resistencia a la temperatura y las resinas de ingeniería de alto desempeño, las cuales tendrán un desempeño dramático en aplicaciones donde hoy el PE, PP y PS no pueden ser empleados. Estos materiales de mayor tecnología son costosos, pero eventualmente su precio bajará.

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Termoformado

Documentos relacionados