El dilema de México: ¿reciclar o no reciclar?

El dilema de México: ¿reciclar o no reciclar?

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

A partir de este año entró en vigor la prohibición del gobierno de China para la importación de millones de desechos de plástico y otros materiales, de tal manera que los paí­ses que antes enviaban sus residuos a territorio chino ahora deberán optar por buscar un nuevo destino para su basura o desarrollar sus propias capacidades para reciclar.

México es uno de los paí­ses que exporta entre 450,000 y 500,000 toneladas anuales de desechos, 47% de las cuales van a China; ahora con estas nuevas restricciones las empresas mexicanas tendrán que prepararse para enfrentar una oportunidad de negocio o definitivamente enviar sus desechos hacia otros destinos.

La historia de China como ‘el basurero del mundo’, data de la década de los 80, cuando comenzó a comprar al mundo todo tipo de residuos para reutilizarlos y solucionar el problema de escasez de algunas materias primas que requerí­a su creciente industria, el problema es que parte de esos desechos contení­an materiales que no se podí­an reciclar y terminaban en los tiraderos generando un grave problema ambiental.

Datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) indican que China recibió en 2016 el 55.3% de todos los residuos plásticos generados en el planeta, por lo que ahora el gobierno chino ha limitado la entrada de al menos 24 tipos de desperdicios incluyendo no sólo plásticos, sino papel, minerales y textiles; y estableció lí­mites más estrictos de pureza de residuos con contaminantes a no más de 0.5%, un nivel imposible de alcanzar a decir de algunos recicladores.

Además de esas restricciones, el gobierno chino encontró que de las 1,800 empresas chinas dedicadas al reciclaje de los desechos nacionales y los provenientes de otros paí­ses, al menos 600 han cometido violaciones a la ley, por lo que muchas han tenido que cerrar y otras han suspendido sus actividades.

Presiones sobre China

Esta situación ha sido un tema que ha generado poca atención en las autoridades de algunos paí­ses, entre ellos, México; sin embargo, en Reino Unido y Estados Unidos, así­ como en Europa se ha buscado que China postergue su prohibición a fin de que los paí­ses que enví­an sus residuos se preparen para enfrentar el problema del reciclaje localmente.

En diciembre pasado el Institute of Scrap Recycling Industries (ISRI), con sede en Estados Unidos, expresó su decepción ante las medidas tomadas por el gobierno chino debido a que no están alineadas con los estándares mundiales y aunque reconoció el esfuerzo de las autoridades para mejorar el medio ambiente en China, consideró necesaria la colaboración internacional en estas decisiones a fin de no perjudicar el comercio global de chatarra y evitar la pérdida de empleos en este rubro.

“ISRI continúa solicitando respetuosamente una oportunidad para dialogar sobre estos asuntos crí­ticos y obtener un retraso en la implementación para garantizar el cumplimiento total”, afirmó Robin Wiener, presidente de ISRI en un comunicado.

Pese a las presiones, el gobierno de China continúa adelante con estas medidas, que de acuerdo con un análisis realizado por Greenpeace es que gran parte de los desperdicios que llegan a territorio chino no se reciclan o se reciclan en condiciones peligrosas, sin contar que una otros terminan en vertederos o en los océanos, lo que genera un problema mayor.

Aún así­, hay quienes consideran que las medidas tomadas por China podrí­an recrudecer el problema de los plásticos en el medio ambiente, ya que la industria china que antes utilizaba materias primas recicladas, ahora tendrá que recurrir a resinas ví­rgenes, lo que incrementará la cantidad de plásticos en el mundo; y al no ser de fácil reciclaje algunos tipos de plásticos podrí­an dejar de acopiarse.

Además, el paí­s asiático tiene tasas de reciclaje de plásticos de 22%, muy baja comparado con lo que genera; por otro lado, al dejar de importar desechos, otros paí­ses con menores capacidades técnicas como Malasia y Vietnam recibirán parte de esa basura con los riesgos que esto implica.

¿Oportunidad para México?

México genera alrededor de 8 millones de toneladas de plástico al año y sólo recupera 32% para su reciclaje, de acuerdo con la Asociación Nacional de Industria del Plástico (Anipac); aunado a esto, no existe en el paí­s suficiente infraestructura para el manejo adecuado de estos desechos.

Respecto al reciclaje de algunos tipos de plástico como el PET, el paí­s es ya un referente en América, no por nada cuenta con las plantas más grandes del mundo en reciclaje de PET grado alimenticio y recupera 57% de este tipo de plástico que se genera en el paí­s. En el caso de los plásticos de ingenierí­a la situación es totalmente opuesta.

Para Eduardo Martí­nez, presidente de la Sección de Recicladores de Anipac, la afectación que puede tener México con las medidas implementadas por China está en dos ví­as: por un lado, para los acopiadores que exportaban materiales post-consumo no procesados, el impacto es negativo porque el movimiento de éstos va a detenerse mientras se define qué hacer con ellos.

Por otro lado, para quienes se dedican a la transformación de plásticos habrá mayor disponibilidad de materiales reciclados, el impacto es positivo porque lo que antes se exportaba, ahora se quedará en el paí­s.

“El usuario de materiales reciclados o el procesador que reciclaba los desperdicios para peletizarlos y poderlos vender, tendrá más disponibilidad de materiales, entonces es una buena oportunidad para la industria de la transformación del plástico en México y también se abre el área de oportunidad para que se genere más procesamiento o más reciclaje de esos desperdicios”, comenta.

El tipo de plásticos que más exportaba México hacia China es la pelí­cula strech, que tiene una gran demanda en ese paí­s, también el PET y otros commodities, además, plásticos de ingenierí­a provenientes de piezas automotrices y electrónicos, ya que en territorio mexicano no se cuenta con capacidad técnica para procesarlos.

Y es que la realidad es que no existe un censo de capacidad instalada de empresas dedicadas al reciclaje en el paí­s, como reconoce Eduardo Martí­nez. Se habla de 150 empresas formales y otro número igual que trabajan en la informalidad o que comienzan a operar y en poco tiempo desaparecen porque no cuentan con la capacidad para el manejo de residuos.

“Hay capacidad ociosa. ¿Cuánta? Es difí­cil saberlo, pero sólo entre empresas que conozco hay cuatro que tiene capacidad instalada que no la están usando porque tal vez no han sabido cómo procesar plásticos, les llegan materiales contaminados, mezclados, y no los saben identificar. Creyeron que era un muy buen negocio, y no fue tan bueno como pensaron o no lo saben hacer bien, realmente no sé cuánta capacidad ociosa instalada hay como para poder procesar”, afirma Martí­nez.

En su opinión, con las restricciones chinas hay una oportunidad de negocio para México, sobre todo en el manejo de residuos de plásticos commodities, ya que para el caso de plásticos de ingenierí­a (ABS, Nylon, Policarbonato, PBT, etcétera) serí­a mucho más complejo.

El directivo de los recicladores asegura que hay interés de empresas mexicanas por invertir en el negocio del reciclaje de plásticos, pero no hay mucho conocimiento técnico, de modo que los que inician en este sector se enfocan en el reciclaje de polietileno, polipropileno o PET, que son más fáciles de procesar.

Pero tanto para el procesamiento de commodities como de plásticos de ingenierí­a se requiere conocimiento sobre materiales y manejo adecuado para evitar su contaminación, densidades, procesamiento, clasificación, por mencionar algunos aspectos.

“Meterse a la resinas de ingenierí­a para la mayor parte de los recicladores hoy en México no es factible, es muy complejo, y es muy costoso (…) pero seguramente va a ser algo que este año va a empezar a generar más proyectos, porque hay tres alternativas con lo de China: o se buscan otro mercado para exportarlo; o dejan de comprarlo; o empiezan a ver cómo hacer para procesarlo aquí­”, advierte Eduardo Martí­nez.

Este rubro representa para México un mercado nada despreciable de 50,000 toneladas anuales, cuyo valor en producto terminado llegarí­a a los 1,000 millones de pesos, sólo para plásticos de ingenierí­a preparados para ser utilizados nuevamente.

La inversión para una planta de reciclaje de resinas de ingenierí­a en el paí­s oscila entre los USD 500,000 y USD 1 millón, dependiendo el nivel de tecnologí­a, la capacidad productiva, la eficiencia de los equipos, etcétera.

Al final existe un área de negocio para explorar, así­ que la Anipac recomienda a los interesados que se capaciten en los temas de plástico, para poder prever situaciones de riesgo y evitar inversiones que van a significar pérdidas para una empresa o su cierre definitivo por falta de conocimiento y tecnologí­a adecuada.

En cuanto a las autoridades, hace falta que trabajen en incentivos para desarrollar una industria del reciclaje fuerte, que den incentivos fiscales porque esto ayudarí­a mucho a impulsar nuevas inversiones en este sector.

Por lo pronto, una de las acciones que está emprendiendo la Anipac es agremiar a más recicladores, además se ha enfocado en formar a los empresarios, por eso se realizará el Foro de Recicladores el 15 de mayo próximo con el fin de capacitar a las empresas en temas relevantes para su operación.

“El mensaje para los recicladores es que se capaciten, es realmente muy triste ver cómo surgen nuevas empresas y desaparecen rápido. Gente que cree que nada más comprando máquina hará todo solita, pero no saben de materiales y empiezan las pérdidas en la industria por comprar materiales sin conocer, entonces es la invitación a la industria para que se capaciten y que se unan a Anipac para aprovechar las oportunidades de negocio en el reciclaje”, añade Eduardo Martí­nez.

Te podría interesar...

Lo más leído

plastico-reciclado-en-automoviles-noticia.png.
Sostenibilidad

Las empresas automotrices muestran cada vez más su compromiso de incorporar material recic...

Verónica Alcántara・Ago 16, 2022
Bioplásticos mercado Noticia
Bioplásticos

La industria mundial de bioplásticos le apuesta a abastecer un 2% de la demanda mundial de...

Dr.-Ing. Laura Flórez・Jun 1, 2023
Moldeo por inyección: todo lo que necesita saber
Máquinas de inyección

En la industria del plástico, el moldeo por inyección es uno de los términos más comunes. ...

David Ricardo Muñoz, periodista de Tecnología del Plástico・Mar 8, 2023
Moldeo por soplado,: todo lo que debe saber
Máquinas para moldeo por soplado

Le contamos todos los aspectos técnicos que debe conocer acerca del moldeo por soplado. Qu...

David Ricardo Muñoz, periodista de Tecnología del Plástico・Mar 27, 2023

Notas recomendadas por el editor

01/02/2014

2x1: ¡Invite a un colega al 4to. Simposio y Exp...

Usted y su colega podrán interactuar con figuras representativas que presentarán avances en los procesos de manufactura de autopartes plásticas y metálicas.

LEER MÁS »

19/02/2014

Nueva gama de control de temperatura en acero i...

Disponer de una refrigeración eficaz del molde es uno de los aspectos más importantes en el proceso de inyección de piezas pl&aac

LEER MÁS »

01/04/2015

Nuevo sistema de peletizado para productos farm...

Basados en su amplia experiencia en el diseño y la fabricación de sistemas de peletizado para termoplásticos, y en su liderazgo

LEER MÁS »