Pasaporte digital hace transparente el reciclaje

Pasaporte digital hace transparente el reciclaje

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Uno de los prerrequisitos para lograr una economía verdaderamente circular es transportar la información relevante del producto, aplicación y proceso a lo largo de la cadena de valor de reciclaje. La iniciativa R-Cycle, que se presentará en la próxima feria K, está avanzando hacia la definición de un estándar global que les permita a los productos plásticos encontrar el camino de vuelta a casa.


Cuando fabricamos un producto plástico y, sobre todo, cuando fabricamos un envase, cada vez hay más preocupación, porque el material sea “reciclable”. Y este es un anuncio que podemos encontrar en muchas etiquetas: “empaque 100% reciclable”. Sin embargo, para que el cierre de ciclo sea real y un envase vuelva a ser envase, es necesario que nosotros mismos, que somos los que fabricamos envases en la cadena, tengamos la capacidad y la disponibilidad de suministro para integrar material de ese que ponemos en la calle dentro de nuestros productos.

¿Qué tan realista es esta meta? Tomemos por ejemplo una tapa de polipropileno. Si yo la pongo en el mercado y vuelve a mí, es posible que yo pueda, al menos en un porcentaje, reintegrar ese mismo producto dentro de lo que vuelvo a sacar al mercado. Sin embargo, la pregunta de fondo en este caso es: ¿qué deberíamos hacer para que el producto vuelva a casa?

Es aquí donde cobra valor la trazabilidad. Para que un producto fluya a lo largo de la cadena y vuelva a cerrarse el círculo, es necesario que a lo largo de su ciclo de vida esté claro quién es este producto y a dónde debe volver. Es importante, para mantener el valor del producto, que quien lo acopia y lo separa tenga claro qué es, y que quienes lo procesan o transforman en materia prima nuevamente no lo mezclen con materiales que le hagan a mi producto perder valor. Quiero que la tapa mantenga su identidad, mantenga su valor a lo largo del proceso de reciclaje.

 

Información para el reciclaje

Bajo esta premisa, guardar la identidad y comunicar la identidad de cada producto plástico a lo largo de la cadena de reciclaje, nace la tecnología del “pasaporte digital de producto”. El pasaporte digital es una manera de brindar a todos los involucrados en el proceso de recuperación la información que necesitan para que el producto mantenga su valor.

En Europa se ha venido trabajando en una iniciativa denominada “R-Cycle”, que otorga a los productos plásticos reciclados este pasaporte digital. El pasaporte consta de tres cosas: primero, un número de ID de tal forma que pueda identificarse el producto. Segundo, datos que se graban para este producto. Y lo tercero es un marcado que asigna el número de ID al producto. Esto puede hacerse a través de diferentes métodos: por ejemplo, un código de barras, un código QR o una marca de agua digital. “Estamos abiertos a diferentes tecnologías de marcado, y estamos trabajando con varios proveedores e iniciativas, tales como la marca de agua digital HolyGrial 2.0”, afirma el Dr. Benedikt Brenken, director de la iniciativa R-Cycle. “Nuestro enfoque en R-Cycle es capturar y suministrar datos a lo largo del ciclo de vida del producto. Dependiendo de los requerimientos, podemos seleccionar diferentes tecnologías de marcado”.

De acuerdo con Brenken, la iniciativa R-Cycletrabaja con GS1, una organización que desarrolla estándares abiertos para procesos a través de compañías. Entre ellas se encuentran los códigos de barras, que permiten identificar productos para el intercambio global. “Desde el principio, nos preguntamos: ¿qué es lo que más nos hace falta para lograr una economía circular? Y la respuesta fue: información. Para lograr una clasificación más precisa y una alta calidad de los productos plásticos reciclados necesitamos suministrar información a lo largo del ciclo de vida de cada producto plástico”. Para compartir esta información hace falta un estándar, y GS1 ya tiene estándares apropiados que pueden adaptarse.

 

Un lenguaje común

La iniciativa arrancó definiendo qué tipo de data debería ser recolectada dentro del pasaporte. En principio, es importante saber qué tipo de materiales se están empleando en el empaque y cómo debería ser reciclado. De otro lado, sin embargo, es importante asegurar que no se guarden datos que puedan revelar secretos de las compañías, tales como recetas. Y para construir el estándar se ha generado una asociación de compañías de diferentes perfiles y con diferentes intereses a lo largo de la cadena de valor, de forma tal que se dimensionen y protejan los datos que para cada eslabón son relevantes.

El gestor inicial de la idea fue Reifenhäuser, el fabricante de equipo para transformación de películas plásticas. La empresa ha trabajado ya durante varios años tratando de hacer tecnologías para empaques que puedan reciclarse fácilmente. Sin embargo, durante el proceso surgió un problema básico: ¿qué utilidad tendría fabricar empaques totalmente reciclables si finalmente llegaban a ser incinerados para recuperación térmica? Aún en Alemania, en el proceso actual de clasificación de desechos, los empaques que se reconocen como reciclables son muy limitados. “La clasificación no es suficientemente precisa, y sin embargo toda la información que se necesita para lograr un mejor reciclado está disponible en nuestras máquinas y sistemas, y ya la usamos para controlar el proceso. ¿Por qué entonces, no deberíamos ser capaces de utilizar esta información a través de las compañías para propósitos de reciclaje?”, se pregunta Brenken. Con esta información es posible clasificar mejor los desperdicios y lograr una mayor calidad del plástico reciclado, y esta información puede acompañar a cada producto fabricado.

Para lograr que un pasaporte digital sea robusto, y que sea ampliamente usado, es importe cumplir ciertos aspectos. En primer lugar, es importante utilizar un lenguaje común. La iniciativa, como se mencionó anteriormente, está trabajando con GS1 e introduciendo estándares como GTIN y EPCIS, que ya están establecidos a nivel mundial. De otro lado debería ser accesible a todos los actores. Por esto se ha desarrollado como una iniciativa de estándar abierto, con acceso sin restricciones para todos los participantes de la cadena de valor.

También es importante que pueda incorporar cada vez más datos a lo largo de la vida del producto, adicionando información sobre eventos relevantes. La transferencia de datos debería traspasar las fronteras de las compañías y asegurar la protección de información propietaria. Los datos que es comparten deberían poder seleccionarse a criterio de cada participante.

 

Casos de éxito

Ya existen en el mercado algunos casos de aplicación exitosos. Un ejemplo son bolsas producidas en conjunto con ExxonMobil, que pueden producirse y reciclarse directamente, y que gracias a la información consignada dentro del pasaporte de producto R-Cycle han sido recuperadas nuevamente para convertirse en empaques. “Esta información hace posible seleccionar bolsas y convertirlas nuevamente en materia prima dentro del proceso”, afirma Brenken.

Otro ejemplo de aplicación es una bolsa metalizada, con un “foil” producido por BrücknerMaschinenbau. Esta película metalizada es totalmente reciclable, y se ha podido convertir nuevamente en película.

También hay un ejemplo reportado en China, donde ha sido posible recuperar películas agrícolas gracias al pasaporte digital. En un proyecto de cooperación del ministerio Chino de agricultura con la GIZ, agencia alemana de cooperación internacional, ha sido posible registrar qué agricultor aplica cuál película en qué campo. “Cuando la película se recupera, se escanea nuevamente y puede hacerse un balance de cuánta película ha sido usada y cuánta fue recolectada, lo que asegura que toda la película se recupere y colecte otra vez para reciclaje”.

Es importante mencionar que cualquier empresa en el mundo puede unirse a la iniciativa e implementar la plataforma para capturar en sus productos o empaques datos relevantes para el reciclaje.

 

Digitalización para la sostenibilidad

La información almacenada en el pasaporte digital es útil más allá del reciclaje. Brenkenes consciente de que tomará algún tiempo el implementar el reciclaje a gran escala y establecer las infraestructuras necesarias. “Mientras tanto, sin embargo, queremos usar las ventajas del pasaporte digital. Puede emplearse, por ejemplo, para determinar la reciclabilidad de un producto. Los datos pueden usarse para calcular la huella de carbono, o para optimizar el proceso hacia la industria 4.0”. Las aplicaciones se están discutiendo actualmente entre varios socios. Más de 20 empresas líderes del mercado se han unido ya a la comunidad R-Cycle, y el consorcio trabaja para continuar explotando el potencial de la información consignada.

Brenken es enfático en el valor de la información para el reciclaje, y llega incluso a afirmar el que el pasaporte digital de producto es un prerrequisito para la economía circular. “La economía circular no funciona si no se comparte información entre los miembros de la cadena de valor. No es suficiente con suministrar información acerca del producto solamente al final del ciclo de vida”.

De acuerdo con el experto, las máquinas conectadas dentro de R-Cycle pueden obtener información precisa acerca de los productos respectivos del pasaporte digital, y suministrar sus propios datos de acuerdo con esto, añadiendo valor a los procesadores en el proceso aguas abajo.

Finalmente, el directivo resalta que con R-Cycle se está utilizando el potencial de la digitalización para la sostenibilidad, algo que también demanda la política dentro del marco del Plan de Acción de la Economía Circular de la Unión Europea.

Te podría interesar...

Lo más leído

plastico-reciclado-en-automoviles-noticia.png.
Sostenibilidad

Las empresas automotrices muestran cada vez más su compromiso de incorporar material recic...

Verónica Alcántara・Ago 16, 2022
Bioplásticos mercado Noticia
Bioplásticos

La industria mundial de bioplásticos le apuesta a abastecer un 2% de la demanda mundial de...

Dr.-Ing. Laura Flórez・Ago 16, 2022
Economía Circular, mitos y realidades
Materiales

Economía Circular, un nuevo concepto que busca reducir el uso de recursos naturales, reuti...

Paola Castellanos ・Sept 23, 2022
Sostenibilidad Logo DS
Máquinas para moldeo por soplado

La empresa estadounidense Davis-Standard ha anunciado recientemente la creación de su prop...

Sebastián Vargas・Sept 14, 2022

Notas recomendadas por el editor

01/02/2014

2x1: ¡Invite a un colega al 4to. Simposio y Exp...

Usted y su colega podrán interactuar con figuras representativas que presentarán avances en los procesos de manufactura de autopartes plásticas y metálicas.

LEER MÁS »

19/02/2014

Nueva gama de control de temperatura en acero i...

Disponer de una refrigeración eficaz del molde es uno de los aspectos más importantes en el proceso de inyección de piezas pl&aac

LEER MÁS »

01/04/2015

Nuevo sistema de peletizado para productos farm...

Basados en su amplia experiencia en el diseño y la fabricación de sistemas de peletizado para termoplásticos, y en su liderazgo

LEER MÁS »